Mu­cha de­por­ti­vi­dad sin ne­ce­si­dad de re­nun­cias

Un com­pac­to di­ver­ti­do y di­ná­mi­co pe­ro tam­bién uti­li­za­ble en el día a día con fun­cio­na­li­dad

AS (Las Palmas) - - LA PRUEBA - —R.R.

No es na­da sen­ci­llo com­bi­nar de­por­ti­vi­dad con fun­cio­na­li­dad. Los co­ches que en­tu­sias­man por su di­na­mis­mo sue­len ser in­có­mo­dos, po­co prác­ti­cos... o am­bas co­sas. Por eso re­sul­ta en­co­mia­ble el acier­to de los in­ge­nie­ros de Peu­geot

Sport, el de­par­ta­men­to de com­pe­ti­ción de la mar­ca, que han si­do los en­car­ga­dos de po­ner a pun­to el nue­vo 308 GTI.

Es­te com­pac­to de 4,2 me­tros y cin­co puer­tas ( con las ven­ta­jas pro­pias de tal con­fi­gu­ra­ción) se re­ve­la ma­gis­tral­men­te equi­li­bra­do. Su di­se­ño es bas­tan­te si­mi­lar, sal­vo pe­que­ños ma­ti­ces como una pin­tu­ra bi­co­lor ex­clu­si­va, a cual­quie­ra de sus her­ma­nos de ga­ma y tam­bién es tan uti­li­za­ble en el día a día como ellos. Si que­re­mos con­du­cir tran­qui­los po­dre­mos ha­cer­lo sin pro­ble­mas, no ha­bla­mos de un vehícu­lo in­có­mo­do de sus­pen­sio­nes, de tac­to ru­do o es­par­tano, más bien lo con­tra­rio. Ade­más, dis­fru­ta de una habitabilidad co­rrec­ta y el ma­le­te­ro tam­bién cum­ple, lo mis­mo que los aca­ba­dos y el equi­pa­mien­to de una ver­sión que se po­si­cio­na en lo al­to de la fa­mi­lia.

La co­sa cam­bia, sin em­bar­go, si de­ci­di­mos ex­pri­mir a tope to­do lo que pue­de ofre­cer su motor de ga­so­li­na, tur­boa­li­men­ta­do y con una po­ten­cia de na­da me­nos que 270 CV ( se ven­de una va­rian­te in­fe­rior con 250); en­ton­ces sa­le a re­lu­cir su do­ble per­so­na­li­dad y la di­ver­sión es­tá ga­ran­ti­za­da.

Los es­pe­cia­lis­tas en ca­rre­ras de la mar­ca del león sa­ben lo que ha­cen (aca­ban de ga­nar el Da­kar) y la pues­ta a pun­to que han ele­gi­do es muy sa­tis­fac­to­ria. Sus­pen­sio­nes que no son se­cas pe­ro sí fir­mes, una di­rec­ción pre­ci­sa ( aunque de tac­to me­jo­ra­ble di­ría), unos po­de­ro­sos fre­nos de 380mm en el eje de­lan­te­ro (268 en el tra­se­ro) y un di­fe­ren­cial au­to­blo­can­te Tor­sen que sir­ve pa­ra trans­mi­tir al asfalto la po­ten­cia dis­po­ni­ble, un de­sa­fío sig­ni­fi­ca­ti­vo cuan­do ha­bla­mos de un au­to­mó­vil con trac­ción an­te­rior.

El re­sul­ta­do es un GTI fas­ci­nan­te de con­du­cir y muy rá­pi­do, al mis­mo tiem­po que ac­ce­si­ble pa­ra la ma­yo­ría sin ne­ce­si­dad de re­nun­cias en tér­mi­nos de con­fort o se­gu­ri­dad. En au­to­vías co­rre mu­cho pe­ro so­bre to­do es una de­li­cia en tra­mos de ca­rre­te­ra vi­ra­dos, con fre­na­das y ace­le­ra­cio­nes cons­tan­tes que per­mi­tan ex­pri­mir to­das sus cua­li­da­des.

Peu­geot 308 GTI

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.