Ba­le de­be con­fir­mar su me­jo­ría

AS (Las Palmas) - - REAL MADRID-SPORTING - PE­DRO P. SAN MAR­TÍN

Ba­le sa­bía, des­de que Be­ní­tez le hi­zo una vi­si­ta pri­va­da en ju­nio en Car­diff, que es­ta se­ría su tem­po­ra­da. Que el nue­vo téc­ni­co le cui­da­ría y le da­ría pro­ta­go­nis­mo. La idea qui­zás no fue­ra ori­gi­nal de Be­ní­tez, sino de más arri­ba, pe­ro anun­cia­ba lo que iba a su­ce­der. La ma­la no­ti­cia fue que Ba­le si­guió en su irre­gu­la­ri­dad, en­re­da­do en las ideas de Be­ní­tez y con­fu­so en su pa­pel. Ca­yó el téc­ni­co, lle­gó Zi­da­ne y el ga­lés re­su­ci­tó an­te el De­por con un gran par­ti­do y tres go­les. ¿Ha en­con­tra­do su rol en el equi­po? Hoy le to­ca con­fir­mar­lo.

El Spor­ting lle­ga muy to­ca­do al Ber­na­béu, con cua­tro de­rro­tas en los úl­ti­mos par­ti­dos. Su fra­gi­li­dad de­fen­si­va anun­cia­ría un po­si­ble fes­tín de la BBC, en la que Ba­le es aho­ra el ver­du­go, con mo­vi­li­dad, re­ma­te y éxi­to en el sal­to de ca­be­za. El ga­lés se en­cuen­tra ‘dis­pa­ra­do’, apo­ya­do en el agra­de­ci­do im­pul­so de Car­va­jal. El Spor­ting ten­drá que pre­pa­rar un sis­te­ma es­pe­cial pa­ra ta­par a Ba­le no só­lo en sus ca­rre­ras por la ban­da, sino en sus en­tra­das al área en bus­ca del pa­se des­de las ban­das. Pue­de ser que, por fin, Ba­le es­té en la lí­nea de con­fir­mar que es­ta se­rá su gran tem­po­ra­da, como le anun­ció Be­ní­tez en Car­diff.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.