“En la FIFA ur­ge se­pa­rar el fút­bol de los ne­go­cios”

El je­que Sal­man, de 50 años, es pri­mo del rey de Bah­rain. As­pi­ra a ga­nar las elec­cio­nes a la pre­si­den­cia de la FIFA. Tie­ne el apo­yo de dos gran­des con­ti­nen­tes: Asia y Áfri­ca. Sal­man Bin Al-Khalifa

AS (Las Palmas) - - TEMA DEL DÍA - J. MAROTO /

¿Qué prio­ri­da­des tie­ne si es­te vier­nes es ele­gi­do pre­si­den­te de la FIFA? —Lo pri­me­ro es se­pa­rar el fút­bol del di­ne­ro. En la FIFA ur­ge se­pa­rar el fút­bol de los ne­go­cios. La FIFA tie­ne dos ver­tien­tes, una fi­nan­cie­ra y otra de­por­ti­va. Mi idea es di­vi­dir am­bos po­de­res. Con eso po­dre­mos me­jo­rar, ha­re­mos que nues­tros pa­tro­ci­na­do­res es­tén sa­tis­fe­chos. Pa­ra eso hay que ele­gir a los me­jo­res. Con­tra­tar a las per­so­nas idó­neas pa­ra ha­cer ese tra­ba­jo y po­ner­las al fren­te de ca­da área. Tam­bién hay que iden­ti­fi­car los programas de desa­rro­llo del fút­bol ba­sán­do­se en las ne­ce­si­da­des que exis­tan en ca­da país, so­bre to­do en los que ne­ce­si­tan más apo­yo. Y to­do eso tie­ne que rea­li­zar­se de ma­ne­ra trans­pa­ren­te. Te­ne­mos que ate­ner­nos a eso. — ¿ Ha pen­sa­do en per­so­nas con­cre­tas pa­ra ha­cer esos dos tra­ba­jos? —Aún no, pe­ro tie­nen que ser los me­jo­res. La FIFA de­be co­piar el mo­de­lo de las or­ga­ni­za­cio­nes que fun­cio­nan a la per­fec­ción. La Pre­mier es un buen ejem­plo de có­mo se de- ben ha­cer las co­sas se­pa­ran­do am­bos po­de­res, fút­bol y ne­go­cios. Me gus­ta­ría que per­so­nas como el pre­si­den­te de la Pre­mier, Ri­chard Scu­da­mo­re, pa­ra la ver­tien­te de los ne­go­cios, o Sir Alex Fer­gu­son, pa­ra lo que es el fút­bol, pu­die­ran ser con­se­je­ros de la FIFA y nos apor­ta­ran sus co­no­ci­mien­tos pa­ra me­jo­rar. Bus­car la ayu­da y la sa­bi­du­ría de los me­jo­res es obli­ga­do en una or­ga­ni­za­ción como la nues­tra, es lo que hay que ha­cer. En Eu­ro­pa no só­lo la Pre­mier tie­ne una bue­na es- truc­tu­ra, tam­bién la Bun­des­li­ga y LaLi­ga de Es­pa­ña. La gen­te es­tá con­ten­ta de có­mo fun­cio­nan esos cam­peo­na­tos, don­de lo que pre­va­le­ce es el fút­bol y, al tiem­po, son mo­de­los eco­nó­mi­cos de éxi­to. — ¿ Qué pla­nes tie­ne pa­ra el fút­bol fe­me­nino? ¿Da­rá en­tra­da a las mu­je­res en los ór­ga­nos de di­rec­ción de la FIFA? —El fút­bol fe­me­nino ha cre­ci­do mu­cho en los úl­ti­mos años y hay que cui­dar­lo. La FIFA de­be apo­yar al má­xi­mo al fút­bol fe­me­nino. Hay que de­di­car­le un plan de desa­rro­llo glo­bal, dar­le más com­pe­ten­cias e in­cre­men­tar el pre­su­pues­to pa­ra su desa­rro­llo. Y, ló­gi­ca­men­te, es­te cre­ci­mien­to de­be te­ner re­fle­jo en los ór­ga­nos de di­rec­ción de la or­ga­ni­za­ción. Pe­ro, ade­más de las mu­je­res, hay que ha­cer pla­nes de desa­rro­llo pa­re­ci­dos con el fút­bol ba­se, con los ni­ños, por­que ellos son el fu­tu­ro de nues­tro de­por­te. Hay que ayu­dar y po­ten­ciar el fút­bol de ba­se por to­do el mundo, es­pe­cial­men­te en los paí­ses me­nos fa­vo­re­ci­dos. — ¿ Es­tá de acuer­do en au­men­tar a cua­ren­ta el nú­me­ro de paí­ses en el Mun­dial? —La idea es­tá ahí, pe­ro si la apli­ca­mos te­ne­mos que ase­gu­rar­nos de que es una de­ci­sión co­rrec­ta, que es una me­di­da po­si­ti­va. No po­de­mos de­cir que que­re­mos un Mun­dial de cua­ren­ta paí­ses só­lo por ra­zo­nes elec­to­ra­les. Pa­ra ga­nar vo­tos. Te­ne­mos que con­sul­tar con nues­tros so­cios por to­do el mundo, con los pa­tro­ci­na­do­res y con las fe­de­ra­cio­nes, por­que les afec­ta a ellos tam­bién. Como pre­si­den­te del fút­bol en Asia, sí es­toy a fa­vor. Pe­ro no só­lo se tra­ta só­lo de lo que le va me­jor a un con­ti­nen­te. Las li­gas pro­fe­sio­na­les tie­nen voz, los fut­bo­lis­tas y los clu­bes tam­bién tie­nen al­go que de­cir al res­pec­to. —¿Si es ele­gi­do pre­si­den­te de la FIFA re­nun­cia­rá a co­brar un sa­la­rio? —Sí. Si soy ele­gi­do no co­bra­ré un suel­do. Es me­jor em­plear ese di­ne­ro en te­ner a las per­so­nas ade­cua­das y de­le­gar po­de­res y fun­cio­nes. Pe­ro al mis­mo tiem­po te­ne­mos que ha­cer hin­ca­pié tam­bién en que el pre­si­den­te tie­ne que par­ti­ci­par ac­ti­va y di­rec­ta­men­te pa­ra es­tar al tan­to exac­ta­men­te de lo que

La FIFA ne­ce­si­ta sa­bios como Fer­gu­son o Del Bos­que, gen­te que ama el fút­bol” El asun­to de Vi­llar es un problema lo­cal, in­terno de Es­pa­ña, y no voy a opi­nar so­bre

eso”

A las mu­je­res y a los ni­ños hay que de­di­car­les re­cur­sos,

tiem­po y di­ne­ro, por­que son el fu­tu­ro de nues­tro de­por­te” Si soy pre­si­den­te no co­bra­ré un suel­do

por mi tra­ba­jo y es­ta­ré un má­xi­mo de tres man­da­tos

en la FIFA” El Mun­dial de Ru­sia ya es­tá en mar­cha y el de Qa­tar se­rá el me­jor y el de más éxi­to de la his­to­ria

del fút­bol”

es­tá pa­san­do, que sea no eje­cu­ti­vo no quie­re de­cir que no es­té o que no ha­ga su tra­ba­jo. Hay gen­te que es­tá usan­do es­to con­tra mi, como si fue­ra al­go ne­ga­ti­vo en vez de ver­lo como al­go po­si­ti­vo. En cuan­to a los man­da­tos, la re­co­men­da­ción de la Co­mi­sión de Re­for­mas es la de te­ner un lí­mi­te má­xi­mo de tres man­da­tos pa­ra el pre­si­den­te y el Co­mi­té Eje­cu­ti­vo. En Asia no­so­tros apo­ya­mos eso, así que creo que 12 años su­po­nen un pe­rio­do de tiem­po ade­cua­do pa­ra de­mos­trar ca­pa­ci­da­des y cum­plir ob­je­ti­vos. En mi opi­nión, el pre­si­den­te de la FIFA de­be de­di­car sus es­fuer­zos al desa­rro­llo del fút­bol como fuen­te de los in­gre­sos de la FIFA. Ma­ne­jar la FIFA como una or­ga­ni­za­ción pro­fe­sio­nal y no po­lí­ti­ca. —¿Cree que se­ría bueno pa­ra la FIFA te­ner un pre­si­den­te no eu­ro­peo? — Creo que lo más im­por­tan­te es que se eli­ja al can­di­da­to más ade­cua­do, in­de­pen­dien­te­men­te de su ori­gen. No im­por­ta su ori­gen mien­tras crea­mos que es la per­so­na ade­cua­da pa­ra ha­cer avan­zar es­ta or­ga­ni­za­ción. Creo que to­do va a es­tar muy igua­la­do has­ta la vo­ta­ción fi­nal, pe­ro con­fío en mis po­si­bi­li­da­des. —¿Es­tá al tan­to de los pro­ble­mas de Ángel Vi­llar en Es­pa­ña? El Go­bierno de Es­pa­ña le ha abier­to un ex­pe­dien­te que pue­de ter­mi­nar en su in­ha­bi­li­ta­ción. ¿Lo sa­be? —No pue­do opi­nar so­bre eso por­que es un problema in­terno de Es­pa­ña, un problema lo­cal. No ten­go ni idea so­bre eso. — ¿ Pe­ro có­mo se lle­va con Vi­llar? Us­ted le co­no­ce, am­bos son vi­ce­pre­si­den­tes de la FIFA... —Yo tra­to de te­ner bue­na re­la­ción con to­do el mundo, tam­bién con él (con Vi­llar). Pe­ro ya que ha­bla­mos de Es­pa­ña, dele re­cuer­dos de mi par­te a Bu­tra­gue­ño. Y ya que estamos ha­blan­do de Es­pa­ña, voy a apro­ve­char pa­ra fe­li­ci­tar a Del Bos­que, el ar­tí­fi­ce de los úl­ti­mos gran­des éxi­tos del fút­bol de su país. Per­so­nas como él son las que ne­ce­si­ta la FIFA. An­tes ci­ta­mos a Fer­gu­son y aho­ra ci­ta­mos a otra de las fi­gu­ras de las que el fút­bol de­be sen­tir­se or­gu­llo­so: Del Bos­que. —Ha­blá­ba­mos de Vi­llar... —Le co­noz­co, cla­ro. Am­bos so­mos vi­ce­pre­si­den­tes de la FIFA. — No in­sis­to más con Vi­llar. ¿ Qué sen­sa­cio­nes tie­ne pa­ra las elec­cio­nes del vier­nes en Zúrich? —Ten­go con­fian­za en mis po­si­bi­li­da­des, pe­ro res­pe­to a los otros cua­tro candidatos. Es­pe­re­mos que las co­sas sal­gan bien. Creo que pue­do ser de ayu­da pa­ra la FIFA. Por eso me pre­sen­to. — ¿ Qué con­si­de­ra vi­tal pa­ra que la FIFA sal­ga de su ac­tual si­tua­ción? —Creo que hay que re­cu­pe­rar la es­ta­bi­li­dad, la tran­qui­li­dad y la repu­tación. Sin es­ta­bi­li­dad no hay desa­rro­llo, no hay fu­tu­ro, y creo que eso es lo que la gen­te es­tá desean­do. Lo he­mos de­mos­tra­do en Asia por­que he­mos te­ni­do pro­ble­mas en el pa­sa­do. Como pre­si­den­te de la Con­fe­de­ra­ción Asiá­ti­ca es­toy or­gu­llo­so de que aho­ra Asia es­té só­li­da y uni­da y con un buen am­bien­te y un so­lo pro­pó­si­to. Y es­to es lo que que­re­mos apor­tar a la FIFA — ¿ Qué tie­ne que de­cir so­bre los dos pró­xi­mos Mun­dia­les. Ru­sia 2018 y Qa­tar 2022? — Creo que Ru­sia me­re­ce aco­ger el Mun­dial de 2018 y Qa­tar el de 2022. El Mun­dial de 2018 es­tá en cur­so y creo que el Co­mi­té de Ru­sia 2018 es­tá ha­cien­do un gran tra­ba­jo ba­jo el man­da­to de su pre­si­den­te, Vi­taly Mut­ko. Es­pe­ro un gran Mun­dial en Ru­sia. En cuan­to a Qa­tar 2022, es im­pre­sio­nan­te lo que ha avan­za­do en es­tos años. Como pre­si­den­te de la Con­fe­de­ra­ción Asiá­ti­ca de Fút­bol es­toy se­gu­ro de que ten­dre­mos un Mun­dial fan­tás­ti­co en Qa­tar. Sé lo que se ha in­ver­ti­do en el even­to y, créa­me us­ted, sé que va a ser uno de los Mun­dia­les de más éxi­to de la his­to­ria. —¿Es us­ted del Real Ma­drid o del Bar­ce­lo­na? To­do el mundo es del equi­po de don­de na­ció y del Ba­rça o del Ma­drid, ¿no?

pa­sa a pág. si­guien­te ●●●

Hay que co­piar los mo­de­los de éxi­to, que son la Pre­mier, la Bun­des­li­ga y

LaLi­ga”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.