Mi­chu vuel­ve al fút­bol en Lan­greo con vic­to­ria

“Lo que bus­co es ser fe­liz”, di­ce el in­ter­na­cio­nal

AS (Las Palmas) - - SEGUNDA Y TERCERA - N. AZPARREN /

Cuan­do Mi­chu de­bu­tó con la se­lec­ción, oc­tu­bre de 2013, su lu­cha por ha­cer­se un hue­co le en­fren­ta­ba a Álvaro Ne­gre­do. Dos años y dos me­ses des­pués el as­tu­riano sal­tó al te­rreno de jue­go sin­té­ti­co de Gan­zá­bal pa­ra de­bu­tar con el Lan­greo. En­fren­te te­nía a Cé­sar Ne­gre­do, for­ni­do cen­tral del Covadonga y her­mano ma­yor de Álvaro. Es el pri­mer pa­so de Mi­chu en su in­ten­to de re­gre­so a la éli­te.

Al mar­gen de la co­ne­xión con la familia Ne­gre­do, po­co tie­ne que ver la nue­va vi­da ele­gi­da por Mi­chu con su pa­sa­do en las com­pe­ti­cio­nes más lu­jo­sas. Con un mal­tre­cho to­bi­llo que no le ha da­do tre­gua los dos úl­ti­mos años, ha ele­gi­do Lan­greo co­mo pla­ta­for­ma de lan­za­mien­to. Na­da co­mo es­tar cer­ca de ca­sa y con el cui­da­do de la familia: Her­nán Pé­rez, su her­mano, es el en­tre­na­dor.

Mi­chu dis­fru­tó ayer de 43 mi­nu­tos pa­ra de­mos­trar que hay co­sas que nun­ca se ol­vi­dan. Des­de la me­dia­pun­ta, el in­ter­na­cio­nal es­tu­vo muy par­ti­ci­pa­ti­vo. En Ter­ce­ra, ca­te­go­ría en slow mo­tion, ju­gar a dos to­ques da una ven­ta­ja sus­tan­cial. Par­ti­ci­pó ac­ti­va­men­te en el ter­cer gol del Lan­greo y go­zó de un par de op­cio­nes. Aún hay de­ta­lles que ajus­tar, por su­pues­to, pe­ro el ca­mino pa­re­ce el co­rrec­to. El Lan­greo ven­ció 3-0 y Gan­zá­bal, 800 es­pec­ta­do­res, se vol­có con su estrella. Pa­ra el de­lan­te­ro, el pri­mer pa­so tie­ne un sig­ni­fi­ca­do es­pe­cial. “Pa­re­ce ra­ro que me pon­ga ner­vio­so aho­ra, pe­ro así fue. Me cos­tó dor­mir la no­che an­tes”, re­co­no­ció Mi­chu tras el cho­que.

Lan­greo, con su her­mano Her­nán en el ban­qui­llo, es el pri­mer pa­so en el plan de re­gre­so. Mi­chu, 29 años y va­rias in­ter ven­cio­nes de to­bi­llo des­pués, sa­be que to­do em­pie­za por la ca­be­za. “Lo que bus­co es ser fe­liz. Es­toy có­mo­do en el Lan­greo, así soy fe­liz”, ase­gu­ró. El en­tre­na­dor, el ma­yor de los Pé­rez, tam­bién dio el vis­to bueno: “Le he vis­to bien. Apor­ta tran­qui­li­dad a los com­pa­ñe­ros”.

Sen­sa­cio­nes “Pa­re­ce ra­ro, pe­ro me cos­tó dor­mir la no­che an­tes”, di­jo el ju­ga­dor

PRE­PA­RA­DO. Mi­chu, en el tú­nel de ves­tua­rios an­tes de sal­tar al te­rreno de jue­go.

Mi­chu, jun­to a su her­mano Her­nán.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.