Buen Ra­yo y dos true­nos

Ne­gre­do y Al­cá­cer pri­van a los de Paco del triun­fo

AS (Las Palmas) - - VALENCIA-RAYO VALLECANO - CON­RA­DO VA­LLE

ElRa­yo hi­zo mé­ri­tos pa­ra lle­var­se al­go más que un pun­to. Tan­to fue así que Mes­ta­lla ape­nas pro­tes­tó en el 85’ un gol anu­la­do a Al­cá­cer por fue­ra de jue­go que no era. El pro­ble­ma del Ra­yo fue que ni con ese avi­so se die­ron por alu­di­dos. Si­guie­ron a la su­ya de que­rer ha­cer un ter­cer gol y lo que su­ce­dió en el 88’ fue un con­tra­gol­pe que és­ta vez ni el ár­bi­tro anu­ló ni Al­cá­cer per­do­nó (tres ba­lo­nes to­có, dos al fon­do de la red). Y así, un inope­ran­te y ram­plón Valencia bir­ló dos pun­tos a un buen Ra­yo. Ello gra­cias a dos true­nos: el de Al­cá­cer y otro de Ne­gre­do.

Que­dó cla­ro que el Ra­yo tie­ne una per­so­na­li­dad que la man­tie­ne has­ta es­tan­do en zo­na de des­cen­so. Esa es su vir­tud y fue su de­fec­to. En Mes­ta­lla sa­lie­ron a ha­cer lo que les pi­de Paco, que es lo que peor se le da al Valencia: ju­gar al fút­bol. Or­den, cri­te­rio y em­pu­je. El Ra­yo fue amo del cam­po. Tras­ho­rras y Jo­za­bed ha­cían lo que que­rían. Ellos y el res­to de sus com­pa­ñe­ros ad­vir tie­ron a los de Ne­vi­lle que qui­zás van a te­ner que mi­rar es­te año más ha­cia aba­jo que ha­cia arri­ba en la cla­si­fi­ca­ción.

Mi­ku avi­só en el 4’. Su re­ma­te al lar­gue­ro lle­gó sin que el Valencia se hu­bie­se aún da­do cuen­ta de que el par­ti­do ha­bía co­men­za­do. En ver­dad tar­dó en per­ca­tar­se. Ni tan si­quie­ra lo hi­zo con el gol de Jo­za­bed en el 15’. El Ra­yo se­guía só­li­do en su plan­tea­mien­to y el Valencia no da­ba tres pa­ses se­gui­dos. Mes­ta­lla se im­pa­cien­ta­ba. Nor­mal. El efec­to Ne­vi­lle cal­mó los áni­mos que ha­bía ha­cia Nuno, pe­ro no hay des­odo­ran­te que aguan­te ocho jor­na­das sin ga­nar. Nue­ve con la de ayer ( igua­lan­do la peor ra­cha del Valencia de Koe­man).

Ape­nas cam­bió el pa­no­ra­ma tras el des­can­so. El Ra­yo se­guía a lo su­yo y el Valencia, pa­ra su des­gra­cia, tam­bién. Pe­ro el fút­bol son mo­men­tos y en el 54’ hu­bo uno de los que al­te­ran un par­ti­do. En 10 se­gun­dos se pa­só de una tri­ple oca­sión pa­ra el 0-2 (Ryan se de­fen­dió con ho­nor an­te el ase­dio de Tras­ho­rras, Mi­ku y Pa­blo Her­nán­dez) a un 1-1 que se sa­có Ne­gre­do de la na­da. Na­die en Mes­ta­lla veía que ha­bía un gol don­de él lo hi­zo. Un pe­lo­ta­zo lar­go que pe­leó con Ze Cas­tro y Qui­ni lo trans­for­mó el ‘7’ ape­nas lo ba­jó al sue­lo en un dis­pa­ro des­de el círcu­lo cen­tral.

Ese go­la­zo pa­re­cía que ha­ría des­per­tar a los de Ne­vi­lle. Pe­ro en­tre es­pe­jis­mos ha­bi­ta es­te Valencia. Llo­ren­te apro­ve­chó un error en ca­de­na tras un cór­ner. Era el 1-2. Mes­ta­lla no gas­tó ener­gías ni pa­ra sil­bar a los su­yos. Si­len­cio. Re­sig­na­ción es lo que ha­bía en la gra­da. El Ra­yo te­nía al Valencia to­ca­do y hun­di­do. So­lo la ca­li­dad in­di­vi­dual de los blan­qui­ne­gros ha­cía pen­sar que pu­die­ra ha­ber par­ti­do. De ello mal vi­ve es­te Valencia de Ne­vi­lle. De gen­te co­mo Al­cá­cer y su don.

Ner­vios El Ra­yo des­qui­ció a Mes­ta­lla, que car­gó con­tra sus ju­ga­do­res

PE­LI­GRO RA­YIS­TA. Mi­ku, qye ayer fue el nue­ve del Ra­yo en Mes­ta­lla, in­ten­ta el re­ma­te de ca­be­za an­te el va­len­cia­nis­ta Da­ni­lo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.