Hi­guaín no de­bía de ser tan ma­lo...

AS (Las Palmas) - - REAL MADRID - TO­MÁS RONCERO

Pi­pi­ta se fue rum­bo a Ná­po­les en el ve­rano de 2013. De­jó en ca­ja 40 mi­llo­nes de eu­ros (37 más tres en va­ria­bles), lo que me da a en­ten­der que tan ma­lo no de­bía ser el ar­gen­tino. Me fas­ti­dia que el ac­tual lí­der de la Bo­ta de Oro tu­vie­se que ir­se de aquí vi­li­pen­dia­do y cri­ti­ca­do como si fue­se un bul­to sos­pe­cho­so. El pro­pio club des­li­za­ba men­sa­jes des­pec­ti­vos ha­cia él cre­yen­do que así re­for­za­ba su apues­ta por Ben­ze­ma. Al­go ab­sur­do por­que Ka­rim es bue­ní­si­mo y no ne­ce­si­ta que le pro­te­jan como si fue­ra un ni­ño. Él res­pon­de con sus fút­bol y sus go­les (los dos úl­ti­mos al De­por, de es­plén­di­da ca­li­dad).

AHi­guaín le ma­tó su ma­la pun­te­ría en las gran­des no­ches de Cham­pions, so­bre to­do aquel re­ma­te al pos­te an­te el Lyon a puer­ta va­cía. Pe­ro nos ayu­dó a ga­nar la Li­ga del Cla­vo Ar­dien­do (¿re­cuer­dan su gol agó­ni­co al Es­pan­yol?) y di­bu­jó otro ali­rón li­gue­ro en Pam­plo­na, ba­jo el di­lu­vio, con otro gol he­roi­co. Aca­bó su es­tan­cia en el Ma­drid con 121 go­les ofi­cia­les... los mis­mos que me­tió de blan­co mi eterno Jua­ni­to. Aho­ra apre­ta­rá Cris­tiano pa­ra dar­le al­can­ce por la Bo­ta de Oro. In­sis­to. No de­bía de ser tan ma­lo...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.