Re­yes y Ayón dan co­lor a un triun­fo gris del Ma­drid

Su­ma­ron 40 pun­tos, 21 re­bo­tes y 62 de va­lo­ra­ción El ca­pi­tán, MVP

AS (Las Palmas) - - BA-LON-CES-TO - RI­CAR­DO GON­ZÁ­LEZ LA CRÓNICA

El gru­po de la muer­te no da tre­gua, ni an­te la ce­ni­cien­ta. El Ma­drid, al­go es­tan­ca­do en su evo­lu­ción, su­frió pa­ra ga­nar al Zal­gi­ris. Re­yes y Ayón li­de­ra­ron una vic­to­ria que

si­túa a los blan­cos en ca­be­za jun­to al Bam­berg, CSKA, Olym­pia­cos y Khim­ki.

Ni ha­cia de­lan­te ni ha­cia atrás. El Ma­drid pa­re­ce al­go es­tan­ca­do en su evo­lu­ción, atas­ca­do sin Rudy y sin Llull. Le fal­ta de­fen­sa, la del año pa­sa­do, y le fal­ta tam­bién ma­yor flui­dez con el ba­lón en las ma­nos pa­ra li­mi­tar esas ra­chas de pér­di­das que le com­pli­can la vi­da. El jue­go in­te­rior cuen­ta con pie­zas bá­si­cas que fun­cio­nan pe­se al des­gas­te, como Ayón y Re­yes, pe­ro no en­gra­na una ro­ta­ción re­don­da. Ne­ce­si­tan ma­nos úti­les. Por­que ni Thomp­kins re­ci­be bo­las pa­ra sa­lir del ba­che ni Ndour da ese pun­ti­to ex­tra atrás (un no­va­to aún en­tre pro­fe­sio­na­les). Mien­tras, Willy Her­nan­gó­mez vol­vió a que­dar­se en blan­co (ni un se­gun­do en pis­ta) y No­cio­ni no ru­ge. No to­da­vía.

KC Ri­vers. Le­jos del aro, po­ner a Don­cic de ba­se con 16 años su­po­ne una bri­llan­te in­ver­sión de fu­tu­ro. Una bue­na ju­ga­da que no siem­pre da ré­di­to in­me­dia­to. Así, aunque Ser­gio Rodríguez re­par­ta 9 asis­ten­cias, si pierde al­gún ba­lón ton­to, se atas­ca en fa­se cla­ve y no tie­ne el día en el ti­ro (2 de 10), el Ma­drid no des­pe­ga. Es el gran ge­ne­ra­dor de jue­go, no hay mu­chos más, y to­da la es­truc­tu­ra se an­cla a su ta­len­to. A su la­do, KC Ri­vers si­gue en bue­na lí­nea y, con 81-76, me­tió el tri­ple que de­rra­ma­ba las es­pe­ran­zas li­tua­nas. Ma­ciu­lis tam­bién va aso­man­do, pe­ro el Ma­drid que lo ga­nó to­do era mu­cho equi­po. Y el ac­tual an­da aún muy le­jos, y an­da —re­pe­ti­mos— sin Llull y sin Rudy.

Vic­to­ria gris an­te la ce­ni­cien­ta, un Zal­gi­ris que en la pri­me­ra fa­se ven­ció en Bar­ce­lo­na y su­mó cin­co triun­fos, los mis­mos que el Ma­drid. Aho­ra, sin em­bar­go, ha­bla­mos de otra co­sa, del gru­po de la muer­te, don­de ca­yó en el pri­mer due­lo por 21 pun­tos y en el se­gun­do por 33. La de ayer, con Ja­si­ke­vi­cius de es­treno, fue su me­jor ac­tua­ción de lar­go. Sei­bu­tis li­de­ró el em­pu­jón fi­nal que me­tió al Pa­la­cio el mie­do en el cuer­po tras un +16 (73-57).

La pa­le­ta de co­lo­res la pu­sie­ron Re­yes y Ayón. En­tre los dos amon­to­na­ron 60 pun­tos (Fe­li­pe hi­zo 24, su ré­cord en la Eu­ro­li­ga), 21 re­bo­tes (15 del me­xi­cano) y 62 de va­lo­ra­ción. Ahí su­mó dos más el ca­pi­tán (32) y por eso es el MVP de una jornada que se ce­rró con ba­ta­ca­zo del Olym­pia­cos an­te el Bam­berg y un quíntuple em­pa­te en ca­be­za. Bien apre­ta­di­tos, y el jue­ves to­ca Clá­si­co. Emo­ción má­xi­ma.

CO­NE­XIÓN. Ayón ano­ta an­te la mi­ra­da de Re­yes, MVP de la jornada. An­tes del par­ti­do, se guar­dó un mi­nu­to de si­len­cio por Ve­láz­quez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.