Es­pa­ña hi­zo un par­ti­do de ca­te­go­ría

AS (Las Palmas) - - MÁS DEPORTE - DA­VID BA­RRU­FET

Se pue­de de­cir que es­te fue el me­jor par­ti­do, el más com­ple­to, de Es­pa­ña en lo que va de Cam­peo­na­to de Eu­ro­pa, por­que an­te Croa­cia, que es un gran con­jun­to con ex­ce­len­tes ju­ga­do­res, vi­mos un en­cuen­tro de ca­te­go­ría por par­te de la Se­lec­ción. Me im­pre­sio­nó que cuan­do el ri­val, en la se­gun­da mi­tad, equi­li­bra­ba el cho­que, los nues­tros man­tu­vie­ron el aplo­mo su­fi­cien­te pa­ra ju­gar un ba­lon­mano ex­qui­si­to, sin que la pre­sión croa­ta cam­bia­se pa­ra na­da el aplo­mo de los His­pa­nos pa­ra man­te­ner la ca­be­za fría, pa­ra dar un pa­se más, pa­ra bus­car siem­pre la me­jor op­ción en ata­que. Y eso es, en el ba­lon­mano, do­mi­nar el jue­go, mos­trar­se bien asen­ta­do en el cam­po, sin pre­ci­pi­ta­cio­nes, con un sa­ber es­tar que es lo que mar­có la di­fe­ren­cia en el due­lo.

Nun­ca tu­ve la sen­sa­ción de que Es­pa­ña pu­die­se per­der, por­que el ini­cio fue en­ga­ño­so, con una Croa­cia que lle­ga­ba au­pa­da por su triun­fo an­te

Po­lo­nia, y que sa­bía co­rrer y de­fen­der. Tras el 1-4, Es­pa­ña co­rri­gió po­si­cio­nes, en­con­tró los ajus­tes ne­ce­sa­rios, to­mó el rit­mo al par­ti­do, y fue su­pe­rior en to­do mo­men­to, con men­ción es­pe­cial al jue­go de Raúl En­tre­rríos du­ran­te los 60 mi­nu­tos, de Ju­len Agi­na­gal­de en los

seis me­tros, de Víc­tor To­más y Va­le­ro Ri­ve­ra, y, por su­pues­to, de An­to­nio Gar­cía, que de ca­ra al gol se con­vir­tió en un ba­luar­te muy im­por­tan­te en es­ta vic­to­ria que me­te a la Se­lec­ción, y de ma­ne­ra me­re­ci­da, en la cuarta fi­nal de un Cam­peo­na­to de Eu­ro­pa, y oja­lá que es­ta vez a la cuarta va­ya la ven­ci­da, por­que ya to­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.