Ca­de­nas: “Hay que dar jue­go a los ex­tre­mos”

El téc­ni­co desea más im­por­tan­cia de Víc­tor To­más

AS (Las Palmas) - - MÁS DEPORTE - E. OJE­DA /

Has­ta el do­min­go no vuel­ve a ju­gar Es­pa­ña, fren­te a Di­na­mar­ca (20:30, TDP), vi­gen­te sub­cam­peo­na con­ti­nen­tal, y tam­bién otra de las lí­de­res in­vic­tas de la pri­me­ra fa­se. Por eso, y pa­ra ce­rrar los ojos al pa­sa­do y cen­trar­se en el fu­tu­ro, Ma­no­lo Ca­de­nas fue con­tun­den­te: “Una jornada pa­ra des­can­sar, pa­ra des­co­nec­tar un po­co del ba­lon­mano, por­que pa­ra el pró­xi­mo par­ti­do que­dan dos días pa­ra co­rre­gir de­ta­lles”.

La ma­ne­ra de des­co­nec­tar es to­mar­se una jornada sa­bá­ti­ca den­tro de un or­den, con co­mi­da es­pe­cial con el pre­si­den­te le­jos de las me­sas dia­rias del ho­tel. Día de equi­po, de ha­cer gru­po, de ha­blar de to­do y de na­da. De re­po­so, de re­cu­pe­rar oxí­geno, fuer­zas y res­ta­ñar he­ri­das y que se su­peren me­jor que peor los do­lo­res en el cuer­po por la in­ten­si­dad en el jue­go.

Se ha­bla de la bue­na co­ne­xión que ha exis­ti­do en­tre En­tre­rríos y Agi­na­gal­de, un tán­dem que Ca­de­nas, como todos, ve que fun­cio­na, por­que el as­tu­riano sa­be có­mo en­con­trar al pi­vo­te, y el vasco des­de los seis me­tros es un tan­que im­pa­ra­ble, ade­más de abrir es­pa­cios a sus com­pa­ñe­ros, de blo­quear sin pa­rar a los ex­te­rio­res. Pe­ro es que el ca­pi­tán, el hom­bre de los sie­te Europeos, el más jo­ven de los En­tre­rríos, ya es­tá en los 206 due­los in­ter­na­cio­na­les, ha igua­la­do a Jua­nín Gar­cía en la cla­si­fi­ca­ción, y es el dé­ci­mo en el rán­king his­tó­ri­co.

Otro que de­be es­ca­lar en las lis­tas es Víc­tor To­más, a 19 go­les de los 507 de Car­los Or­te­ga (el duo­dé­ci­mo de siem­pre), pe­ro al ex­tre­mo ca­ta­lán no le es­tán dan­do mu­cha bo­la, y es un problema que quie­re re­sol­ver Ca­de­nas: “Te­ne­mos muy bue­nos ex­tre­mos, ex­ce­len­tes fi­na­li­za­do­res, y hay que me­ter­les más en el par­ti­do. Tam­bién es cier­to que los ri­va­les les co­no­cen y les ha­cen mar­ca­jes al hom­bre, con lo cual es com­pli­ca­do dar­les jue­go”.

Has­ta aho­ra Es­pa­ña ha ga­na­do al pa­so, pe­ro si no se co­rre, si no se su­man cin­co o seis go­les de con­tra­gol­pe por en­cuen­tro, aho­ra que em­pie­za la fa­se de­ci­si­va, se ha­rá más di­fí­cil to­do, si bien es cier­to que los His­pa­nos han sa­li­do bien pa­ra­dos al su­pe­rar con éxi­to el lla­ma­do gru­po de la muer­te, el de Wro­claw, sin que hu­bie­se ma­rías como en los otros tres.

Ve­lo­ci­dad

“Te­ne­mos muy bue­nos fi­na­li­za­do­res, pe­ro tam­bién les co­no­cen los ri­va­les”

INS­TRUC­CIO­NES. Ma­no­lo Ca­de­nas, jun­to a Víc­tor To­más (8), ofre­ce ex­pli­ca­cio­nes du­ran­te un par­ti­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.