LOS ARTÍCULOS QUE AFEC­TAN A BET­TO­NI

AS (Las Palmas) - - REAL MADRID -

AR­TÍCU­LO 155. Com­pe­ten­cias de los en­tre­na­do­res.

1. El Di­plo­ma Pro­fe­sio­nal de en­tre­na­dor/Li­cen­cia UEFA PRO y el Tí­tu­lo de Téc­ni­co De­por­ti­vo de Gra­do Su­pe­rior, fa­cul­tan pa­ra entrenar a cua­les­quie­ra de los equi­pos fe­de­ra­dos y se­lec­cio­nes de Fút­bol o Fút­bol Sa­la, sien­do obli­ga­to­ria pa­ra ejer­cer las fun­cio­nes de pri­mer en­tre­na­dor en las ca­te­go­rías de Pri­me­ra Di­vi­sión, Se­gun­da Di­vi­sión, Se­gun­da Di­vi­sión “B”, Ter­ce­ra Di­vi­sión y Di­vi­sión de Ho­nor Ju­ve­nil de Fút­bol, y pa­ra la Pri­me­ra y Se­gun­da Di­vi­sión de Fút­bol Sa­la, res­pec­ti­va­men­te.

2. El Di­plo­ma Avan­za­do de en­tre­na­dor/Li­cen­cia UEFA A y el Tí­tu­lo de Téc­ni­co De­por­ti­vo fa­cul­tan pa­ra entrenar a los equi­pos y se­lec­cio­nes de ám­bi­to au­to­nó­mi­co, de Fút­bol o Fút­bol Sa­la, sien­do obli­ga­to­ria, como mí­ni­mo, pa­ra ejer­cer las fun­cio­nes de pri­mer en­tre­na­dor en la ca­te­go­ría de Li­ga Na­cio­nal Ju­ve­nil de Fút­bol y Pri­me­ra Di­vi­sión de Fút­bol Fe­me­nino, y pa­ra la Se­gun­da Di­vi­sión “B” de Fút­bol Sa­la y Pri­me­ra Di­vi­sión Fe­me­ni­na de Fút­bol Sa­la, res­pec­ti­va­men­te. AR­TÍCU­LO 159. Con­tra­ta­ción de en­tre­na­do­res.

2. Los clu­bes po­drán con­tra­tar, ade­más, uno o más en­tre­na­do­res ayu­dan­tes, los cuá­les de­ben po­seer ti­tu­la­ción igual, o in­fe­rior en un gra­do a la co­rres­pon­dien­te a la ca­te­go­ría del equi­po de que se tra­te, de­bien­do es­tar en po­se­sión al me­nos del Di­plo­ma Bá­si­co de En­tre­na­dor, y di­li­gen­ciar li­cen­cia “E2” o “ES2”.

Como ex­cep­ción a ello, y pa­ra las ca­te­go­rías de Pri­me­ra, Se­gun­da y Se­gun­da Di­vi­sión “B” de Fút­bol, se­rá pre­cep­ti­vo que los en­tre­na­do­res ayu­dan­tes po­sean la mis­ma Ti­tu­la­ción/ Di­plo­ma/Li­cen­cia que los prin­ci­pa­les.

No se di­li­gen­cia­rá li­cen­cia de se­gun­do en­tre­na­dor o en­tre­na­do­res ayu­dan­tes si el equi­po en cues­tión no tu­vie­ra ins­cri­to pri­mer en­tre­na­dor. AR­TÍCU­LO 231. Per­so­nas que in­ter­vie­nen en el desa­rro­llo del par­ti­do.

1. Du­ran­te el desa­rro­llo de un par­ti­do no se per­mi­ti­rá que en el te­rreno de jue­go ha­ya otras per­so­nas que no sean los fut­bo­lis­tas, el equi­po ar­bi­tral y los dos en­tre­na­do­res en las res­pec­ti­vas áreas téc­ni­cas.

2. Ocu­pa­rán el ban­qui­llo de ca­da equi­po el de­le­ga­do del mis­mo, el en­tre­na­dor, el se­gun­do en­tre­na­dor, el en­tre­na­dor de por­te­ros, el pre­pa­ra­dor fí­si­co, el mé­di­co, el ATS/DUE o fi­sio­te­ra­peu­ta, el en­car­ga­do de ma­te­rial, los fut­bo­lis­tas even­tual­men­te su­plen­tes y, en su ca­so, los sus­ti­tui­dos, que de­be­rán se­guir vis­tien­do su atuen­do de­por ti­vo.

Todos ellos de­be­rán es­tar de­bi­da­men­te acre­di­ta­dos pa­ra ejer­cer la ac­ti­vi­dad o fun­ción que les sea pro­pia, y en po­se­sión de sus co­rres­pon­dien­tes li­cen­cias, que pre­via­men­te se­rán en­tre­ga­das al ár­bi­tro. Úni­ca­men­te el en­tre­na­dor, en­ten­dién­do­se como tal al que se en­cuen­tre en po­se­sión de li­cen­cia de pri­mer o se­gun­do en­tre­na­dor, ten­drá la fa­cul­tad de le­van­tar­se a dar ins­truc­cio­nes a su equi­po.

La vul­ne­ra­ción de es­ta nor­ma da­rá lu­gar a la de­pu­ra­ción de res­pon­sa­bi­li­da­des en el ám­bi­to dis­ci­pli­na­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.