Una ex­hi­bi­ción de Ia­go As­pas hun­de al Gra­na­da

El co­lis­ta si­gue sin co­no­cer la vic­to­ria es­te cur­so

AS (Aragon) - - Celta-granada - CLE­MEN­TE GARRIDO LA CRÓNICA

EI co­lis­ta si­gue sin le­van­tar ca­be­za. Y la pri­me­ra vic­to­ria de es­te cur­so de­be­rá es­pe­rar, al me­nos, una se­ma­na más. Es­ta vez su ver­du­go fue Ia­go As­pas, aquel al que bus­ca­ban ‘vivo o muer­to’ ha­ce cin­co años en Gra­na­da, en la vuel­ta de un po­lé­mi­co pla­yoff de as­cen­so a Pri­me­ra. Los na­za­ríes as­cen­die­ron y el Cel­ta se que­dó en Se­gun­da, pa­ra su­bir al año si­guien­te. Des­de en­ton­ces, As­pas no pa­ra de ven­gar­se. El moa­ñés le ha mar­ca­do seis go­les en los cin­co en­cuen­tros que han dispu­tado en Pri­me­ra. Ayer, ade­más de ano­tar, dio una cla­se maes­tra.

El Gra­na­da sa­lió or­de­na­do al te­rreno de jue­go, con una po­bla­da de­fen­sa y un fé­rreo cen­tro del cam­po. Has­ta que apa­re­ció el hu­ra­cán As­pas. El de­lan­te­ro cum­plió el iró­ni­co di­cho de cen­trar y re­ma­tar él mis­mo. Pu­so el ba­lón en el co­ra­zón del área, Ve­zo no su­po si des­pe­jar o con­tro­lar, Sau­nier le mi­ra­ba sin pres­tar ayu­da... Y de la na­da apa­re­ció As­pas pa­ra fu­si­lar a Ochoa a bo­ca­ja­rro.

Tras el gol, el Gra­na­da se des­com­pu­so y fue un ju­gue­te en ma­nos del Cel­ta, que ju­ga­ba a pla­cer. El se­gun­do tan­to, obra de Bon­gon­da, lle­gó tras una pre­ci­sa asis­ten­cia de As­pas. El moa­ñés pu­do sen­ten­ciar con una va­se­li­na des­de 30 me­tros que se es­tre­lló en el lar­gue­ro. En­ton­ces, un re­ga­lo de Ca­bral per­mi­tió que Kra­vets me­tie­ra al Gra­na­da en el par­ti­do. Pe­ro la reac­ción fue fu­gaz y Pa­pe aca­bó sen­ten­cian­do.

ES­TRENO GO­LEA­DOR. Bon­gon­da mar­có su pri­mer gol del cur­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.