Ma­nue­lRe­don­do,el­bron­cey­lo­sul­tras

“...CUAN­DO, HA­CE TAN PO­CO, LOS UL­TRAS GRI­TA­BAN ‘MAR­CA Y AS, CÁ­MA­RA DE GAS”.

AS (Las Palmas) - - TEMA DEL DÍA - ALFREDO RELAÑO

Ayer me en­con­tré en la pá­gi­na sie­te de AS un bre­ve só­lo re­la­ti­va­men­te ino­fen­si­vo. Era la en­tre­ga a Ma­nuel Re­don­do, di­rec­tor de ga­bi­ne­te del Real Ma­drid, de la me­da­lla de bron­ce de la Real Or­den del Mé­ri­to De­por­ti­vo. Dis­tin­ción otor­ga­da es­te ve­rano jun­to a va­rias otras decenas en­tre­ga­das en su día en un ac­to for­mal y so­lem­ne, al que, como ca­da año en con­di­ción si­mi­lar, acu­die­ron los pre­mia­dos, en ca­te­go­ría de oro, de pla­ta o de bron­ce. Ma­nuel Re­don­do lo re­ci­bió en el Ma­drid. Era una me­da­lla de bron­ce. ¿Por qué esa de­fe­ren­cia? Pues por­que sí. Y ade­más, por­que tam­bién. ¡Ha­la Ma­drid! Ayer mis­mo le pre­gun­té al Se­cre­ta­rio de Es­ta­do pa­ra el De­por­te por ese pre­mio y me acla­ró que se le otor­gó a pro­pues­ta de Ana Muñoz, que fue su se­gun­da, por su lu­cha con­tra los ul­tras. Pues muy bien. Glo­ria a la fo­to fe­liz de esa de­lan­te­ra com­pues­ta por Bu­tra­gue­ño, Miguel Car­de­nal, Ma­nuel Re­don­do, Ana Muñoz y el nun­ca bien pon­de­ra­do Flo­ren­tino Pé­rez. Vien­do tal de­lan­te­ra ca­si evo­co a Ko­pa, Rial, Di Sté­fano, Pus­kas y Gen­to. Pe­ro no pue­do de­jar de pre­gun­tar­me dón­de es­ta­ban aque­llos cin­co cuan­do ha­ce tan po­co los ul­tras gri­ta­ban ‘ Mar­ca y AS, cá­ma­ra de gas’. ¿Eran de otra con­fe­sión en­ton­ces? Flo­ren­tino y Re­don­do re­vo­lo­tea­ban aque­llos días por el pal­co y no hay re­fe­ren­cia de que eso les in­co­mo­da­ra. Lue­go los ul­tras se re­vol­vie­ron con­tra Flo­ren­tino cuan­do echó a Mou­rin­ho. Ya no he­mos vuel­to a ver aque­llo de ‘ Mou­rin­ho, tu de­do se­ña­la nues­tro ca­mino’, que un día bri­lló en el Ber­na­béu. Ayer, vien­do a Miguel Car­de­nal ya Ana Muñoz en esa de­lan­te­ra equí­vo­ca, me pre­gun­té si es que un asien­to vi­ta­li­cio en el pal­co com­pen­sa tan­to di­si­mu­lo o bien si ellos dos es­ta­ban apli­can­do aque­llo de que hay más ale­gría en el Cie­lo por un pe­ca­dor arre­pen­ti­do que por cien jus­tos que ha­cen penitencia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.