“Hay que cor­tar de cua­jo el re­pun­te de la vio­len­cia”

Te­bas, pre­si­den­te de LaLi­ga, por de­lan­te de la política de UEFA

AS (Aragon) - - Internacional - JOA­QUÍN MA­RO­TO LA NO­TI­CIA

La vio­len­cia va en au­men­to en Eu­ro­pa mien­tras la UEFA man­tie­ne una política la­xa con­tra los ul­tras. Ya van tres apu­ña­la­mien­tos en par­ti­dos de Cham­pions, ade­más de la bron­ca de los ul­tras del Le­gia en Ma­drid. Pe­ro la or­ga­ni­za­ción se re­sis­te a to­mar me­di­das drás­ti­cas por­que con­si­de­ra que to­do lo que no su­ce­da den­tro de los es­ta­dios no es de su res­pon­sa­bi­li­dad. Mien­tras, tam­bién en Es­pa­ña ha ha­bi­do re­cien­te­men­te epi­so­dios gra­ves, co­mo los del pa­sa­do fin de se­ma­na en Ge­ta­fe con los ul­tras del Za­ra­go­za o los de Vi­to­ria tras la pe­lea en­tre hin­chas del Ala­vés y el Es­pan­yol. Pe­ro aquí, en nues­tro país, Ja­vier Te­bas, pre­si­den­te de LaLi­ga, no mi­ra pa­ra otro la­do. “Hay que cor­tar de cua­jo con el re­pun­te de la vio­len­cia”, di­jo a es­te pe­rió­di­co. Te­bas avi­sa que “se van a to­mar me­di­das ex­cep­cio­na­les pa­ra con­tro­lar es­ta la­cra”. En su cru­za­da cuen­ta con el apo­yo de la Po­li­cía. “Ha­ce fal­ta que los jue­ces tam­bién apli­quen mano du­ra con­tra es­tos de­lin­cuen­tes”, di­cen.

En sep­tiem­bre fue apu­ña­la­do en el ab­do­men por ul­tras del Ro­ma un afi­cio­na­do del CSKA. Des­pués, es­te mis­mo mes, un se­gui­dor del Ná­po­les re­ci­bió un na­va­ja­zo en el glú­teo en el me­tro de Es­tam­bul, cuan­do iba a ver el par­ti­do, tam­bién de Cham­pions, de su equi­po frente al Be­sik­tas. Lue­go vi­nie­ron los al­ter­ca­dos de los ul­tras del Le­gia, que pa­sa­ron por Ma­drid co­mo el ca­ba­llo de Ati­la, y fi­nal­men­te el asal­to a los se­gui­do­res de la Ju­ven­tus en Se­vi­lla que de­jan a un jo­ven bel­ga in­gre­sa­do en el hos­pi­tal Vir­gen del Ro­cío con sie­te pu­ña­la­das. Se­gún la sub­de­le­ga­da del Go­bierno, Fe­li­sa Pa­na­de­ro, “un gru­po de diez o do­ce se­gui­do­res de la Ju­ven­tus es­ta­ba ce­nan­do cuan­do, de re­pen­te, irrum­pió un gru­po de cin­cuen­ta per­so­nas, al­gu­nas con pa­sa­mon­ta­ñas, que los agre­die­ron y apu­ña­la­ron”. “La Po­li­cía tar­dó muy po­co en lle­gar y tra­ba­ja pa­ra iden­ti­fi­car a los agre­so­res”.

La Po­li­cía pi­de que, en los par­ti­dos de Cham­pions, “la UE aprue­be el in­ter­cam­bio de fi­che­ros ul­tras”. En Es­pa­ña es­te fi­che­ro ya exis­te. La UEFA in­sis­te en que le re­sul­ta “im­po­si­ble” con­tro­lar los pro­ble­mas fue­ra de los es­ta­dios, pe­ro sin em­bar­go ha da­do un pa­so al frente al li­mi­tar los des­pla­za­mien­tos de los hin­chas del Le­gia po­la­co. Pa­ra Te­bas “ha­ce fal­ta que to­dos co­la­bo­re­mos con la Po­li­cía, sean par­ti­dos de com­pe­ti­cio­nes eu­ro­peas o na­cio­na­les, y que se en­du­rez­ca la ley con­tra los vio­len­tos”.

Te­rro­rí­fi­co El se­gui­dor de la Ju­ve su­frió sie­te pu­ña­la­das y si­gue gra­ve en la UVI La­xos La UEFA mi­ra pa­ra otro la­do si el pro­ble­ma es fue­ra de los es­ta­dios

EL PA­PE­LÓN. En la ta­ber­na se­vi­lla­na fue­ron agre­di­dos los se­gui­do­res de la Ju­ven­tus.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.