Nano otor­ga la vic­to­ria al Te­ne­ri­fe en Anduva

Los in­su­la­res aguan­ta­ron el ase­dio fi­nal del Mi­ran­dés

AS (Las Palmas) - - MIRANDÉS-TENERIFE - SER­GIO GON­ZÁ­LEZ

El Te­ne­ri­fe lo­gró lle­var­se los tres pun­tos de su vi­si­ta a Mi­ran­da de Ebro en un par­ti­do en el que los de Mar­tí fue­ron ca­pa­ces de con­tro­lar du­ran­te gran par­te del mis­mo y que gra­cias a la du­pla de Su­so y Nano di­la­pi­da­ron las op­cio­nes de los lo­ca­les. El Mi­ran­dés so­lo lo in­ten­tó con op­cio­nes reales de su­mar en los úl­ti­mos diez mi­nu­tos de par­ti­do tras el pe­nal­ti ano­ta­do por Egua­ras.

Hay am­bien­tes di­fí­ci­les de ex­pli­car pe­ro que se pal­pan des­de que uno pi­sa un es­ta­dio. Y en ese sen­ti­do no te­nía bue­na pin­ta el en­cuen­tro pa­ra el Mi­ran­dés. To­do ello se con­fir­mó con el Te­ne­ri­fe muy es­ti­ra­do e in­ci­si­vo des­de los pri­me­ros com­pa­ses de jue­go.

El gol de los de Mar­tí lle­gó muy tem­prano. Sa­que de fal­ta de los lo­ca­les por par­te de Egua­ras, la de­fen­sa des­pe­ja, se ha­ce con el ba­lón y mon­ta una con­tra de li­bro con una pe­lo­ta a la es­pal­da de los ro­ji­llos. Nano ga­na en ve­lo­ci­dad a todos y el por­te­ro lo­cal, Raúl Fer­nán­dez sa­le tar­de. El de­lan­te­ro del Te­ne­ri­fe se ade­lan­ta al me­ta y re­ma­ta le­jano pe­ro bien di­ri­gi­do al fon­do de las ma­llas. 0-1 y si ya el am­bien­te era gé­li­do en Anduva, aho­ra más aún.

El gol en­ca­ja­do no pro­vo­có reac­ción nin­gu­na en los hom­bres de Car­los Te­rra­zas, que le­jos de me­jo­rar se que­da­ron in­mó­vi­les.

Inope­ran­tes. Em­pe­za­ron los mur­mu­llos en­tre los asis­ten­tes al es­ta­dio de Anduva, sin ex­pli­ca­ción a la inope­ran­cia de los su­yos. Po­co a po­co co­men­za­ron a des­pe­re­zar­se con al­gu­nas lle­ga­das de Álex Gar­cía y San­ga­lli pe­ro sin lle­gar a pro­bar a Da­ni Hernández.

El tiem­po se­guía pa­san­do y los de Mar­tí se mos­tra­ban có­mo­dos y con las ideas muy cla­ras so­bre qué te­nían que ha­cer pa­ra se­guir au­men­tan­do el pa­que­te de ner­vios en el con­jun­to lo­cal. Lo­zano y Nano eran peor que una mi­gra­ña pa­ra el Mi­ran­dés.

Pe­ro el fút­bol es ca­pri­cho­so, y los pu­pi­los que di­ri­ge Car­los Te­rra­zas pu­die­ron igua­lar el elec­tró­ni­co. El téc­ni­co lo­cal no era ajeno a que su equi­po no es­ta­ba lle­van­do ni el pe­so del par­ti­do ni el rit­mo del mis­mo. Por ello, op­tó por de­jar en la ca­se­ta a Ab­dón y Car­ni­cer y dar en­tra­da a Alain Oyar­zun y a un ex del con­jun­to ti­ner­fe­ño, el de­lan­te­ro Ari­da­ne. Pe­ro las co­sas fue­ron de mal en peor pa­ra los lo­ca­les y de per­las pa­ra los vi­si­tan­tes.

AR­TIS­TA. Nano, ex­ce­len­te en la def­ni­ción en la ci­ta de ayer, per­fo­ra ma me­ta ro­ji­lla pa­ra en­mu­de­cer a Anduva.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.