Cham­pions o na­da

An­tes del der­bi, el Atle­ti tie­ne otro gran re­to an­te el PSV

AS (Las Palmas) - - PSV-ATLÉTICO DE MADRID - PATRICIA CA­ZÓN

Ape­nas48 ho­ras des­pués del em­pa­te an­te el Vi­lla­rreal y de ver có­mo la Li­ga se es­cu­rre ca­si de­fi­ni­ti­va­men­te, tres gra­dos de tem­pe­ra­tu­ra y fuer­tes llu­vias re­ci­bie­ron al Atlé­ti­co en Eind­ho­ven. Pa­sa­rán más frío los ro­ji­blan­cos, in­clu­so, que en Ka­za­jis­tán, abri­ga­dos en­ton­ces por el te­cho del As­ta­na Are­na. Hoy no hay te­cho. Tam­po­co col­chón. Hoy el Atle­ti se jue­ga la ida de oc­ta­vos an­te el PSV y pa­sar la eli­mi­na­to­ria es la úni­ca op­ción que tie­ne pa­ra ol­vi­dar los úl­ti­mos de­sen­ga­ños de Li­ga y co­ger fuer­za an­tes del der­bi.

La Cham­pions es el ob­je­ti­vo, el sue­ño, la es­pi­na cla­va­da. Go­dín lo di­ce siem­pre. Ga­bi tam- bién. Y hoy se abrazarán a ella con to­das sus fuer­zas. Es eso o la na­da. Y la na­da has­ta ma­yo pue­de ha­cer­se tre­men­da­men­te lar­ga. Pa­ra las ca­sas de apues­tas el fa­vo­ri­to es el Atle­ti y el 0-1, el re­sul­ta­do más pro­ba­ble. El ni­vel de la Ere­di­vi­sie, muy por de­ba­jo de la Li­ga, y có­mo sa­len los ro­ji­blan­cos, a mo­rir cuan­do el himno de Cham­pions sue­na, in­flu­yen. Pe­ro el PSV, que ha ga­na­do sus úl­ti­mos ocho par­ti­dos de li­ga, no lo pon­drá fá­cil.

Hay cier­tos de­ta­lles ge­me­los en los dos equi­pos. El pri­me­ro, las fran­jas ro­jas y blan­cas. Las del PSV vie­nen del bloc de no­tas y la li­mo­na­da de fram­bue­sa que to­ma­ba uno de sus fun­da­do­res cuan­do el club na­ció como un equi­po pa­ra los tra­ba­ja­do­res de la Phi­lips. Otra es su jue­go por las ban­das y lue­go es­tá lo de sus en­tre­na­do­res, Co­cu y Si­meo­ne, los dos ex­fut­bo­lis­tas ilus­tres de unos clu­bes a los que re­gre­sa­ron como téc­ni­cos pa­ra sa­car­les de la de­pre­sión y de­vol­ver­les la gran­de­za.

Co­cu hoy ten­drá una no­ti­cia bue­na y otra ma­la. La bue­na es que Guar­da­do re­gre­sa 25 días des­pués de le­sio­nar­se ( ten­dón de la cor­va de­re­cha). La ma­la es que pierde a De Jong (por san­ción) y eso con­di­cio­na­rá su ata­que. La ra­pi­dez de Nar­singh y Lo­ca­dia y la so­li­dez de Prop­per y Hen­drix en el me­dio son sus ba­zas.

La de Si­meo­ne se lla­ma Au­gus­to. El ar­gen­tino via­jó tras re­cu­pe­rar­se, mi­la­gro­so, en 23 días de un es­guin­ce en el li­ga­men­to in­terno de la ro­di­lla y po­dría ser ti­tu­lar. Si­meo­ne du­da ahí (¿Au­gus­to? ¿Óli­ver?) y si ali­near a Giménez o a Sa­vic. Arri­ba, la apues­ta se­rían Viet­to y Griez­mann. El fran­cés lle­va cin­co par­ti­dos apa­ga­do y pa­ra en­cen­der­se no pue­de ha­ber un es­ta­dio me­jor en el mundo que el Phi­lips. Cuan­do se cons­tru­yó, en 1913, es­ta mar­ca so­la­men­te fa­bri­ca­ba una co­sa: lám­pa­ras in­can­des­cen­tes.

Re­gre­sos Guar­da­do y Au­gus­to vuel­ven. El ar­gen­tino po­dría ser

ti­tu­lar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.