Pog­ba, el re­ce­lo de Raio­la ha­cia Flo­ren­tino y el‘agen­te do­ble’ En­ri­que Sán­chez

AS (Las Palmas) - - A LA ÚLTIMA - MARCO RUIZ

Sostener la BBC. Pog­ba reúne esa do­ble con­di­ción, des­plie­gue fí­si­co y ca­li­dad, que lo con­vier­te en un gran ob­je­ti­vo pa­ra el cen­tro del cam­po del Ma­drid. “Es el fut­bo­lis­ta del fu­tu­ro, tie­ne un fí­si­co NBA”, le lle­gó a de­fi­nir Del Pie­ro en una en­tre­vis­ta en AS. Al­guien ten­drá que sostener a la BBC y él es el hom­bre ideal pa­ra Zi­da­ne. Pe­ro a Flo­ren­tino le to­ca­rá aga­char las ore­jas (ce­der de ma­ne­ra hu­mil­de) con Mino Raio­la, su agen­te, si quie­re dar­le ese pla­cer a Zi­zou. Raio­la no pue­de ni ver a Flo­ren­tino des­pués de que lle­ga­ran a sus oí­dos las mal­da­des que iba di­cien­do so­bre la vi­da pri­va­da de su re­pre­sen­ta­do (na­die sa­be muy bien por qué, pue­de que só­lo pa­ra jus­ti­fi­car que no que­ría fi­char­lo). Pe­ro aho­ra...

La farsa. El Ba­rça no tie­ne ata­do a Pog­ba ni es­tá cer­ca de fi­char­lo. Su si­tua­ción fi­nan­cie­ra le im­pi­de ha­cer la in­ver­sión de 220 mi­llo­nes ne­ce­sa­ria: 100 pa­ra la Ju­ven­tus y 12 ne­tos al ju­ga­dor du­ran­te cin­co años. Aque­lla ma­nio­bra del ve­rano en­tre Arie­do Brai­da y Ma­rot­ta (di­rec­tor ge­ne­ral de la Ju­ve) era un mo­vi­mien­to pac­ta­do en­tre dos gran­des ami­gos pa­ra fa­vo­re­cer a Bar­to­meu en las elec­cio­nes. Lo de La­por­ta y Raio­la fue otro pa­ri­pé.

En­ri­que Sán­chez. La au­sen­cia de cin­co di­rec­ti­vos de los 15 que for­man la Jun­ta de Flo­ren­tino en la des­ti­tu­ción de Be­ní­tez y la pro­cla­ma­ción del un­dé­ci­mo téc­ni­co, Zi­zou, da que pen­sar. Son malos tiem­pos (de pa­ño­la­das y abu­cheos) los que co­rren pa­ra ha­cer de fi­gu­ran­te del pre­si­den­te. A aquel ac­to no asis­tie­ron Fer­nán­dez Ta­pias, Ló­pez Jiménez, Ángel Luis Heras, Luis Montejano y Ni­co­lás Mar­tín-Sanz. Y sí, en­tre otros, En­ri­que Sán­chez (en la fo­to), pro­ta­go­nis­ta de un he­cho cu­rio­so, pues si­gue pa­gan­do su cuo­ta en la Aso­cia­ción por los Va­lo­res del Ma­dri­dis­mo de Car­los Men­do­za, el gru­po de so­cios más be­li­ge­ran­te con­tra la ges­tión de Flo­ren­tino. Se afi­lió en los ini­cios (2010), cuan­do era una agru­pa­ción ami­ga que fue pre­sen­ta­da en so­cie­dad en la To­rre Es­pa­cio de Vi­llar Mir.

El per­so­na­je. En­ri­que Sán­chez sal­tó a la fa­ma en 2003, cuan­do era por­ta­voz de la Jun­ta y fue co­rre­gi­do por Val­dano (en­ton­ces di­rec­tor de­por­ti­vo) en la rue­da de pren­sa de am­bos que anun­ció que Del Bos­que no se­guía. “La si­tua­ción acon­se­ja una pla­ni­fi­ca­ción de­por­ti­va y cri­te­rios tác­ti­cos más acor­des con los mo­men­tos ac­tua­les”, di­jo En­ri­que Sán­chez. “No par­ti­ci­po de ese co­men­ta­rio”, le re­pren­dió Val­dano en pú­bli­co. “No sé ni qué sig­ni­fi­ca eso. Ha si­do un co­men­ta­rio más po­lí­ti­co que téc­ni­co”, ter­mi­nó de za­ran­dear­le. Vol­vien­do a su afi­lia­ción a la AVM, pue­de que don En­ri­que no quie­ra bo­rrar­se pa­ra no que­dar mal con al­gu­na an­ti­gua amistad, o que só­lo in­ten­te ha­cer de agen­te do­ble y se­guir in­clui­do en la ca­de­na de co­rreos que se cru­zan los di­si­den­tes. Pe­ro cu­rio­so, es.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.