El sín­dro­me Mes­si y el quin­to Ba­lón de Oro

AS (Las Palmas) - - MEDIOS -

Es­te sín­dro­me no es con­ta­gio­so, in­fec­cio­so, he­re­di­ta­rio ni tie­ne es­truc­tu­ra de com­po­nen­te ví­ri­co. Sim­ple­men­te tie­ne un sín­to­ma: equi­po al que se en­fren­ta, equi­po al que ani­qui­la. Só­lo se cu­ra­rá cuan­do él de­ci­da col­gar las bo­tas.

A unos días pa­ra la en­tre­ga del Ba­lón de Oro, el hom­bre ré­cord vol­vió a ha­cer con­tra el Espanyol uno de esos par­ti­dos que crean afi­ción.

Ca­da año no ha pa­ra­do de cre­cer, co­men­zan­do por ese gran Gam­per en el que des­lum­bró a to­da Eu­ro­pa. Cre­ció jun­to a Ro­nal­din­ho, sien­do el es­tan­dar­te de la era Guar­dio­la y aho­ra a la ca­be­za del me­jor tri­den­te de la his­to­ria. Ese es su mé­ri­to, tan­to tiem­po y lo que le que­da. Lo que que­da­rá en los anales del fút­bol es que el 10 del Ba­rça es el úni­co fut­bo­lis­ta del mun­do que tie­ne la po­tes­tad de de­ci­dir cuán­do se ga­na un par­ti­do, en­tre­na­mien­to, pa­chan­ga o par­ti­do de ca­sa­dos con­tra sol­te­ros.

Ni el ri­val, ni las cir­cuns­tan­cias que ro­dean a un par­ti­do, ni las ba­jas ni el fac­tor cli­ma­to­ló­gi­co son los que pue­den de­ci­dir una vic­to­ria, sino un as­tro al que la pa­rro­quia blaugrana ve­ne­ra, el me­sías de la fe blaugrana. Por es­to, el lu­nes le da­rán el quin­to Ba­lón de Oro y créan­me cuan­do di­go, que no se­rá el úl­ti­mo.

Óscar Gar­cía Ra­mos

Barcelona

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.