Llull ha­ce de Curry con un tri­ple des­de su cam­po

Lan­zó a so­lo dé­ci­mas del fi­nal Fir­mó ocho pun­tos en un mi­nu­to

AS (Las Palmas) - - BALONCESTO -

El In­creí­ble Llull lo ha vuel­to a ha­cer. Tri­ple ga­na­dor, y no uno cual­quie­ra. Es­ta vez ri­zó el ri­zo y em­bo­có el ba­lón des­de más de 20 me­tros. A la al­tu­ra de su pro­pia lí­nea de tres, es­co­ra­do a la iz­quier­da y con la afi­ción del Va­len­cia que ya ce­le­bra­ba un triun­fo ata­do. Una vic­to­ria que hu­bie­ra si­do tam­bién épi­ca, con ca­nas­ta de Diot a 1,3 de la bo­ci­na.

Pa­ra sa­bo­rear es­te desen­la­ce de th­ri­ller hay que arran­car la his­to­ria por el prin­ci­pio, por­que na­rran­do có­mo em­pe­zó to­do, el tri­pla­zo de Llull co­ge aún más cuer­po. Se aga­rra al pa­la­dar y al co­ra­zón. Pu­ra emo­ción.

El Ma­drid ve­nía de ga­nar la Co­pa, y de lo­grar un triun­fo vi­tal en Ale­ma­nia, al tiem­po que des­con­ta­ba los días pa­ra me­dir­se es­te miér­co­les al CSKA. No pa­re­cía pro­ba­ble que en la Fonte­ta vié­ra­mos al me­jor Ma­drid. Aún sin Rudy, y sin Ser­gio. Y así pa­só. Es­pe­rá­ba­mos, por el con­tra­rio, al me­jor Va­len­cia, al de los ré­cords, al equi­po de Dublje­vic y Mar­tí­nez, al de Sik­ma, y eso tam­bién ocu­rrió. A fal­ta de 15 mi­nu­tos ven­cía por 13 (67-54) a rit­mo de más de 100 pun­tos. En­fren­te, el Ma­drid da­ba ré­pli­ca ano­ta­do­ra (No­cio­ni 5 de 5 de tres), pe­ro fa­lla­ba atrás. La­so cam­bia­ba la ro­ta­ción y apos­ta­ba por Don­cic (ayer cum­plió 17 años) y por Ndour mien­tras re­ser­va­ba al­go a Ayón.

Pe­ro ol­vi­den los con­di­cio­nan­tes, el Ma­drid apu­ró sus op­cio­nes, como siem­pre, y lle­gó vi­vo al úl­ti­mo mi­nu­to. Ta­len­to com­pe­ti­ti­vo des­co­mu­nal pa­ra sa­lir siem­pre a flo­te. Un tri­ple de Llull a 62 se­gun­dos de la bo­ci­na po­nía el 92-90. Tras re­par­to de erro­res, el Real re­cu­pe­ra­ba la po­se­sión y... Llull vol­vía a apa­re­cer pa­ra igua­lar­lo to­do a 92. Su quin­to pun­to se­gui­do.

Que­da­ban 3,9 se­gun­dos y Diot re­ci­bió y en­ca­ró el aro. La sen­ten­cia, o eso pa­re­cía. Por­que lo que so­bre­vino des­pués lo hu­bie­ra fir­ma­do el mis­mí­si­mo Curry. Re­yes co­gió el ba­lón ba­jo su ces­ta, res­ta­ba ape­nas un se­gun­do y tres dé­ci­mas, Llull se lo pi­dió con avi­dez, avan­zó con un bo­te y se le­van­tó des­de unos 21 me­tros. “Fue un chu­rro”, di­ría lue­go. El triun­fo de la fe. Es un mi­la­gro me­ter­la des­de tan le­jos, pa­ra él y pa­ra cual­quie­ra, pe­ro fue él. Como Curry. Ocho pun­tos en un mi­nu­to. Ga­na­dor.

ALE­GRÍA DESATA­DA. Los ju­ga­do­res del Ma­drid, con Don­cic a la iz­quier­da (ayer cum­plió 17 años), abra­zan al hé­roe del día, a Ser­gio Llull.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.