Odrio­zo­la, como la URSS o la RDA

AS (Las Palmas) - - MÁS DEPORTE - JUAN MORA

En los años 70, las ex­tin­tas Unión So­vié­ti­ca (URSS) y Re­pú­bli­ca De­mo­crá­ti­ca Ale­ma­na (RDA) do­mi­na­ban el atle­tis­mo. No só­lo en el con­ti­nen­te, co­pan­do los dos pri­me­ros pues­tos en el medallero, sino tam­bién a ni­vel mun­dial, como su­ce­dió en los Jue­gos Olím­pi­cos de Mú­nich 1972. Por aquel en­ton­ces ya se ha­cían con­tro­les an­ti­do­pa­je, pe­ro muy sui gé­ne­ris. Has­ta los años 80 no em­pe­zó a ha­blar­se de ellos, y a ha­ber cier­ta preo­cu­pa­ción, se­ñal de que el dopaje co­men­za­ba a ex­ten­der­se por todos los paí­ses. En­ton­ces su­ce­dió al­go muy cu­rio­so: ca­da vez que lle­ga­ba un cam­peo­na­to in­ter­na­cio­nal, los equi­pos de la URSS y de la RDA, prin­ci­pal­men­te, se pre­sen­ta­ban con nu­me­ro­sas ba­jas. La razón: ha­bía atle­tas que no es­ta­ban en con­di­cio­nes de par­ti­ci­par. Esas con­di­cio­nes ha­cían re­fe­ren­cia a que ha­bían pa­sa­do con­tro­les pre­vios en sus paí­ses con re­sul­ta­do po­si­ti­vo. Ab­sur­do pre­sen­tar­les a la com­pe­ti­ción, pues de pa­sar un con­trol se­rían sus­pen­di­dos. Se les de­ja­ba, por tan­to, en ca­sa, has­ta que les ba­ja­ran los ni­ve­les. Odrio­zo­la vi­vió aque­llos tiem­pos, y aho­ra lo que ha­ce­mos ba­jo su pre­si­den­cia per­mi­te re­cor­dar aque­llo. “En más de una oca­sión al­gún atle­ta ‘sos­pe­cho­so’ no ha via­ja­do a com­pe­tir con el equi­po na­cio­nal por de­ci­sión fe­de­ra­ti­va”, di­ce la no­ta de la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la. Se sa­bía de atle­tas que ha­bien­do da­do po­si­ti­vo en con­tro­les pre­vios se les da­ba de ba­ja por en­fer­me­dad, pe­ro no que se lle­ga­ba al ex­tre­mo de en­cu­brir a los sos­pe­cho­sos. Nues­tra Agen­cia tie­ne te­ma pa­ra in­ves­ti­gar.

“VI­VIÓ AQUE­LLOS TIEM­POS Y AHO­RA, BA­JO SU PRE­SI­DEN­CIA, EL ATLE­TIS­MO ES­PA­ÑOL...”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.