En el In­su­lar se de­ci­de

Un au­to­gol de Zahi­bo da li­ge­ra ven­ta­ja a Las Pal­mas

AS (Las Palmas) - - VALENCIA-LAS PALMAS - CONRADO VA­LLE

De Mes­ta­lla se mar­cha­ron todos ca­brea­dos. Los del Va­len­cia por­que con Ne­vi­lle no ga­nan cuan­do jue­gan mal ni tam­po­co cuan­do lo ha­cen me­dio bien, como ano­che. Des­de la lle­ga­da del in­glés por no te­ner no tie­nen ni suer­te, como tam­bién se com­pro­bó ayer con ese au­to­gol de Zahi­bo que en ca­so de em­pa­te val­drá do­ble. Los de Se­tién, por su par­te, se re­ti­ra­ron del cam­po a re­ga­ña­dien­tes por­que Del Ce­rro Gran­de pi­tó el fi nal del en­cuen­tro sin de­jar­les sa­car un cór­ner a fa­vor. Pe­ro cla­ro, ya en frío, el em­pa­te a un gol sí se ce­le­bró en el ves­tua­rio de Las Pal­mas. Y bas­tan­te ade­más. No en el del Va­len­cia, ob­via­men­te, un equi­po que sa­le a co­lle­ja por par­ti­do y eso que no le­van­ta ca­be­za. Pi­tos y pa­ñue­los en Mes­ta­lla.

En Sin­ga­pur al­guien bus­ca tra­duc­ción al re­frán de “a pe­rro fla­co to­do son pul­gas”. Las Pal­mas se mar­chó al des­can­so con ven­ta­ja y lo hi­zo sin tan si­quie­ra ha­ber dis­pa­ra­do a por­te­ría. Así es el fút­bol. Un au­to­gol de Zahi­bo le va­lió a los de Quique Se­tién pa­ra ver­se con un 0- 1. Su úni­co mé­ri­to: no ha­ber en­ca­ja­do gol. La ca­ra de Gary Ne­vi­lle lo de­cía to­do. El in­glés no se lle­va una ale­gría ni en un día en el que los su­yos hi­cie­ron bien la pre­sión. Ade­más en­fren­te ha­bía un ri­val que, con tal de no pe­gar un pe­lo­ta­zo, com­pli­ca­ban la vi­da a su guar­da­me­ta Raúl has­ta lí­mi­tes in­so­pe­cha­dos. Por cier­to, ca­li­dad con los pies tie­ne. Al Va­len­cia se le veía me­jor ubi­ca­do y con más mor­dien­te. Pe­ro so­lo en­con­tró una por­te­ría y fue Zahi­bo la de Mat Ryan.

Ese au­to­gol po­nía a prue­ba por enési­ma vez la fe del Va­len­cia. Y ni sí ni no ni tam­po­co lo con­tra­rio. De nue­vo tras el des­can­so la ac­ti­tud fue co­rrec­ta; las oca­sio­nes, las jus­tas. Por re­su­mir, y más allá del gol de Al­cá­cer, una de Ga­yà y otra de Ne­gre­do. En la ban­da de Mes­ta­lla se veía a un Ne­vi­lle que que­ría de­cir mu­chas co­sas a los su­yos pe­ro que no te­nía vo­ca­bu­la­rio pa­ra ha­cer­lo.

Aún así, lo di­cho, Al­cá­cer em­pa­tó. Lo hi­zo cuan­do Las Pal­mas más co­que­tea­ba con el 0- 2. De he­cho el gol lle­gó tras el pri­mer dis­pa­ro a puer­ta de los in­su­la­res. Ne­vi­lle fue sa­can­do ar­ti­lle­ría: De Paul, Can­ce­lo y Ne­gre­do. Se­tién, por con­tra, nun­ca de­jó de pen­sar en su par­ti­do con­tra el Le­van­te. Esa fue la pa­ra­do­ja de la no­che. Mien­tras el Va­len­cia se afe­rra a la Co­pa como ta­bla de sal­va­ción, Las Pal­mas sa­be dón­de se jue­ga su sal­va­ción. Y sin em­bar­go al In­su­lar lle­ga­rán los de Se­tién con ven­ta­ja. Li­ge­ra, sí, pe­ro con ven­ta­ja.

Po­lé­mi­ca Del Ce­rro pi­tó el fi­nal cuan­do Las Pal­mas iba a sa­car un cór­ner

EM­PA­TE EN MES­TA­LLA, COMO EN LA LI­GA. El Va­len­cia no ha po­di­do su­pe­rar a Las Pal­mas en Mes­ta­lla ni en Li­ga ni tam­po­co en Co­pa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.