Una ber­li­na me­dia dig­na de su no­ble cu­na

La mar­ca bri­tá­ni­ca am­plía ofer­ta y la acer­ca a un ma­yor nú­me­ro de com­pra­do­res

AS (Las Palmas) - - LA PRUEBA - —R. RO­MO­JA­RO

Ja­guar es uno de esos nom­bres evo­ca­do­res de la in­dus­tria del au­to­mó­vil. Tra­di­ción, pres­ti­gio, ele­gan­cia, de­por­ti­vi­dad, lu­jo y tam­bién po­si­cio­na­mien­to al­to de pre­cio. Así ha si­do (y qui­zá de­bía ser) has­ta aho­ra pe­ro la mar­ca pre­ten­de am­pliar ho­ri­zon­tes pa­ra con­ti­nuar en la sen­da del cre­ci­mien­to que ha afron­ta­do des­de ha­ce unos año; de es­te mo­do, in­cor­po­ra a su ga­ma una ber­li­na me­dia dis­pues­ta a com­pe­tir en un seg­men­to de ma­yor vo­lu­men.

Una ca­rro­ce­ría de cua­tro puer­tas y 4,67 me­tros de lon­gi­tud pa­ra si­tuar­se por de­ba­jo de sus her­ma­nos XF y XJ. In­fe­rior en ta­ma­ño (en lí­nea con quie­nes se­rán sus ri­va­les de

Au­di, BMW o Mer­ce­des) pe­ro no en am­bi­cio­nes, que las tie­ne y mu­chas. Pa­ra em­pe­zar es un co­che pre­cio­so, con el ali­cien­te de que no es­tá tan vis­to como otros y eso siem­pre su­po­ne un va­lor aña­di­do.

Me­nos con­vin­cen­te es el apro­ve­cha­mien­to del es­pa­cio in­te­rior, su prin­ci­pal pun­to dé­bil. Las pla­zas tra­se­ras y el ma­le­te­ro no son idea­les pa­ra una uti­li­za­ción fa­mi­liar del vehícu­lo, sin que tam­po­co la sen­sa­ción in­te­rior sea de am­pli­tud. Sí es mu­cho más gra­ti­fi can­te en cuan­to a los aca­ba­dos, con un am­bien­te muy de la mar­ca y po­si­bi­li­da­des de equi­pa­mien­to adap­ta­bles a las ne­ce­si­da­des o exi­gen­cias de los usua­rios... y de su pre­su­pues­to, cla­ro es­tá.

El motor dos li­tros de ga­so­li­na con 200 CV es re­co­men­da­ble por res­pues­ta y pres­ta­cio­nes (por su­pues­to que exis­ten ver­sio­nes dié­sel), aunque no tan­to por un con­su­mo que pue­de ser ele­va­do si no te­ne­mos aten­ción con el pie del ace­le­ra­dor; al­go que pue­de ocu­rrir fá­cil­men­te por­que el XE in­vi­ta a dis­fru­tar de una con­duc­ción di­ná­mi­ca. Su pla­ta­for­ma de alu­mi­nio es ex­qui­si­ta y el co­che se apo­ya co­rrec­ta­men­te en cual­quier si­tua­ción, la di­rec­ción es pre­ci­sa y el com­ple­men­to de la trac­ción tra­se­ra re­sul­ta ideal pa­ra esa de­por­ti­vi­dad que tam­bién se aso­cia con la mar­ca bri­tá­ni­ca.

En de­fi­ni­ti­va, Ja­guar ha vuel­to a dar en el cla­vo al man­te­ner to­da su esen­cia y vir­tuo­sis­mo en un mo­de­lo que, ade­más, re­sul­ta com­pe­ti­ti­vo en es­te seg­men­to.

Ja­guar XE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.