Se nos va Iniesta, nos que­da su ejem­plo

AS (Aragon) - - Tema Del Día - ALFREDO RELAÑO

Al­go se mue­re en el al­ma cuan­do un ami­go se va... No hay que po­ner­le mú­si­ca de se­vi­lla­nas pa­ra sen­tir­lo. Aho­ra que sa­be­mos que Iniesta ha de­ci­di­do ir­se del Ba­rça pa­ra re­ma­tar su ca­rre­ra en Chi­na, sen­ti­mos to­dos una nos­tal­gia sin­gu­lar. Aún que­dan unos par­ti­dos pa­ra dis­fru­tar­le, entre ellos la fi­nal de Co­pa, es­te fin de se­ma­na, y lue­go la Co­pa del Mun­do en Ru­sia, pe­ro ya na­da se­rá igual, por­que sa­be­mos que pron­to do­le­rá el hue­co de su au­sen­cia. Tam­bién en es­to el fút­bol es me­tá­fo­ra de la vi­da. La fe­li­ci­dad nos acom­pa­ña mien­tras nos acom­pa­ña, pe­ro pa­sa el tiem­po, pa­san las co­sas, pa­sa la vi­da, to­do pa­sa y ahí te apa­ñes con lo que ven­ga... To­dos los ju­ga­do­res se van, to­dos se lle­van un tro­zo de esa vi­da de re­pues­to que nos ofre­ce el fút­bol, se­gún le es­cu­ché un día a Gar­ci. Pe­ro unos se lle­van un tro­zo más gran­de que otros, y el de Iniesta es de los más gran­des. Ha si­do uno de los ju­ga­do­res ban­de­ra de los me­jo­res años de nues­tro fút­bol, de esa épo­ca ple­na que él sim­bo­li­za por el gol que más fe­li­ces nos hi­zo. Pe­ro no fue só­lo ese gol. Fue­ron par­ti­dos y par­ti­dos, mi­nu­tos y mi­nu­tos de re­crear­nos con ese jue­go sua­ve y es­té­ti­co, co­mo si sus bo­tas en lu­gar de ta­cos cal­za­ran pa­ti­nes. Al­can­zó una re­la­ción ca­si mu­si­cal con el ba­lón. Ha si­do un re­ga­lo ver­le ju­gar tan­tos años. Qui­zá se va de­ma­sia­do pron­to. So­mos mu­chos los que aún le ve­mos vi­gen­te. De he­cho, se man­tie­ne fir­me en es­te Ba­rça que va ca­mino de ga­nar La­Li­ga, qui­zá in­vic­to, y en la Se­lec­ción, que va al Mun­dial con va­ra al­ta. Pe­ro, pru­den­te co­mo es, no quiere qui­zá ver­se co­mo To­rres en el Atle­ti, ju­gan­do ra­tos suel­tos, al al­bur de un criterio ajeno, que le ex­ce­de. Por eso se va, co­mo otros an­tes. Ca­si­llas a Por­tu­gal, Xa­vi a Qa­tar, Vi­lla a Estados Unidos, Iniesta a Chi­na, don­de qui­zá se en­cuen­tre con To­rres... Pa­re­ce que ca­da vez se van más le­jos, co­mo si nues­tro fút­bol fue­se una te­rri­ble cen­tri­fu­ga­do­ra. Pe­ro se va­yan don­de se va­yan, si­guen entre no­so­tros.

“...AN­TES. CA­SI­LLAS

A POR­TU­GAL, XA­VI

A QA­TAR, VI­LLA A

ESTADOS UNIDOS...”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.