Un lí­der que sa­be su­frir

Un Se­vi­lla muy va­lien­te po­ne en apu­ros a un Ba­rça que se es­ca­pa Mes­si, con un gol ma­ra­do­niano, y Pi­qué, re­mon­tan La fi­nal de Co­pa apun­ta a épi­ca

AS (Las Palmas) - - BARCELONA-SEVILLA - GSANTI IMÉNEZ REPORTAJE GRÁFICO FER­NAN­DO ZUE­RAS, CAR­LOS MI­RA Y RO­DOL­FO MO­LI­NA

El Ba­rça no des­apro­ve­chó la oca­sión de es­ca­par­se en la Li­ga y de igua­lar el ré­cord de par­ti­dos in­vic­to que a día de hoy com­par­te con el Ma­drid de Been­hak­ker tras de­rro­tar por 2-1 en un par­ti­do de to­ma y daca an­te un Se­vi­lla des­acom­ple­ja­do y va­lien­te que bus­có en to­do mo­men­to los tres pun­tos en el Camp Nou. Obli­gó el equi­po de Emery al de Luis En­ri­que a dar lo me­jor de si mis­mo. Y eso in­clu­ye re­mon­tar el gol de Vi­to­lo gra­cias a un go­la­zo de fal­ta de Mes­si a lo Ma­ra­do­na y que cul­mi­nó Pi­qué en la ju­ga­da de con­ti­nua­ción de un sa­que de es­qui­na.

Con el triun­fo an­te el Se­vi­lla si­gue el Bar­ce­lo­na po­nien­do proa a una Li­ga que tie­ne al al­can­ce de la mano, pe­ro na­die le po­drá re­pro­char al equi­po bar­ce­lo­nis­ta que su cam­pa­ña sea un ca­mino de ro­sas. Ayer el Bar­ce­lo­na vol­vió a de­mos­trar que es el me­jor por­que su­po so­bre­po­ner­se a un ri­val que ju­gó un par­ti­da­zo de ca­bo a ra­bo. El Se­vi­lla pue­de ir­se del Camp Nou con la ca­be­za bien al­ta y pro­me­tien­do que la pró­xi­ma fi­nal de la Co­pa del Rey se­rá un en­cuen­tro apa­sio­nan­te.

Cier­to es que el téc­ni­co del Bar­ce­lo­na de­ci­dió ha­cer ro­ta­cio­nes res­pec­to al equi­po que ve­nía de ga­nar al Ar­se­nal, pe­ro no lo es me­nos que ne­ce­si­tó el apo­yo del Equi­po A pa­ra sa­car el par­ti­do ade­lan­te. Al­ves, Inies­ta y Ra­ki­tic tu­vie­ron que in­gre­sar en el cam­po pa­ra con­te­ner a un Se­vi­lla que plan­teó un par­ti­do de ida y vuel­ta fián­do­lo to­do a la sol­ven­cia de su por­te­ro (Ri­co es­tu­vo sen­sa­cio­nal) y a un cen­tro del cam­po que no de­ja­ba un cen­tí­me­tro a los bar­ce­lo­nis­tas.

Un ga­to sal­va­je. Des­de el ini­cio del en­cuen­tro el due­lo fue un par­ti­da­zo en el que el Bar­ce­lo­na tra­ta­ba de con­tro­lar un ga­to sal­va­je. El Se­vi­lla nun­ca se de­jó ador­me­cer por el in­ten­to cu­lé de man­te­ner lar­gas po­se­sio­nes y sa­lía a la con­tra con una fie­re­za in­sos­pe­cha­da que se ba­sa­ba en la sol­ven­cia de­fen­si­va de sus za­gue­ros, en es­pe­cial, Tre­mou­li­nas.

En una de es­tas ju­ga­das a 200 por ho­ra que eje­cu­ta­ba el Se­vi­lla, en­con­tró una su­pe­rio­ri­dad en la ban­da iz­quier­da en la que Krohn-De­li asis­tió a Vi­to­lo que fu­si­ló a Bra­vo. Con el 0-1 en el mar­ca­dor, el Ba­rça se que­dó la pe­lo­ta y ase­dió el área ri­val. El cu­lo de Suá­rez, que tan­tos pun­tos ha da­do al Ba­rça pro­vo­có la fal­ta de Ra­mi que diez mi­nu­tos des­pués del tan­to del Se­vi­lla le sir­vió a Mes­si pa­ra po­ner el es­ta­dio en pie. Mi­nu­tos an­tes, el ar­gen­tino ha­bía in­ten­ta­do un gol olím­pi­co al pri­mer pa­lo que Suá­rez ha­bía en­via­do al lar­gue­ro en el re­cha­ce.

Con el em­pa­te a uno se lle­gó al des­can­so y el Bar­ce­lo­na apro­ve­chó de nue­vo su sa­li­da ha­bi­tual en trom­ba pa­ra mar­car el se­gun­do tan­to me­dian­te Pi­qué. Cual­quier otro equi­po se hu­bie­ra ren­di­do, pe­ro el Se­vi­lla fue un ri­val tre­men­do. Los de Emery, le­jos de dar el par­ti­do por per­di­do vol­vie­ron a la car­ga con­tra Bra­vo, que tu­vo que sal­var el em­pa­te an­te Ga­mei­ro.

Ca­da cam­bio del se­vi­llis­ta es­ta­ba pro­gra­ma­do pa­ra su­bir las re­vo­lu­cio­nes de un par­ti­do que el Ba­rça no sa­bía como dor­mir. Tu­vo en los mi­nu­tos fi­na­les del en­cuen­tro el do­mi­nio de la si­tua­ción el Se­vi­lla, mien­tras que el Bar­ce­lo­na bus­ca­ba la pun­ti­lla en las con­tras de Ney­mar y Suá­rez. El úni­co que de­ci­dió que no se te­nía que co­rrer más era Mes­si, que apos­tó con la ayu­da de Inies­ta y de Bus­quets por es­con­der el ba­lón. Y así, se lle­gó al fi­nal de un par­ti­do que dis­pa­ra al Bar­ce­lo­na, que le sir­ve pa­ra igua­lar a un ré­cord y que le re­cuer­da que pa­ra ser el me­jor, hay que su­frir. Pe­ro si tie­nes a Mes­si en el mo­do Ma­ra­do­na, el su­fri­mien­to, es me­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.