Ale­ma­nia, Mo­rros-Guar­dio­la, Es­pa­ña aca­ba lí­der in­vic­ta y pa­sa con cua­tro pun­tos

Los His­pa­nos ba­ten a los sue­cos y cum­plen su pri­mer ob­je­ti­vo

AS (Las Palmas) - - MÁS DEPORTE - EN­RI­QUE OJE­DA LA CRÓNICA

La Se­lec­ción de Ma­no­lo Ca­de­nas lo­gró su se­gun­da vic­to­ria en el Eu­ro­peo de Po­lo­nia. El em­pa­te an­te Eslovenia, eli­mi­na­da al per­der con que­da sin trans­cen­den­cia. Gon­za­lo Pé­rez, Agi­na­gal­de, En­tre­rríos, Ri­ve­ra y el tán­dem lo me­jor.

Se

die­ron las com­bi­na­cio­nes que se te­nían que dar, que Es­pa­ña ga­na­se a Sue­cia y Ale­ma­nia a Eslovenia, y la Se­lec­ción pa­sa a la si­guien­te fa­se con el pleno que bus­ca­ba: cua­tro pun­tos, como Di­na­mar­ca, el ri­val del do­min­go, el pró­xi­mo en­cuen­tro de los His­pa­nos que aho­ra tie­nen tres días de des­can­so.

Si to­do fue­sen números, per fec­to. Pe­ro Es­pa­ña de­be ofre­cer al­go más pa­ra ser fiel a la tra­di­ción, a su his­to­ria y a su es­ti­lo. Es de­cir, ayer de­bió ga­nar a los sue­cos con más desaho­go, por­que si es cier­to que te­nía el cho­que re­suel­to a cin­co mi­nu­tos del fi­nal (23-18), de­bió ha­cer­lo con al­go más de bri­llan­tez.

Sin con­tra­gol­pe. De mo­men­to, Es­pa­ña no co­rre: aca­bó con dos con­tra­gol­pes, me­nos que Sue­cia, aunque só­lo per­dió cua­tro ba­lo­nes por cin­co los sue­cos. Vol­vió a fun­cio­nar la co­ne­xión con Agi­na­gal­de en la pri­me­ra mi­tad: seis ba­lo­nes, seis ac­cio­nes de gol de Es­pa- ña. Im­pre­sio­nan­te el vasco; cuan­do es­tá en for­ma su fi­gu­ra es una es­pe­cie de Hér­cu­les in­mu­ta­ble an­te los gol­pes del ri­val. En­tre­rríos es, por aho­ra, quien me­jor le en­cuen­tra, y des­de su po­si­ción se ge­ne­ra jue­go pa­ra el res­to.

Lo ma­lo del jue­go es­pa­ñol ayer es que de­jó iné­di­tos a los ex­tre­mos, no les sur­tie­ron ba­lo­nes, aunque Va­le­ro Ri­ve­ra aca­ba­se con nue­ve go­les, sie­te de pe­nal­ti; un es­pe­cia­lis­ta que no te­nía­mos.

Otro as­pec­to a co­rre­gir, el ata­que en su­pe­rio­ri­dad, que ayer tam­po­co apor­tó na­da a Es­pa­ña, que aca­ba siem­pre em­pa­ta­do, sino per­dien­do, en esas si­tua­cio­nes de ven­ta­ja.

Lo po­si­ti­vo es el jue­go de­fen­si­vo con Guar­dio­la y Mo­rros asen­ta­dos en el cen­tro, bien com­bi­na­dos y muy se­rios y con­cen­tra­dos. Esa de­di­ca­ción ejem­plar obli­ga al res­to a man­te­ner ese ni­vel de aten­ción. Tam­po­co se pue­de ol­vi­dar la enor­me apor­ta­ción de Gon­za­lo Pé­rez en la por­te­ría.

IM­PA­RA­BLE. Ca­da ba­lón que le lle­gó a Ju­len Agi­na­gal­de fue una ac­ción de gol del pi­vo­te es­pa­ñol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.