Ale­ma­nia es el úl­ti­mo obs­tácu­lo al oro y a Río

Cuarta fi­nal eu­ro­pea de Es­pa­ña, que nun­ca ha si­do cam­peo­na

AS (Las Palmas) - - MÁS DEPORTE - EN­RI­QUE OJE­DA

Llegóel gran día: 31 de enero, 17:30 (La1), en el Tau­ron Are­na de Cra­co­via, don­de Es­pa­ña tie­ne la oca­sión “de ha­cer his­to­ria gran­de”, co­men­ta An­to­nio Gar­cía. De con­quis­tar el tí­tu­lo de cam­peón de Eu­ro­pa en su cuarta fi­nal, y fren­te a un ri­val clá­si­co como Ale­ma­nia: 61 par­ti­dos, con 32 triun­fos pa­ra Es­pa­ña, cin­co em­pa­tes, por 29 vic­to­rias ger­ma­nas.

“Sa­li­mos de Ma­drid con la idea de ga­nar el oro, y en eso estamos”, apun­ta el se­lec­cio­na­dor Ma­no­lo Ca­de­nas, que con es­te lle­va tres gran­des cam­peo­na­tos son la Se­lec­ción y ha apren­di­do va­rias co­sas: la ne­ce­si­dad de una piz­ca de for­tu­na, y que no se pue­de ex­pri­mir a los ju­ga­do­res en dos se­ma­nas eternas. Ser cam­peo­nes da, ade­más, la cla­si­fi­ca­ción pa­ra Río 2016 sin pa­sar por el Preo­lím­pi­co.

“No tu­vi­mos par­ti­dos có­mo­dos, y por un gol no nos han eli­mi­na­do”, ma­ti­za Ca­de­nas, que es­ta vez lle­ga a la fi­nal sin que sus hom­bres den sig­nos de fa­ti­ga. En la úl­ti­ma fi­nal de Es­pa­ña, en 2006, se per­dió la fi­nal an­te Fran­cia por­que Iker Romero, allí su lí­der, no te­nía fue­lle; y ha­ce un año, en la lu­cha por el bron­ce en el Mun­dial de Qa­tar, el me­jor ju­ga­dor de Es­pa­ña, Ca­ñe­llas, se gri­pó en la se­gun­da par­te. Jue­gos Olím­pi­cos 2008 Bron­ce 2000 Bron­ce 1996 Bron­ce

Mun­dial 2013 Oro 2011 Bron­ce 2005 Oro

Eu­ro­peo 2014 Bron­ce 2006 Pla­ta 2000 Bron­ce 1998 Pla­ta 1996 Pla­ta

“Pa­ra ga­nar te­ne­mos que es­tar con­cen­tra­dos des­de el prin­ci­pio, y de­mos­trar que te­ne­mos más ham­bre que los ale­ma­nes. Pa­ra es­ta ge­ne­ra­ción se­ría muy im­por­tan­te es­ta me­da­lla de oro”, ex­po­ne el ca­pi­tán, Raúl En­tre­rríos, so­ber­bio en to­do el Eu­ro­peo.

No hay mie­do a los ale­ma­nes, pe­ro sí mu­cho res­pe­to. “Es­te par­ti­do no va a ser como en el del de­but (32-29, la úni­ca de­rro­ta), y tam­po­co pa­re­ce que los Ale­ma­nes acu­sen las le­sio- nes, por­que han en­tra­do Haf­ner y Kuhn que han ren­di­do de ma­ra­vi­lla los dos en­cuen­tros que han dispu­tado”, sos­tie­ne Ca­de­nas.

La ver­dad es que los ale­ma­nes han su­pe­ra­do cin­co au­sen­cias no­ta­bles, Gens­hei­mer, Wien­cek y Groetz­ki, que no vi­nie­ron; y Wein­hold y Dis­sin­ger, le­sio­na­dos an­te Ru­sia. Y sin ellos ga­na­ron a Di­na­mar­ca, y a No­rue­ga en la se­mi­fi­nal.

Es una ge­ne­ra­ción nue­va, con 11 ju­ga­do­res de me­nos de 25 años, sin ex­pe­rien­cia in­ter­na­cio­nal (só­lo tres jue­gan la Cham­pions; 12 en Es­pa­ña), pe­ro es­tán ba­que­tea­dos en la Bun­des­li­ga la me­jor Li­ga del mundo, la que sos­tie­ne el ba­lon­mano mun­dial.

En al­za Los teu­to­nes só­lo lle­van una de­rro­ta, an­te Es­pa­ña

EN BUS­CA DEL DO­RA­DO. Den­tro de un dol­men de An­te­que­ra se hi­zo es­ta fo­to de los His­pa­nos, que ha re­sul­ta­do pre­mo­ni­to­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.