El Atle­ti se pre­pa­ra pa­ra la ‘fi­nal’ del TAS del lu­nes

Pre­sen­ta­rá su ape­la­ción con­tra la san­ción FIFA an­te tres jue­ces ár­bi­tros El Real Ma­drid lo hi­zo an­te uno

AS (Galicia) - - Atlético De Madrid - JOR­GE GAR­CÍA MA­DRID

Si im­por­tan­te era la ci­ta del pa­sa­do mar­tes en Lei­ces­ter pa­ra el Atlé­ti­co, no me­nos lo se­rá la del pró­xi­mo lu­nes en Lau­sa­na, en la se­de del Tri­bu­nal de Ar­bi­tra­je De­por­ti­vo (TAS). El club in­ten­ta­rá pro­bar en es­ta cor­te que la san­ción im­pues­ta por la FIFA, por la que se le im­pi­de fi­char has­ta la ven­ta­na de mer­ca­do de enero de 2018, es in­jus­ta. El Atlé­ti­co se­rá de­fen­di­do por el bu­fe­te mu­ni­qués Mar­tens en la per­so­na de Ch­ris­tian Kei­del. Lo ha­rá an­te un trío de jue­ces ár­bi­tros, uno de­sig­na­do por ca­da par­te. Es­ta es una di­fe­ren­cia con res­pec­to a la vis­ta a la que el pa­sa­do mes de di­ciem­bre se so­me­tió el Real Ma­drid por la mis­ma san­ción.

Di­fe­ren­cia. En aque­lla fue un so­lo ár­bi­tro, el sui­zo Mi­che­le Ber­nas­co­ni, el que es­cu­chó los ar­gu­men­tos de las par­tes y de­ci­dió. El pro­ce­di­mien­to de ape­la­ción del TAS es­ti­pu­la que el pa­nel de ex­per­tos es­ta­rá com­pues­to por tres ár­bi­tros. Ca­da una de las par­tes ele­gi­rá a uno y el pre­si­den­te de la Di­vi­sión de Ar­bi­tra­je es­co­ge­rá al ter­ce­ro, que ejer­ce­rá de pre­si­den­te del equi­po. Sin em­bar­go, si las par­tes lle­gan a un acuer­do, o si el TAS lo es­ti­ma opor­tuno, po­drá nom­brar­se a un ár­bi­tro úni­co. Así fue en el ca­so del Ma­drid.

El Atlé­ti­co re­nun­ció a pe­dir la sus­pen­sión cau­te­lar de la san­ción, de­cli­nan­do así fir­mar du­ran­te el pa­sa­do mer­ca­do de enero, tras al­can­zar un acuer­do pa­ra que el TAS emi­ta el fa­llo de su ape­la­ción an­tes del 1 de ju­nio. El club tie­ne con­fian­za en que, co­mo en el ca­so del Real Ma­drid, la san­ción sea re­du­ci­da pa­ra po­der fir­mar es­te ve­rano. Ch­ris­tian Kei­del, su abo­ga­do, ex­pli­có ha­ce po­cas fe­chas en AS que “no hay di­fe­ren­cias” en­tre el ca­so del Atlé­ti­co y el del club blan­co en cuan­to al fon­do. La es­tra­te­gia ro­ji­blan­ca pa­sa por abru­mar con prue­bas y tes­ti­mo­nios al ju­ra­do. Pri­me­ro, pa­ra pro­bar que su can­te­ra no es un ele­men­to de es­pe­cu­la­ción ni de mer­ca­deo, sino una ins­ti­tu­ción don­de se for­man y edu­can a los fut­bo­lis­tas. Ade­más, de­mos­trar que los me­no­res de as­cen­den­cia ex­tran­je­ra en nin­gún ca­so han vi­vi­do una si­tua­ción de des­arrai­go y siem­pre han es­ta­do tu­te­la­dos por su fa­mi­lia.

Co­rri­gió. En ese ca­so ade­más, co­mo hi­zo el Real Ma­drid, se de­mos­tra­rá que los me­no­res fue­ron ins­cri­tos me­dian­te los cau­ces ló­gi­cos, a tra­vés de la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la. El Atlé­ti­co cuen­ta con que tam­bién sir­va de des­car­go que, en cuan­to tu­vo co­no­ci­mien­to de la san­ción, aten­dió el prin­ci­pio de le­ga­li­dad y re­gu­la­ri­zó in­me­dia­ta­men­te la si­tua­ción de los fut­bo­lis­tas, con­for­me a lo que exi­gía la FIFA. El Real Ma­drid fue in­ves­ti­ga­do por la si­tua­ción de 39 me­no­res, mien­tras que el Atlé­ti­co lo ha si­do por 183. El pla­zo má­xi­mo pa­ra el fa­llo del TAS por una ape­la­ción es de tres me­ses, pe­ro en el ca­so de so­li­ci­tud o emer­gen­cia, co­mo es és­te, se acor­ta­rá a unos cuan­tos días.

El Real Ma­drid no tar­dó ni una se­ma­na en co­no­cer la con­clu­sión del su­yo, pe­ro es cier­to que el nú­me­ro de ca­sos era me­nor y se tra­ta de jus­ti­fi­car ca­da uno de ellos.

Re­so­lu­ción

El fa­llo del TAS de­be co­no­cer­se an­tes del pró­xi­mo 1 de ju­nio

EN LAU­SA­NA. El Atlé­ti­co es­ta­rá re­pre­sen­ta­do el pró­xi­mo lu­nes en la cor­te del TAS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.