El mo­de­lo de Si­meo­ne vuel­ve a sa­lir re­for­za­do

Triunfó so­bre el de Zi­da­ne

AS (Las Palmas) - - RESACA DEL DERBI - KIKO NAR­VÁEZ

Es­ti­lo Am­bos bus­ca­ron la vic­to­ria con fi­lo­so­fías dis­tin­tas; es muy res­pe­ta­ble

Pro­yec­to El Atlé­ti­co tie­ne in­terio­ri­za­do lo que quie­re; el Ma­drid si­gue bus­can­do

No me gus­tan los ar­gu­men­tos de que ga­nó el equi­po abu­rri­do que só­lo apro­ve­chó un error

Se ha­bló an­tes del der­bi so­bre las po­si­bles ti­tu­la­ri­da­des de ju­ga­do­res del Atlé­ti­co en el equi­po blan­co. Una pe­na que no se ha­bla­ra de mo­de­lo, com­pe­ti­ti­vi­dad y fe. Se­gu­ra­men­te ahí no hu­bie­se ha­bi­do de­ba­te po­si­ble en be­ne­fi­cio ro­ji­blan­co. Lo que si te­nían cla­ro tan­to el Cho­lo como Zi­da­ne es que ellos se hu­bie­sen pues­to en el on­ce ini­cial de sus equi­pos. Só­lo vien­do a los cua­tro cen­tro­cam­pis­tas de ca­da con­jun­to sa­bías de las in­ten­cio­nes de am­bos. Mo­dric, Kroos, Ja­mes e Is­co: ta­len­to y crea­ti­vi­dad (Zi­da­ne). En fren­te Ga­bi, Au­gus­to, Saúl y Ko­ke: equi­li­brio y concentración (Si­meo­ne). Fi­lo­so­fías di­fe­ren­tes, idén­ti­cos ca­mi­nos, el de la vic­to­ria, y am­bos es­ti­los igual de res­pe­ta­bles. Si el Real Ma­drid con su es­ti­lo te me­te tres ju­gan­do vis­to­so y con ge­nia­li­da­des pues se le fe­li­ci­ta por­que te su­pe­ró con sus ideas. Lo que no me gus­ta es cuan­do es al re­vés y los ar­gu­men­tos son de par­ti­do abu­rri­do y que ga­nó el que apro­ve­chó un error. En­tien­do que, pa­ra los que es­gri­men es­tos ar­gu­men­tos, es mu­cho me­jor un equi­po va­lien­te que te de­je es­pa­cios y no sal­ga cohi­bi­do al Ber­na­béu, y lo di­go por­que de­trás de to­do lo que ex­hi­be el Atlé­ti­co hay tra­ba­jo, con­vic­ción y com­pe­ti­ti­vi­dad, por lo que es una con­tra­dic­ción cri­ti­car­lo cuan­do su au­sen­cia es lo que le re­pro­chan a los su­yos.

En de­fi­ni­ti­va, lo que vi fue un par­ti­do en­tre Zi­da­nes y Cho­lo­nes, que ga­na­ron en es­tá oca­sión los se­gun­dos. Am­bos en­tre­na­do­res no te engañan en su dis­cur­so cuan­do sa­len a dar la rue­da de pren­sa. El fran­cés mues­tra sus car­tas que­rien­do ser el pro­ta­go­nis­ta del par­ti­do, pre­sio­nan­do arri­ba, te­nien­do po­se­sión y cuan­do no con­si­guen eso de­jan de ser un equi­po com­pac­to. Si­meo­ne in­sis­te en lo mis­mo que lle­va inculcando des­de que lle­gó: con­ven­cer a los ju­ga­do­res de que el equi­po es­tá por en­ci­ma de las in­di­vi­dua­li­da­des. Los re­sul­ta­dos ava­lan a Si­meo­ne y, ya sea que Jack­son cues­te 36 mi­llo­nes o los co­mien­zos de Griez­mann, eres tú el que te tie­nes que adaptar al mo­de­lo. Un mo­de­lo que los ro­ji­blan­cos tie­nen in­terio­ri­za­do, mien­tras el Ma­drid se en­cuen­tra en la bús­que­da de su mo­de­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.