Fernando To­rres “No pue­de ha­ber di­vi­sión por el Cho­lo y por mí” Re­cuer­do “Quie­ro que mi úl­ti­ma ima­gen no sea de no ju­gar o no ir con­vo­ca­do”

AS (Aragon) - - Atlético De Madrid - EL LAR­GUE­RO LA TRANS­CRIP­CIÓN

Una se­ma­na des­pués de anun­ciar su adiós al Atlé­ti­co pa­ra fi­nal de la tem­po­ra­da, To­rres se pa­só por los mi­cró­fo­nos de ‘El Lar­gue­ro’. El Ni­ño ex­pli­có por qué eli­gió el mo­men­to de des­pe­dir­se: “Que­ría te­ner una cuenta atrás pa­ra des­pe­dir­me de la gen­te en el cam­po, no con un co­mu­ni­ca­do”.

¿Se ha qui­ta­do un pe­so de en­ci­ma con el anun­cio?

—De­cía fe­liz por el par­ti­do, pro­cu­ro no pen­sar mu­cho en que que­da muy po­co en el Atle­ti.

—¿Por qué se va del Atlé­ti­co?

—Hay una co­sa que te­nía cla­ra des­de que vol­ví: po­der ele­gir cuan­do des­pe­dir­me de la gen­te en el cam­po, no a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do en plan ‘no voy a vol­ver’. Ne­ce­si­ta­ba de­cir­lo con tiem­po. Sa­ber que ca­da par­ti­do es par­te de una cuenta atrás pe­ro po­der des­pe­dir­me bien. Pien­so que la úl­ti­ma ima­gen que ves de al­guien que­da pa­ra siem­pre. No que­ría que que­da­ra la ima­gen de no ju­gar, no es­tar en las convocatorias. Que­ría avi­sar y dar un pe­rio­do de tran­si­ción pa­ra asi­mi­lar­lo to­dos. El mo­men­to es bueno, no ha crea­do di­vi­sión, que tam­po­co que­ría eso. Nun­ca he que­ri­do di­vi­dir. Se ha en­ten­di­do bien, igual que la pri­me­ra vez que sa­lí. En­ton­ces me de­cían ‘pien­sa en ti, cre­ce’. Hoy son mu­chos los mo­ti­vos por los que me voy, pe­ro el prin­ci­pal es por­que es el mo­men­to. Que­ría te­ner es­ta cuenta atrás y des­pe­dir­me de la gen­te en el cam­po.

—¿Le lla­mó el Cho­lo ese día?

—Es mi en­tre­na­dor y he­mos ha­bla­do mu­chas ve­ces de es­tas co­sas, ca­da año me ha to­ca­do tan­tear es­te te­ma. He­mos ha­bla­do mu­chas ve­ces en pri­va­do, tam­bién con los due­ños y él sa­bía que es­ta era mi idea. No ten­go nin­gún pro­ble­ma con él, nos he­mos di­cho en pri­va­do to­do. Pa­ra él tam­po­co es fá­cil, ir con cui­da­do con ca­da pa­la­bra que usa…

—¿Él sa­bía que lo di­rías?

—No, lo sa­bía muy po­qui­ta gen­te, los ne­ce­sa­rios. No que­ría dar­le tan­ta im­por­tan­cia co­mo pa­ra pa­rar to­do y mon­tar un ac­to ins­ti­tu­cio­nal. Lo im­por­tan­te era el Spor­ting, no que­ría des­viar. Yo sa­bía que el club es­ta­ba con­mi­go.

—La gen­te cree que se va por el Cho­lo…

—Yo que­rría se­guir to­da la vi­da, pe­ro no siem­pre uno con­si­gue lo que quiere, no to­do sa­le co­mo sue­ñas. Hay que ser ho­nes­to y pen­sar que qui­zá sea lo me­jor. Pe­ro in­sis­to: no hay un mo­ti­vo. Y lo im­por­tan­te es que el Atlé­ti­co es­té uni­do y ga­ne. So­mos po­qui­tos y necesitamos es­tar jun­tos. No pue­de ha­ber di­vi­sión por el Cho­lo y por mí.

—¿Cree que le ha per­ju­di­ca­do el fa­mo­so en­torno?

—Son per­so­nas con nom­bre y ape­lli­do que ex­pre­san sus opi­nio­nes. Lle­vo des­de los 17 ex­pues­to y he apren­di­do a con­vi­vir con la crí­ti­ca. —¿Pe­ro cree que de­fen­der­le en cier­tos mo­men­tos ha po­di­do ser ne­ga­ti­vo?

—Yo nun­ca ac­tua­ré di­fe­ren­te por pa­la­bras de un ter­ce­ro. Cuan­do era más jo­ven sí me afec­ta­ba, me en­fa­da­ba, que­ría leer, sa­ber y me re­be­la­ba. Pe­ro la ma­du­rez te en­se­ña que es ne­ce­sa­ria. Cuan­do no tie­nes crí­ti­cas y to­do va bien, ya me lo de­cía Luis Ara­go­nés, te van a ha­cer un pe­des­tal y cuan­do es­tés arri­ba, te van a dar el gol­pe, te vas a caer y va a ser peor. Pe­ro en­cuen­tras gen­te que te en­se­ña a vi­vir al­go pa­ra lo que no es­tás pre­pa­ra­do.

—¿Y sien­te un re­cha­zo entre el Cho­lo y su en­torno?

—El Cho­lo quiere ga­nar. No le afec­ta la opinión de na­die pa­ra ha­cer una alie­na­ción. Ja­más le he di­cho a un pe­rio­dis­ta que di­ga o no di­ga al­go. ¿Quién soy yo? Me preo­cu­po de lo mío.

—¿Por qué el mís­ter le po­ne co­mo ejem­plo de pro­fe­sio­na­li­dad y lue­go no en el cam­po? —Son co­sas in­de­pen­dien­tes. In­ten­to que na­die pue­da re­pro­char­me na­da. Que no di­gan que he en­tre­na­do mal por­que es­toy en­fa­da­do. Luis me de­cía ‘en­fá­de­se con us­ted mis­mo cuan­do no jue­gue’.

—¿Sien­te que en el

Atle­ti po­dría se­guir rin­dien­do?

—Siem­pre he em­pe­za­do en una po­si­ción des­de atrás, co­mo su­plen­te. Lue­go he aca­ba­do ha­cien­do go­les y sien­do im­por­tan­te y al año si­guien­te me ha to­ca­do re­mon­tar. No pa­sa na­da. Se acep­ta con hu­mil­dad. Es­te año ha cam­bia­do, ha lle­ga­do Die­go Cos­ta co­mo ti­tu­lar y ya te cam­bia la pers­pec­ti­va. Hay que pe­lear por ju­gar lo má­xi­mo con Ke­vin y la lí­nea es des­cen­den­te. No es que no me sien­ta tan bien co­mo el año pa­sa­do, pe­ro ana­li­zas y sa­bes ha­cia dón­de va: a te­ner me­nos mi­nu­tos que más.

—Di­jo ha­ce una se­ma­na: “no voy a ju­gar ha­ga lo que ha­ga”.

—Por muy bien que yo va­ya a es­tar, en­tien­do que hay dos com­pa­ñe­ros que son ti­tu­la­res. Griez­mann y Cos­ta es­tán entre los 5 me­jo­res del mun­do. Quie­ro se­guir ju­gan­do y sa­lir bien.

—¿Qué le pa­re­ció cuan­do di­jo Si­meo­ne que no se es­for­za­ría por us­ted co­mo por Griez­mann?

—Yo no co­no­cía lo que di­jo, pe­ro ya sa­bes en­ten­der las si­tua­cio­nes. Se in­ten­ta­ba crear una di­vi­sión y no quie­ro. Nos quieren qui­tar del ca­mino de pe­lear con los gran­des y el con­flic­to es una ma­ne­ra. No ha­bía ha­bla­do con el Cho­lo

Si­meo­ne “Pa­ra él es­to tam­po­co es fá­cil, ir con cui­da­do con las pa­la­bras que usa”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.