Fa­lle­ce Ve­láz­quez, ce­re­bro del Ma­drid de los Ye-Yés

Con­quis­tó la Co­pa de Eu­ro­pa de 1966 Tam­bién seis Li­gas y tres Co­pas Un ro­ce con Ber­na­béu em­pe­zó a de­te­rio­rar su re­la­ción

AS (Las Palmas) - - REAL MADRID - AGUS­TÍN MAR­TÍN

Ma­nuel Ve­láz­quez Vi­lla­ver­de (Ma­drid, 24 de enero de 1943), quien fue­ra ju­ga­dor del Real Ma­drid des­de 1965 a 1977, falleció ayer en Fuen­gi­ro­la, lo­ca­li­dad don­de re­si­día, víc­ti­ma de un in­far­to. Cam­peón de Eu­ro­pa con el Ma­drid en 1966 an­te el Par­ti­zán (2-1), fue una pie­za cla­ve en el cen­tro del cam­po ma­dri­dis­ta que do­mi­nó el fút­bol es­pa­ñol en la dé­ca­da de los 60 gra­cias a su in­te­li­gen­cia, ha­bi­li­dad téc­ni­ca y ele­gan­cia. Ve­láz­quez es­tu­vo 12 tem­po­ra­das en el pri­mer equi­po, en las que dis­pu­tó 401 par­ti­dos.

“Yo no era un ti­po con­tes­ta­ta­rio, lo que pa­sa es que en aque­lla épo­ca al no de­cir amén a to­do, ha­cía que se fi­ja­ran más en ti”. Esa fra­se re­su­me su es­pí­ri­tu. Un ca­rác­ter que le dio mu­cho en el te­rreno de jue­go, pe­ro que tam­bién le qui­tó fue­ra de él. Pre­ci­sa­men­te, fue uno de esos arre­ba­tos el que le em­pe­zó a ce­rrar las puer­tas del Ma­drid: en la fi­nal de la Co­pa de Fe­rias de 1971, Miguel Muñoz, el téc­ni­co, de­ci­dió no con­vo­car a De Fe­li­pe, y és­te su­pues­ta­men­te cri­ti­có al téc­ni­co. Ho­ras des­pués, Ber­na­béu se pre­sen­tó en la concentración y reunió a los ju­ga­do­res: “Mien­tras us­te­des hon­ran el nom­bre del club, al­gún com­pa­ñe­ro su­yo se de­di­ca a cri­ti­car al téc­ni­co…”. Ve­láz­quez se le­van­tó y res­pon­dió: “Don San­tia­go, por edu­ca­ción no se de­be ha­blar mal de las per­so­nas que no es­tán pre­sen­tes”. Ahí em­pe­zó una he­ri­da que nun­ca ci­ca­tri­za­ría y que aca­ba­ría con su sa­li­da en 1977. En me­dio, seis Li­gas, tres Co­pas y la Sex­ta... y par­te de los de­ba­tes de por aquel en­ton­ces. La lle­ga­da de Net­zer y la apues­ta de Mil­ja­nic por el ale­mán en vez de él por una pre­sun­ta in­com­pa­ti­bi­li­dad de am­bos en el mis­mo on­ce cons­ti­tuían cen­tro de ter­tu­lias.

Ve­láz­quez em­pe­zó a ju­gar al fút­bol en Las Cua­ren­ta Fa­ne­gas, hoy Pa­seo de la Ha­ba­na. So­cio del Ma­drid des­de cha­val, sus pri­me­ros clu­bes fue­ron el Iba­rron­do y el Ipo­na. A los 15 años in­gre­só en el con­jun­to ma­dri­dis­ta, don­de es­ta­ría has­ta 1977, con sen­dos pa­rén­te­sis: fue ce­di­do al Ra­yo y al Má­la­ga. Ade­más, fue 10 ve­ces in­ter­na­cio­nal. Tras sa­lir del con­jun­to ma­dri­dis­ta, se mar-

Tra­yec­to­ria Ju­gó 401 par­ti­dos en 12 tem­po­ra­das de blan­co

Ad­mi­ra­do Re­co­no­cía que su re­la­ción con el Ber­na­béu ha­bía si­do a ve­ces fría

chó a Ca­na­dá, don­de ju­gó en los To­ron­to-Me­tros Croa­tia, has­ta que un por­te­ro le des­tro­zó la ro­di­lla en un lan­ce. Tras la re­ti­ra­da, se de­di­có a sus ne­go­cios. Tam­bién fue em­ba­ja­dor del Ma­drid en An­da­lu­cía, don­de re­co­rría las di­fe­ren­tes pro­vin­cias ha­cien­do ga­la de su ma­dri­dis­mo, y era muy que­ri­do por las pe­ñas blan­cas, aunque re­co­no­cía que su re­la­ción con el Ber­na­béu ha­bía si­do fría a ve­ces.

En ape­nas cin­co me­ses, el Ma­drid ha vis­to có­mo dos de sus fi­gu­ras más le­gen­da­rias han fa­lle­ci­do —en sep­tiem­bre fue Zo­co— en un año en el que el club blan­co ce­le­bra el 60 aniver­sa­rio de la pri­me­ra Co­pa de Eu­ro­pa (1956) y el 50 aniver­sa­rio de la Co­pa de Eu­ro­pa que el pro­pio Ve­láz­quez ga­nó en 1966.

Aman­cio, Pi­rri, Ma­ra­ñón, Ve­láz­quez y Gen­to.

EN FUEN­GI­RO­LA. Ma­nuel Ve­láz­quez po­sa pa­ra AS en el pa­seo ma­rí­ti­mo de Fuen­gi­ro­la.

QUE­RI­DO. Ve­láz­quez era un fut­bo­lis­ta ad­mi­ra­do por to­do el mundo.

CAMP NOU. Ve­láz­quez, an­te el Ba­rça.

DER­BI. Sa­lu­dan­do a Luiz Pe­rei­ra.

MI­TO. Ve­láz­quez (cuar­to por arri­ba) po­sa con sus com­pa­ñe­ros cam­peo­nes de Eu­ro­pa.

LOS ‘YE-YÉS’. Be­tan­cort, Pi­rri,Ve­láz­quez, De Fe­li­pe, Gros­so y San­chís. El Ma­drid ye-yé.

EN SU ES­TA­DIO. An­te el Ath­le­tic de Iri­bar.

SE­LEC­CIÓN. Fue 10 ve­ces in­ter­na­cio­nal.

ADIÓS. Se des­pi­dió en agos­to de 1977.

EN VI­GO. Con Zo­co, lle­nos de ba­rro.

COM­PA­ÑE­ROS. Jun­to a Net­zer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.