“El Barça quiso lle­var­se a Ma­riano el año pa­sa­do...” Pim­pi­ne­la

AS (Aragon) - - Barça-real Madrid - I. MIGUELEZ LA EN­TRE­VIS­TA

En­ri­que Pim­pi­ne­la pue­de pre­su­mir de ser el des­cu­bri­dor de Ma­riano, la sen­sa­ción de la can­te­ra blan­ca. —Sí, lo fi­ché para el CD Pre­mià. Es­toy con­ten­tí­si­mo de que el chi­co pros­pe­re, ca­si co­mo si fue­ra su pa­dre. —¿Se si­guen acor­dan­do en el Pre­mià del de­lan­te­ro his­pano-do­mi­ni­cano? —Cla­ro que sí. Du­ran­te el par­ti­do con­tra la Cul­tu­ral me man­dó un men­sa­je el coor­di­na­dor del club di­cién­do­me: ‘Ma­ño, que ojo tu­vis­te...’. Me lo en­vió por­que ya le ha­bía di­cho por la ma­ña­na que Ma­riano iba a con­se­guir un hat-trick... —Se vuel­ve a ha­blar de si se que­da­rá o se mar­cha­rá en al­gu­na ce­sión aho­ra en enero... —Siem­pre di­go que de­be­ría sa­lir ce­di­do. En el par­ti­do con­tra la Cul­tu­ral lo vi muy bien. Fí­si­ca­men­te es un atle­ta. Co­rre de una ma­ne­ra muy pa­re­ci­da a la de Cris­tiano cuan­do en­ca­ra la por­te­ría con­tra­ria. Es­pe­cial­men­te en el se­gun­do gol, cuan­do la para con el pe­cho des­pués y la ‘en­di­ña’ a gol. —¿Có­mo fue el sal­to de Ma­riano al Ma­drid? —Es­tan­do aquí, en el Ca­de­te, es cuan­do vie­ne y lo fi­cha el Ba­da­lo­na. Era nor­mal. Y es allí don­de el ojea­dor del Ma­drid para Ca­ta­lu­ña le echan el ojo... —¿Y el Barça? —Por aquel tiem­po el Bar­ce­lo­na ja­más se pu­so en con­tac­to con él. Sí que se in­tere­sa­ron la tem­po­ra­da pa­sa­da. Ro­bert Fer­nán­dez quiso lle­vár­se­lo al Barça B an­tes de que re­no­va­se con el Ma­drid. Pe­ro se en­te­ró Zi­da­ne y por eso le re­no­va­ron el con­tra­to pro­fe­sio­nal. —La ma­dre de Ma­riano es do­mi­ni­ca­na y el chi­co ju­gó un par­ti­do amis­to­so con la se­lec­ción ca­ri­be­ña en 2013. ¿No ha que­ri­do vol­ver a ju­gar con ellos por­que se es­tá re­ser­van­do para La Ro­ja? —Es­tá desean­do que Lo­pe­te­gui le lla­me. Su de­seo es ju­gar con Es­pa­ña. Él es es­pa­ñol. Na­ció en Pre­mià y fue bau­ti­za­do en Pre­mià... Su pa­dre y su abue­lo son de aquí. Ju­gó aquel amis­to­so con Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na por­que era una as­pi­ra­ción que te­nía y era jo­ven­ci­to. Pe­ro en su ca­be­za es­tá es­pe­rar a La Ro­ja.

La Ro­ja “Ju­gó con Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na un amis­to­so, pe­ro es­pe­ra a Es­pa­ña”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.