La cre­di­bi­li­dad de Flo­ren­tino se es­fu­ma

AS (Las Palmas) - - TEMA DEL DÍA - ALFREDO RELAÑO

Ha lla­ma­do la aten­ción que an­te el ‘ca­so me­no­res-FIFA’ no com­pa­re­cie­ra Flo­ren­tino Pé­rez. Lo hi­zo su di­rec­tor ge­ne­ral, Jo­sé Ángel Sán­chez, acom­pa­ña­do de la pri­me­ra fi­gu­ra jurídica del club, Ló­pez Fa­rré. Jo­sé Ángel Sán­chez lle­va en el club po­cos me­ses me­nos que Flo­ren­tino. Di­rec­tor de már­ke­ting, fue ele­va­do a di­rec­tor ge­ne­ral por Calderón. Siem­pre se ha­bía man­te­ni­do en la som­bra, des­co­no­ci­do pa­ra el gran pú­bli­co. Las com­pa­re­cen­cias en las oca­sio­nes fe­li­ces y en las di­fí­ci­les co­rres­pon­dían has­ta aho­ra a Flo­ren­tino Pé­rez. La úl­ti­ma de ellas, cuan­do la sa­li­da de Be­ní­tez y la as­cen­sión de Zi­da­ne. Se sen­tía muy se­gu­ro. Fe­liz en las pre­sen­ta­cio­nes de gran­des fi­cha­jes, há­bil en com­pa­re­cen­cias más in­có­mo­das (de las que re­cuer­do tres pa­ra des­men­tir por­ta­das de Mar­ca), sal­pi­men­tan­do sus re­pul­gos frai­lu­nos con in­vec­ti­vas ha­cia quie­nes creía cons­pi­ra­do­res con­tra el Ma­drid. Ya flo­jeó en la com­pa­re­cen­cia pa­ra ex­pli­car ‘lo’ de An­ce­lot­ti. An­te la reite­ra­da pre­gun­ta de por qué le echa­ba aca­bó por con­tes­tar que no sa­bía. Lue­go vi­nie­ron el ‘ca­so Ca­si­llas’, el ‘ca­so De Gea’, el ca­so ‘Cá­di­zCherys­hev’... Ca­da vez las rue­das de pren­sa eran me­nos rue­das de pren­sa y más rue­das de mo­lino. En el ‘ca­so Be­ní­tez-Zi­da­ne’ ya no acep­tó pre­gun­tas y le fa­lló la mi­tad de sus sa­ban­de­ños, ese gru­pi­llo de en­cor­ba­ta­dos de las dos pri­me­ras fi­las tras el que se pa­ra­pe­tó si­co­ló­gi­ca­men­te en las úl­ti­mas con­vo­ca­to­rias. Ya ni se es­for­zó en ra­zo­nar por qué ha­cía lo que hi­zo. Cier­to que es­ta­ba des­min­tién­do­se a sí mis­mo en po­cos días, pe­ro pien­so que po­co tiem­po atrás se hu­bie­ra atre­vi­do in­clu­so a eso. ¡Si lle­gó a de­cir que el Man­ches­ter Uni­ted no tie­ne ex­pe­rien­cia! Pe­ro ya no pue­de ig­no­rar que su cre­di­bi­li­dad se ha es­fu­ma­do, así que es­ta vez de­le­gó... Y eso que ha­bía un buen burladero, el de los chi­cos de Zi­da­ne.

“...RUE­DAS DE PREN­SA ERAN ME­NOS RUE­DAS DE PREN­SA Y MÁS RUE­DAS DE MO­LINO”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.