Marc Ga­sol “Mi co­ra­zón y mi ca­be­za desean ir con la Se­lec­ción”

AS (Aragon) - - Fórmula 1 - M. DE LA TO­RRE LA ENTREVISTA

Su­pe­ra­da la frac­tu­ra en el pie de­re­cho, Marc Ga­sol (Bar­ce­lo­na, 1985) está fir­man­do su me­jor pro­me­dio ano­ta­dor en la NBA (17,9 puntos). En es­ta entrevista con AS ha­bla de su nue­va ar­ma (los tri­ples), sus ce­le­bra­cio­nes, su fu­tu­ro en la Se­lec­ción es­pa­ño­la…

Con el cam­bio de en­tre­na­dor, ¿ha cam­bia­do la cul­tu­ra de los Grizz­lies?

— La cul­tu­ra no ha cam­bia­do por­que el nú­cleo del equi­po si­gue sien­do prác­ti­ca­men­te el mis­mo con Mi­ke (Con­ley), Zach (Ran­dolph), Tony Allen y yo. Lo que sí ha va­ria­do es el es­ti­lo de jue­go. Los pí­vots ocu­pa­mos po­si­cio­nes más abier­tas para crear es­pa­cios.

— Pa­re­ce que han da­do con la te­cla. Lle­van sie­te vic­to­rias en los úl­ti­mos ocho par­ti­dos.

— Sí, es­ta­mos en lí­nea as­cen­den­te. Más allá del re­sul­ta­do, tú tie­nes que creer en al­go. Ga­nar y per­der no es tan im­por­tan­te co­mo se­guir cre­cien­do co­mo equi­po.

— Se le ve re­cu­pe­ra­do de la frac­tu­ra que su­frió en el pie de­re­cho a prin­ci­pios de año. ¿Se si­gue acor­dan­do del pie?

— La ver­dad es que no. Tu­ve la suer­te de ha­cer un buen ejer­ci­cio men­tal an­tes de co­men­zar la tem­po­ra­da. Ob­via­men­te, des­per­tar e ir­se a dor­mir ca­da día con el pie bien te da mu­cha tran­qui­li­dad, pe­ro eso ya que­da atrás.

— Es­ta tem­po­ra­da ha con­ver­ti­do más tri­ples (23) que en sus ocho pri­me­ros años en la NBA (12). ¿Es una pe­ti­ción ex­pre­sa de su nue­vo téc­ni­co?

— No sé si lla­mar­lo pe­ti­ción, res­pon­de más a una idea. Si ve­mos có­mo ju­ga­ban los Heat con Ch­ris Bosh, es­te ac­tua­ba en po­si­cio­nes muy abier­tas para per­mi­tir que jugadores co­mo LeB­ron y Wa­de pe­ne­tra­ran en la zo­na. No­so­tros no te­ne­mos a nin­guno de los dos, pe­ro con jugadores que ha­cen otras co­sas el con­cep­to es ese: sa­car de la pin­tu­ra a los pí­vots, ace­le­rar nues­tro ata­que y de­jar más es­pa­cio para los ex­te­rio­res.

— Se le ve muy có­mo­do lan­zan­do des­de fue­ra.

— To­da mi ca­rre­ra he si­do un in­te­rior. Me sien­to có­mo­do en la pin­tu­ra y me gus­ta ju­gar ba­jo el aro, don­de he vi­vi­do siem­pre. Pe­ro hay que se­guir evo­lu­cio­nan­do con el jue­go y aho­ra ten­go un ar­ma más: el tri­ple.

— Le he­mos vis­to imi­tar a Johnny Cash y al lu­cha­dor Co­nor McG­re­gor. ¿Te­nía pen­sa­do ha­cer es­tas ce­le­bra­cio­nes?

— Des­pués del par­ti­do en Mil­wau­kee vi­mos la pe­lea de McG­re­gor mien­tras ce­ná­ba­mos. Mu­chas de las co­sas que hi­zo nos lla­ma­ron la aten­ción. Tan­to ha­blar de él que en el par­ti­do an­te los Clip­pers sur­gió que imi­ta­ra su bai­le. Y lo de Cash, más de lo mis­mo, yen­do en el co­che es­cu­ché una can­ción y me sa­lió así. No lo pien­so de an­te­mano.

— O sea que no des­car­ta al­gún otro bai­le en el fu­tu­ro.

— El ce­re­bro hu­mano fun­cio­na de ma­ne­ra es­pe­cial (ríe).

— ¿En qué con­sis­te su la­bor de lí­der del ves­tua­rio?

— Co­mo ca­pi­tán para mí es un ho­nor ayu­dar a mis com­pa­ñe­ros en to­do lo que pue­da. Te­ne­mos mu­chos jugadores nue­vos, otros que se es­tán adap­tan­do a un nue­vo rol, las le­sio­nes… In­ten­to ha­cer­les esa tran­si­ción lo más fá­cil po­si­ble.

— Se han re­ti­ra­do Ko­be, Dun­can, Gar­nett…, pe­ro Vin­ce Car­ter si­gue al pie del ca­ñón.

— No tie­ne mie­do. Es un ejem­plo de adap­ta­ción a los nue­vos re­tos de la NBA. Ha pa­sa­do de su­per­es­tre­lla a ju­ga­dor de ro­ta­ción. Es muy im­por­tan­te para no­so­tros, un gran com­pa­ñe­ro y ami­go. Un ju­ga­dor úni­co.

— Su her­mano le hi­zo ca­so y aca­bó fir­man­do con los Spurs. ¿Có­mo le ve en su adap­ta­ción?

— El equi­po tam­bién se está adap­tan­do a él. No pue­des ob­viar a Pau. Tie­nes que ha­cer que en par­te tu jue­go sea ha­cia él. Hay que en­con­trar ese tér­mino me­dio en el que am­bas par­tes sal­gan be­ne­fi­cia­das. Así, el Pau ju­ga­dor se sen­ti­rá más im­por­tan­te y el equi­po tie­ne más po­si­bi­li­da­des de ser pe­li­gro­so.

— ¿Irá al pró­xi­mo Eu­ro­peo?

— Oja­lá el cuer­po es­té a to­pe. La ca­be­za y el co­ra­zón desean es­tar en la Se­lec­ción con mis com­pa­ñe­ros y ami­gos. El año pa­sa­do lo pa­sé mal cuan­do tu­ve que aban­do­nar la con­cen­tra­ción. Es­pe­ro que no se re­pi­ta nun­ca más.

— Re­ci­bió al­gu­nas crí­ti­cas por no es­tar con Es­pa­ña en los Jue­gos y en el Eu­ro­bas­ket.

— No pue­des con­tro­lar las opi­nio­nes ne­ga­ti­vas. To­do el mun­do tie­ne de­re­cho a opi­nar y de­bes res­pe­tar­lo. Apren­des de tus de­ci­sio­nes, re­fle­xio­nas y tra­tas de me­jo­rar para el fu­tu­ro. El año pa­sa­do no re­cha­cé ir con la Se­lec­ción, sino que no pu­de lle­gar. Si jue­go y me rom­po de nue­vo el pie, no es­ta­ría aho­ra ha­cien­do es­ta entrevista.

Ti­ra­dor “Siem­pre he si­do un in­te­rior, pe­ro aho­ra ten­go otra ar­ma: el tri­ple” Imi­ta­cio­nes “No las te­nía pen­sa­das. El ce­re­bro fun­cio­na de ma­ne­ra es­pe­cial”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.