Mi­ku “El Va­len­cia es es­pe­cial, me fui an­tes de tiem­po”

AS (Las Palmas) - - PRIMERA-LIGA BBVA - J. CO­LINO /

El Ra­yo vi­si­ta ma­ña­na al Va­len­cia, el pri­mer equi­po de Mi­ku en Eu­ro­pa: “Vi­ví una eta­pa muy bo­ni­ta, no la dis­fru­té como de­bía”. El ve­ne­zo­lano tra­ba­ja pa­ra ga­nar­se la con­fian­za de Pa­co y bus­ca su pri­mer gol del cur­so.

¿Có­mo es­tán los áni­mos? —Al 100% y con ilu­sión, de ver­dad. La lí­nea es con­ti­nuis­ta, no so­mos de in­ven­tar: lo que sa­be­mos, lo ha­ce­mos bien, pe­ro hay co­sas que me­jo­rar. Quien tie­ne ac­ti­tud de­rro­tis­ta, atrae ese desen­la­ce. Lo pri­me­ro es te­ner ga­nas y con­fian­za. —Per­so­nal­men­te, ¿có­mo le va en el Ra­yo? —Siem­pre con cal­ma. Cuan­do ju­ga­ba me­nos no es­ta­ba con­ten­to, pe­ro no bus­ca­ba culpables más allá de mí. Hay que ha­cer exa­men de con­cien­cia. Tra­ba­jo como un pro­fe­sio­nal y sa­bía que mi opor­tu­ni­dad lle­ga­ría y que, en­ton­ces, ha­bía que res­pon­der. —¿Pen­só en ir­se? ¿Se lo plan­tea aún? —Uno nun­ca sa­be qué pue­de pa­sar… A día de hoy no es al­go tan­gi­ble, por­que no hay na­da tam­po­co, no po­de­mos bus­car co­sas que no hay. Doy to­do por es­te club y ya se verá, pe­ro hoy, mi ca­be­za y mi cuer­po es­tán en el Ra­yo. —¿En­ton­ces no se va? —A ver, igual lle­ga el Man­ches­ter con 20 mi­llo­nes y a sa­ber… (ri­sas) —Pe­ro su idea ha cam­bia­do… —An­tes tam­po­co me lo plan­tea­ba. Hay mu­chos par­ti­dos, la Co­pa era el es­ca­pa­ra­te por­que en Li­ga no te­nía opor­tu­ni­da­des. Ésa era mi idea. —El re­to aho­ra es ese pri­mer gol. —El año pa­sa­do ju­gué cin­co par­ti­dos, me­nos de 200 mi­nu­tos y lo­gré dos go­les. Aho­ra, sí, mar­car me da­ría cal­ma y más pe­so, aunque tam­bién hay que des­ta­car el res­to del tra­ba­jo, de pre­sio­nar, de ayu­dar… El gol es con­se­cuen­cia de eso. —¿Si­gue sien­do es­pe­cial ju­gar en Va­len­cia? —Siem­pre lo es, es el club que con­fió en mí en Eu­ro­pa y me dio mu­cho: vi­vir en la re­si­den­cia, crear víncu­los con com­pa­ñe­ros que aún son ami­gos… Co­no­cer el va­len­cia­nis­mo y ves­tir esa ca­mi­se­ta fue muy es­pe­cial. —Ya que­da­rá po­ca gen­te de su eta­pa… —Muy po­ca. Al­gún fi­sio, el je­fe de Pren­sa… Vi­ví una eta­pa muy bo­ni­ta y no su­pe dis­fru­tar­la como de­bía. Era muy jo­ven y te­nía ím­pe­tu de ju­gar, y me fui an­tes de tiem­po. Mi ca­rre­ra des­pe­gó, pe­ro es­tar en Va­len­cia otro año me ha­bría ayu­da­do a en­ten­der un club gran­de. —Como con­tra el Le­van­te, les acom­pa­ña­rá la afi­ción… —Ya cuan­do ju­ga­ba con­tra el Ra­yo me im­pre­sio­na­ba el am­bien­te de Va­lle­cas, muy sud­ame­ri­cano. Es­te año es al­go di­fe­ren­te y su áni­mo es muy im­por­tan­te. En ese mo­men­to en que es­tás fa­ti­ga­do de un es­fuer­zo y te to­ca ha­cer otro, el pú­bli­co te da fuer­zas. Lo agra­de­ce­mos mu­cho y oja­lá to­do me­jo­re pron­to. Al fi­nal son el Ra­yo: yo me iré, y el en­tre­na­dor, el pre­si­den­te… Se­gui­rán el club y sus se­gui­do­res, son un pi­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.