Mes­si y el fút­bol tó­xi­co

AS (Las Palmas) - - ESPANYOL-BARCELONA - JUAN CRUZ

Ha­ble­mos de la in­ten­si­dad. Se di­ce de la ten­sión in­so­por­ta­ble ca­paz de rom­per una ca­ña de bam­bú. En tér­mi­nos me­nos poé­ti­cos es tam­bién la ca­pa­ci­dad que tie­ne el hom­bre de rom­per los ner­vios del otro. Apli­ca­das esas de­fi­ni­cio­nes al fút­bol po­dría de­cir­se que la in­ten­si­dad co­rre el ries­go de ser lo que en un mo­men­to del par­ti­do de ano­che sus­cri­bió la gra­da de Cor­ne­llà: “Pau, tu pie nos mar­ca el ca­mino”. Muy gra­ve que una so­la voz, si­quie­ra, di­ga eso en un cam­po de jue­go. Por­que ha­ce alu­sión a al­go que no vio el Co­mi­té de Com­pe­ti­ción pe­ro que vio to­do el mundo: Pau, a quien se re­fie­re es­te maldito gra­fi­ti, de­po­si­tó ha­ce una semana con sa­ña su pie so­bre el pie de Mes­si, que días des­pués ha­bría de ser ele­gi­do me­jor ju­ga­dor del mundo pre­ci­sa­men­te por el buen uso fut­bo­lís­ti­co de ese pie.

Yla afi­ción del Es­pan­yol, aunque fue­ra uno so­lo de los afi­cio­na­dos del Es­pan­yol, fue ca­paz de re­cu­rrir a una ma­li­cio­sa ima­gen de años atrás cuan­do al­gu­nos de la gra­da del Ma­drid ce­le­bró de ma­ne­ra pa­re­ci­da lo que hi­zo Mou­rin­ho con el ojo de Ti­to Vi­la­no­va. El fút­bol es un jue­go muy se­rio, y ano­che, por for­tu­na, hu­bo al­gu­nos mo­men­tos en que es­to fue así, pe­ro esa so­la pan­car­ta tó­xi­ca ten­dría que ace­le­rar, en las di­rec­ti­vas de los clu­bes, del Es­pan­yol y de cual­quie­ra, una ma­nio­bra lim­pia de re­ge­ne­ra­ción. Por for­tu­na, ese no fue el te­nor del par­ti­do, ba­ja­ron los de­ci­be­lios. Pe­ro eso pa­só, esa pan­car­ta se hi­zo pre­sen­te. No se me­re­ce el fút­bol pa­la­bras su­cias. Al fút­bol, ami­gos, hay que la­var­le la bo­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.