El día que mu­rió la iro­nía en las pan­car­tas de los cam­pos de fút­bol

AS (Las Palmas) - - A LA ÚLTIMA - SANTI GIMÉNEZ

Pan­car­tas como tuits. Cuan­do no exis­tía Twit­ter, don­de hay mu­cha ba­su­ra que di­ría Al­ves, pe­ro tam­bién in­ge­nio, los afi­cio­na­dos se ex­pre­sa­ban me­dian­te pan­car­tas en los cam­pos. La ma­yo­ría eran de­li­cio­sas. Cla­ro que cues­ta más com­prar una sá­ba­na, pin­tar­la, de­jar­la se­car y col­gar­la sin ta­par la pu­bli­ci­dad de los cal­zon­ci­llos Ocean o Pin­tu­ras Bru­guer (en el Camp Nou pre- Qa­tar) que sen­ta­do en el sofá es­cri­bir 140 ca­rac­te­res. Por con­tra, esa di­fi­cul­tad ha­cía que los men­sa­jes de las pan­car­tas fue­ran más me­di­ta­dos que los del Twit­ter. La­men­ta­ble­men­te, como se vio en el RCDE Sta­dium ha lle­ga­do el día en el que las pan­car­tas se es­cri­ben como los tuits. Un desas­tre.

La glo­rio­sa. En mi re­cuer­do de pan­car­tas glo­rio­sas, iró­ni­cas e in­ge­nio­sas, nin­gu­na su­pera a la que se col­gó en el Camp Nou en los peo­res años de Nú­ñez, cuan­do el ex­pre­si­den­te se afe­rra­ba al car­go tras dos dé­ca­das de sen­tar­se en el pal­co. Dos res­pe­ta­bles so­cios, Ja­cint Bo­rràs (ex­di­rec­ti­vo de la épo­ca de Mon­tal y años des­pués con La­por­ta) y Jau­me Ro­sell (ex­ge­ren­te de la jun­ta de Mon­tal y pa­dre del que fue­ra pre­si­den­te del Ba­rça) col­ga­ron un men­sa­je de­mo­le­dor, cor­to, di­rec­to e iró­ni­co: “Ma­ria Llui­sa (por la mu­jer del en­ton­ces pre­si­den­te) por­ta’l al ci­ne” (Ma­ria Llui­sa, llé­va­te­lo al ci­ne) en un in­ten­to de que Jo­sep Lluís ocu­pa­ra de otra for­ma los fi­nes de semana.

Cam­po abo­na­do. Los der­bis son el me­jor es­ce­na­rio pa­ra lu­cir iro­nía me­dian­te pan­car­tas. Sin ir más le­jos, en es­ta eli­mi­na­to­ria de Co­pa se han vis­to dos re­mar­ca­bles, una en ca­da cam­po. La de “Ben­vin­guts a Bar­ce­lo­na” del Camp Nou y la de “Suïs­sos con­tra ca­ta­lans” en Cor­ne­llà. Me­re­ce men­ción la de “SÍ sí sí, no lle­gas­teis ni a Ru­bí” cuan­do el Ba­rça ca­yó en las se­mis de Cham­pions an­te el In­ter en su ca­mino a la fi­nal del Ber­na­béu, por no ha­blar en cla­ve ma­dri­le­ña de la de “Se bus­ca ri­val digno pa­ra der­bi de­cen­te”, que fue como es­cu­pir al cie­lo.

John 3.16 An­tes, la úni­ca pan­car­ta ra­ra que ha­bía en los es­ta­dios de fút­bol era la de “John 3:16” que aso­ma­ba en ca­da Mun­dial o fi­nal eu­ro­pea, que se re­fie­re a un ver­sícu­lo del Evan­ge­lio se­gún San Juan. A día de hoy, se im­po­nen las de mal gus­to jun­to a la de mo­ti­va­dos que ofre­cen lo que sea a los ju­ga­do­res por su ca­mi­se­ta. Se es­tá per­dien­do el no­ble ar­te de ha­cer pan­car­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.