Unos ven bu­rros y no es por la al­tu­ra

AS (Las Palmas) - - DAKAR 2016 - POR HÉC­TOR MAR­TÍ­NEZ

Subimos, subimos y subimos. Y a los vehícu­los les pi­die­ron es­pe­cial pre­cau­ción en una zo­na en la que el li­bro de ru­ta obli­ga­ba a cir­cu­lar a 30 km/h. Jun­to al ca­mino, un pre­ci­pi­cio. Subimos tan­to que la es­pe­cial to­có los 4.600 me­tros de al­tu­ra, ré­cord en la his­to­ria del Dakar. Y allí, cuan­do se pi­lo­ta en­tre nu­bes, los bo­li­via­nos dis­fru­tan. Co­mo Mar­co Bu­la­cia, que fir­mó en Uyu­ni su me­jor pues­to del pre­sen­te Dakar. Fue 30º. Se sin­tió “muy a gus­to” con la To­yo­ta Hi­lux. Di­cen que le vie­ron com­pe­tir con una mano en el vo­lan­te y el co­do iz­quier­do apo­ya­do en la ven­ta­ni­lla. No me lo creo. Le­yen­da ur­ba­na. Hay le­yen­das y le­yen­das. Unos pi­lo­tos, por ejem­plo, ven bu­rros. Y a pa­res, co­mo An­to­nio Gi­meno, del Hi­moin­sa, que se lle­vó más de un sus­to en la eta­pa con fi­nal en Ju­juy. Y otros, di­rec­ta­men­te, se hi­cie­ron pi­pí en­ci­ma pro­duc­to de la al­tu­ra. Es co­mo si no te die­ras cuen­ta, crees que es tu men­te, que vas a aguan­tar, que que­da po­co pa­ra lle­gar y... Eso sí, no doy el nom­bre. Só­lo di­go una co­sa: Méo no fue. El te­tra­cam­peón del mun­do de en­du­ro lle­gó se­co a me­ta. Mis­ter X, no. “Aún no se te qui­tó el olor a ga­so­li­na”, le di­jo el doc­tor al en­trar en la car­pa por la que pa­sa­ban los pi­lo­tos a cau­sa de la al­tu­ra. “Sí, a ga­so­li­na de la bue­na”, le con­tes­tó Mis­ter X. ¿Otra le­yen­da ur­ba­na? Es­ta no. Dic­cio­dia­rio: Chil­chi. Llu­via me­nu­da, li­ge­ra. Eran los pro­nós­ti­cos al lle­gar a Uyu­ni, don­de dor­mi­mos dos días. Na­da que ver con los go­te­ro­nes que ca­ye­ron en Ju­juy. Aque­llos eran ríos, lo de hoy en Uyu­ni, llu­via tí­mi­da. Lo que en Es­pa­ña lla­ma­mos chi­ri­mi­ri. O ca­la­bo­bos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.