Mi­chu em­pie­za de ce­ro en Ter­ce­ra con el Lan­greo

Re­gre­sa al fút­bol en el equi­po que di­ri­ge su her­mano

AS (Las Palmas) - - SEGUNDA-LIGA ADELANTE - N. AZPARREN /

Con Mi­chu con­vie­ne no uti­li­zar la ló­gi­ca pa­ra ana­li­zar sus de­ci­sio­nes. No pa­re­cía una sa­li­da ló­gi­ca la de re­cha­zar, ju­gan­do con el Cel­ta en Se­gun­da, una ofer­ta de un equi­po de Pri­me­ra que le do­bla­ba el suel­do y le pro­me­tía la ti­tu­la­ri­dad. El equi­po era el Spor­ting y él, ovie­dis­ta acé­rri­mo, se ne­gó a la me­jo­ra la­bo­ral. Co­ra­zón an­tes que mi­llo­nes. Aho­ra, con 29 años y un mal­tre­cho to­bi­llo que le ha man­te­ni­do pa­ra­do 14 me­ses, el as­tu­riano ha de­ci­di­do re­to­mar su ca­rre­ra en el Lan­greo, de la Ter­ce­ra as­tu­ria­na. Hoy se es­tre­na an­te el Covadonga (19:30 ho­ras en el es­ta­dio Gan­zá­bal de Lan­greo) en el día uno de su re­na­ci­mien­to.

El de­lan­te­ro es­tá acos­tum­bra­do a mo­ver­se por im­pul­sos y, le­sio­nes al mar­gen, no le ha ido mal con esa fi­lo­so­fía de vi­da. Pue­de cho­car ver a un in­ter­na­cio­nal fo­guear­se en cam­pos de Ter­ce­ra Di­vi­sión. No pa­re­ce el es­ce­na­rio idó­neo pa­ra un tra­ta­mien­to mé­di­co co­rrec­to y se­gu­ra­men­te el cés­ped sin­té­ti­co de Gan­zá­bal tam­po­co ayu­de de­ma­sia­do. Pe­ro Mi­chu ha de­ci­di­do que Lan­greo se­rá la es­ta­ción des­de la que re­lan­ce su ca­rre­ra.

En el pro­ce­so de de­ci­sión ha in­flui­do el en­tre­na­dor del Lan­greo. Her­nán Pé­rez es un pro­me­te­dor téc­ni­co y el her­mano de Mi­chu. La per­so­na que me­jor pue­de com­pren­der­le en es­tos mo­men­tos. Tan­to, que sus pa­la­bras le des­cu­bren co­mo agen­te do­ble: “Co­mo en­tre­na­dor, de­seo que es­té aquí to­da la tem­po­ra­da, pe­ro co­mo her­mano es­pe­ro que no pue­da aca­bar el mes de enero por­que le sur­ja al­gu­na opor­tu­ni­dad en ca­te­go­rías su­pe­rio­res”.

EN FOR­MA. Mi­chu, du­ran­te un en­tre­na­mien­to con el Lan­greo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.