Lec­ción del Ala­vés an­te un Vi­lla­rreal ago­ta­do y en cri­sis

Ibai y Ca­ma­ra­sa, go­lea­do­res en un gran pri­mer tiem­po

AS (Aragon) - - Villarreal-alavés - AL­FRE­DO MATILLA LA CRÓNICA

El Ala­vés con­fir­mó su po­de­río fue­ra de ca­sa. Quien du­de de Pe­lle­grino es­tá per­dien­do el tiem­po. Tras em­pa­tar en el Cal­de­rón y ga­nar en el Camp Nou, fue un po­co más allá en El Ma­dri­gal: ga­nó al cuar­to re­ga­lan­do una ex­hi­bi­ción de fút­bol en el pri­mer tiem­po y dan­do una lec­ción de in­te­li­gen­cia en el se­gun­do. Los go­les de Ibai y Ca­ma­ra­sa en el arran­que tum­ba­ron a un Vi­lla­rreal en cri­sis, al que la po­lí­ti­ca de las ro­ta­cio­nes ya no le fun­cio­na por­que só­lo tie­ne un on­ce bueno, al que ya no le ta­pa su so­li­dez atrás y al que se le acu­mu­lan los ma­los re­sul­ta­dos: cua­tro de­rro­tas en los úl­ti­mos seis par­ti­dos; tres de ellas an­te equi­pos vas­cos (Ei­bar, Ath­le­tic y Ala­vés).

El pri­mer tiem­po del Ala­vés ro­zó la per­fec­ción. Es­cri­bá, qui­zás por el he­cho de ha­ber ju­ga­do el jue­ves en Eu­ro­pa, no de­bió ha­cer los de­be­res ha­bi­tua­les de aná­li­sis y Pe­lle­grino le dio un re­pa­so en la pi­za­rra. Tan­to en la dis­po­si­ción del on­ce co­mo a la ho­ra de ex­pri­mir la es­tra­te­gia. El 0-1 lle­gó en el 8’ tras un es­tu­dia­do sa­que de ban­da que aca­bó con un ca­be­za­zo de Dey­ver­son al pos­te y un re­ma­te de pi­llo de Ibai. El se­gun­do pu­do lle­gar tras una fal­ta en cor­to que Theo es­tre­lló en el pa­lo (13’).

La ba­ta­lla del cen­tro del cam­po in­cli­nó la ba­lan­za. Mien­tras Bruno y Tri­gue­ros lle­ga­ban tar­de a to­dos si­tios, el Ala­vés, con cin­co hom­bres en­tre­ga­dos, man­da­ron con la po­se­sión e hi­cie­ron da­ño con su pre­sión. Así, en un ba­lón llo­vi­do que Mu­sac­chio no acer­tó a des­pe­jar ni a ce­der en el 17’, Ca­ma­ra­sa en­con­tró pre­mio a su fe. Ro­bó y ba­tió a Asen­jo en su sa­li­da. El Ma­dri­gal, en­fa­da­do, co­men­zó a pi­tar.

El Vi­lla­rreal reac­cio­nó tras el des­can­so, así que el Ala­vés de­ci­dió echar­se unos me­tros atrás. No por te­mor, sino pa­ra ex­plo­tar la ame­na­zan­te con­tra. El Vi­lla­rreal lle­gó po­co y ca­si siem­pre a ba­lón pa­ra­do. Pa­che­co se lu­ció. La sen­sa­ción fi­nal fue que si se hu­bie­ra con­ce­di­do tres ho­ras de alar­gue, el Vi­lla­rreal aca­ba­ría de­ses­pe­ra­do sa­can­do ban­de­ra blan­ca pa­ra que Ala­vés, fir­me, on­dea­ra la su­ya.

Sub­ma­rino flo­jo Cua­tro de­rro­tas (tres an­te vas­cos) en seis par­ti­dos

LA SEN­TEN­CIA. Ca­ma­ra­sa apro­ve­chó un error de Mu­sac­chio en el mi­nu­to 17 pa­ra ba­tir por aba­jo a Asen­jo y ano­tar el se­gun­do gol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.