El sue­ño de Kiko vo­ló en el quin­to asal­to

Leo Santa Cruz le de­rro­tó por KOT en Ca­li­for­nia

AS (Las Palmas) - - MÁS DEPORTE - JE­SÚS MÍN­GUEZ /

El sue­ño de Kiko Mar­tí­nez de vol­ver a ser cam­peón del mundo se es­fu­mó an­te un su­per­cla­se. Leo Santa Cruz re­tu­vo su cin­tu­rón de cam­peón mun­dial del plu­ma de la AMB (Aso­cia­ción Mun­dial de Bo­xeo) por KOT en el quin­to asal­to, cuan­do una salva de 20 gol­pes del me­xi­cano, que no en­con­tra­ron res­pues­ta del es­pa­ñol, obli­gó a Raúl Caiz a pa­rar el com­ba­te.

El de To­rre­llano, que de­ja su ré­cord en 35-7 con 29 años, te­nía to­do en con­tra en el Hon­da Cen­ter de Anaheim (Ca­li­for­nia). Pú­bli­co, apues­tas y, so­bre to­do, la con­fian­za y la en­ver­ga­du­ra del Te­rre­mo­to, cam­peón in­vic­to (310-1) en tres di­vi­sio­nes. Kiko, que fue mo­nar­ca en el su­per­ga­llo y subía de pe­so, sa­bía que sus op­cio­nes pa­sa­ban por sa­car a pa­sear su gran pe­ga­da y por anu­lar a Santa Cruz cor­tán­do­le la dis­tan­cia y des­in­flan­do así los gol­pes que le en­tra­ran.

Pe­ro como un flas­ha­zo, Santa Cruz le man­dó a la lo­na por dos ve­ces en el pri­mer round. Una de­re­cha des­cen­den­te y otra rec­ta hi­cie­ron que el mundo se tam­ba­lea­ra pa­ra Kiko, que vi­vió un in­fierno pa­ra aca­bar en pie los tres pri­me­ros mi­nu­tos. De­ma­sia­do las­tre de­ma­sia­do pron­to.

To­do pa­re­cía per­di­do cuan­do Kiko sa­có su al­ma de gue­rre­ro. No es­ta­ba allí pa­ra que to­do aca­ba­ra sin mos­trar sus car­tas. To­mó ai­re. Dio un pa­so al fren­te. Anu­ló el jab del Te­rre­mo­to. Me­tió su ca­be­za como un arie­te. Se qui­tó al­gu­na mano... y un cro­chet de de­re­cha man­dó al pi­so a Santa Cruz, aunque el juez no qui­sie­ra ini­ciar la cuen­ta. El se­gun­do y el ter­cer asal­to fue­ron pa­ra el es­pa­ñol. El sue­ño vol­vía a es­tar de­lan­te. Lis­to pa­ra apre­sar­lo.

Fue en­ton­ces cuan­do Santa Cruz, que aho­ra mi­ra a Carl Fram­pton (ga­nó a Scott Quigg en Man­ches­ter), se mar­chó in­te­li­gen­te de una dis­tan­cia cor­ta en la que só­lo te­nía que per­der. Se se­pa­ró de Kiko (“es­pe­ra­ba que tra­ba­ja­ra más al cho­que”, re­co­no­ció el ali­can­tino) y es­te tu­vo que ju­gár­se­lo al to­do o na­da. Y fue na­da. El cam­peón im­pu­so su ley a los 2:09 del 5º asal­to.

Tras las de­rro­tas con­tra Fram­pton, Quigg y Santa Cruz, Kiko que­da un es­ca­lón por de­ba­jo de la su­per­éli­te. Pe­ro tie­ne cré­di­to. Y de­be­ría gas­tar­lo en el su­per­ga­llo. En el plu­ma su­fri­rá.

Reac­ción Tras caer dos ve­ces en el 1º round, ga­nó los dos

si­guien­tes

MÁS AL­CAN­CE. Santa Cruz, más al­to y con más en­ver­ga­du­ra, co­nec­tó cuan­do se se­pa­ró de Kiko.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.