“Hay que acep­tar­lo, pe­ro duele que un co­le­ga sal­ga así” Si­meo­ne

AS (Las Palmas) - - RAYO VALLECANO-ATLÉTICO DE MADRID - F. J. DÍAZ /

Tras el dispu­tado par­ti­do que tu­vo con­tra el Ra­yo en Li­ga, aho­ra vuel­ven a ver­se las ca­ras en Co­pa... —Pue­de que ha­ya un cam­bio de nom­bres en su equi­po, pe­ro hay con­jun­tos que tie­nen muy cla­ro a lo que jue­gan y uno de ellos es el Ra­yo; tam­bién el Barcelona, el Se­vi­lla, el Cel­ta... Y po­si­ble­men­te me ol­vi­da­ré de al­gu­nos. La esen­cia del Ra­yo se­rá la mis­ma. Lo que di­je cuan­do sa­lió el sor­teo lo man­ten­go aho­ra, es un equi­po que ata­ca, ha he­cho go­les en ca­si to­dos los par­ti­dos. —¿Ju­ga­rán Kra­ne­vit­ter y Au­gus­to? —Es una bue­na opor­tu­ni­dad pa­ra que jue­guen. Kra­ne­vit­ter es­tá pa­ra ju­gar. Ne­ce­si­tan ju­gar, es una bue­na opor­tu­ni­dad pa­ra ver có­mo es­tá. Au­gus­to ju­gó en el Cel­ta y no ten­drá in­con­ve­nien­te en ha­cer­lo. —Más de 2.500 afi­cio­na­dos es­tu­vie­ron apo­yan­do al equi­po des­de las gra­das... —Es im­por­tan­te que la gen­te es­té cer­ca del equi­po. Lo es­tu­vo siem­pre. Cuan­do nos fue bien, tam­bién mal y cuan­do lle­gué en una si­tua­ción in­có­mo­da el equi­po es­tu­vo cer­ca. No creo que a la gen­te del Atlé­ti­co le cam­bie el li­de­raz­go. La hin­cha­da es­tá siem­pre con el equi­po, tan­to en las cir­cuns­tan­cias po­si­ti­vas co­mo ne­ga­ti­vas. —¿Có­mo ve el fu­tu­ro más cer­cano de Tho­mas? —Lo ma­ne­ja la di­rec­ción de­por­ti­va. Cuan­tos más ju­ga­do­res com­pe­ti­vi­vos ten­ga­mos, pa­ra mí es me­jor. To­dos no po­drán ju­gar, ju­ga­rán los que el cam­po mar­que con he­chos. —¿Có­mo ha vis­to la des­ti­tu­ción de Be­ní­tez? —Siem­pre que sa­le un co­le­ga no es bueno pa­ra cual­quie­ra de los en­tre­na­do­res, es una si­tua­ción que duele. Hay que acep­tar­lo por­que es par­te del jue­go. Quie­ro desear lo me­jor al que en­tre y to­da la fuer­za a los en­tre­na­do­res que tie­nen que sa­lir. —Ben­di­ta es­ta­bi­li­dad la del Atlé­ti­co... —Es cla­ro y muy im­por­tan­te sos­te­ner la es­ta­bi­li­dad del tra­ba­jo. Cuan­do un en­tre­na­dor sa­le no es bueno, pues­to que en su lu­gar po­de­mos es­tar cual­quie­ra de no­so­tros. Be­ní­tez es un gran en­tre­na­dor, con una his­to­ria enor­me y le de­seo lo me­jor.

La afi­ción “No creo que a la gen­te del Atlé­ti­co le cam­bie el li­de­raz­go”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.