Zi­da­ne Flo­ren­tino los ha te­ni­do de to­dos los co­lo­res

Zi­da­ne se­rá su un­dé­ci­mo téc­ni­co en do­ce años en la pre­si­den­cia

AS (Las Palmas) - - REAL MADRID - MAR­CO RUIZ /

Los diez en­tre­na­do­res en do­ce años de Flo­ren­tino han es­ta­do en las an­tí­po­das unos de otros, tan­to por su es­ti­lo fut­bo­lís­ti­co co­mo por su per­so­na­li­dad. Fue Mou­rin­ho, el que más frac­tu­ra creo en el ma­dri­dis­mo, quien aguan­tó más tiem­po (tres tem­po­ra­das). es su un­dé­ci­ma ba­la...

Flo­ren­tino siem­pre qui­ta­ba la au­to­ri­dad al en­tre­na­dor. Se caía un avión en Co­lom­bia y la cul­pa era del en­tre­na­dor. Lle­ga­ba un ju­ga­dor bo­rra­cho al en­tre­na­mien­to y la cul­pa era del en­tre­na­dor...”. Así de­fi­nía Arri­go Sac­chi en una en­tre­vis­ta con AS, en 2009, la ac­ti­tud de Flo­ren­tino con los téc­ni­cos. Lo vi­vió de cer­ca cuan­do fue con­tra­ta­do por el pro­pio Flo­ren­tino co­mo di­rec­tor de fút­bol en 2005 po­co an­tes de que el ac­tual pre­si­den­te die­ra la es­pan­ta­da en su pri­me­ra eta­pa, en la que se fue di­cien­do que ha­bía “con­sen­ti­do a los ju­ga­do­res”. En es­ta su se­gun­da eta­pa los en­tre­na­do­res van pa­san­do al mis­mo rit­mo que en la pri­me­ra (Zi­da­ne es el un­dé­ci­mo en do­ce años en la pre­si­den­cia), pe­ro hay una di­fe­ren­cia. Aho­ra no hay di­rec­tor de­por­ti­vo. Es el pro­pio Flo­ren­tino el que ejer­ce co­mo tal.

Es sor­pren­den­te tam­bién la po­ca re­la­ción que guar­dan en­tre sí los es­ti­los y las per­so­na­li­da­des de los téc­ni­cos que ha ido eli­gien­do Flo­ren­tino en su lar­ga lis­ta. Del hom­bre de la ca­sa con­ci­lia­dor que era Del Bos­que a la cor­ba­ta del po­lí­glo­ta Quei­roz. De la fu­ria de Ca­ma­cho a la sin­gu­la­ri­dad del cua­dra­do má­gi­co de Lu­xa, que in­clu­so qui­so po­ner un pin­ga­ni­llo a Raúl. In­te­ri­ni­da­des co­mo las de Gar­cía Re­món o la del re­li­gio­so an­da­luz Ló­pez Ca­ro. Ya en la se­gun­da eta­pa lle­gó un in­ge­nie­ro chi­leno. Y Mou­rin­ho, el que más le du­ró (el úni­co que ha es­ta­do más de dos tem­po­ra­das con Flo­ren­tino), y eso a pe­sar de la di­vi­sión que creó en­tre el ma­dri­dis­mo... A An­ce­lot­ti no le va­lió ni ga­nar la Dé­ci­ma. El úl­ti­mo de la lis­ta ha si­do Be­ní­tez, al que con­tra­tó (ava­la­do por José Án­gel Sánchez) por­que no te­nía más op­cio­nes. El sue­ño pre­si­den­cial era en­ton­ces Low, aún con con­tra­to con Ale­ma­nia y con la Eu­ro­co­pa en cier­nes.

Sac­chi “Flo­ren­tino siem­pre le qui­ta­ba

to­da la au­to­ri­dad al en­tre­na­dor”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.