Carta pa­ra la fa­mi­lia de Ve­láz­quez

AS (Las Palmas) - - MEDIOS -

Es­ta es una carta pa­ra la fa­mi­lia de Ma­nuel Ve­láz­quez Vi­lla­ver­de, cen­tro­cam­pis­ta del Real Ma­drid, fa­lle­ci­do el 15 de enero de 2016. La fa­mi­lia de Ma­no­lo Ve­láz­quez ha sa­ca­do a la luz una emo­ti­va carta de des­pe­di­da a es­te gran ju­ga­dor, pe­ro por en­ci­ma de to­do, gran per­so­na. En es­tos tiem­pos de ju­ga­do­res me­diá­ti­cos, en los que son tan di­fí­ci­les con­tro­lar los egos de jó­ve­nes fut­bo­lis­tas con suel­dos as­tro­nó­mi­cos, acos­tum­bra­dos a dis­fru­tar de un tra­to pre­fe- ren­cial en cual­quier lu­gar por el que pasan o pi­san, des­ta­can las vir­tu­des y los va­lo­res que Ma­no­lo Ve­láz­quez ha pa­sea­do a lo lar­go de su vi­da. Ex­ce­len­te ju­ga­dor, nun­ca fue no­ti­cia fue­ra de lo que te­nía que ver con fút­bol, nun­ca dio op­cio­nes de que na­die pu­die­ra cri­ti­car­le, ha­bien­do de­di­ca­do su vi­da al de­por­te y a sus se­res que­ri­dos, su fa­mi­lia. ¡Que le­jos es­tá esa ma­ne­ra de en­ten­der el de­por­te y la vi­da de lo que ac­tual­men­te pa­de­ce­mos a car­go de es­tas fi­gu­ras so­bre­va­lo­ra­das! El diez del Ma­drid se ha ido en si­len­cio, pe­ro su fa­mi­lia, más allá del do­lor por su pér­di­da, de­be es­tar or­gu­llo­sa y en­can­ta­da de ha­ber dis­fru­ta­do de al­guien como él y de su for­ma de ser y de ha­cer. Yo per­so­nal­men­te es­toy con­ten­to de ha­ber­le te­ni­do como re­fe­ren­cia en am­bos as­pec­tos de la vi­da.

Ma­riano An­to­lín Ni­ño Cas­tri­llo de Don Juan

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.