Hoy es­par­ci­rán la mi­tad de las ce­ni­zas en el mar Me­di­te­rrá­neo Nieto des­can­sa en paz, su le­ga­do se­rá eterno

Ayer se ce­le­bró el fu­ne­ral del ex­pi­lo­to en la pa­rro­quia de San­ta Eu­la­lia en Ibi­za y por la tar­de fue in­ci­ne­ra­do. Su fa­mi­lia afir­mó que re­par­ti­rá las ce­ni­zas en­tre la is­la y Ma­drid

AS (Las Palmas) - - Motor - —J. B.

La fa­mi­lia de Án­gel Nieto se des­pi­dió del pi­lo­to ayer con un emo­ti­vo fu­ne­ral en la pa­rro­quia de San­ta Eu­la­lia, en Ibi­za, la lo­ca­li­dad don­de re­si­día el 12+1 ve­ces cam­peón. “Al­go pe­que­ñi­to y fa­mi­liar pa­ra des­pe­dir­le”, es­pe­ra­ba su hi­jo Pa­blo.

Y era de ca­rác­ter pri­va­do y re­co­gi­do, pe­ro más de 500 mo­to­ris­tas es­col­ta­ron a la co­mi­ti­va que tras­la­da­ba el cuer­po de Nieto, des­de el Ta­na­to­rio de Ibi­za has­ta el tem­plo, ha­cien­do ru­gir sus motores y emo­cio­nan­do a los más alle­ga­dos a Nieto, co­mo ya hi­cie­ron un día an­tes en el ve­la­to­rio. Ade­más les se­guían va­rios vehícu­los re­ple­tos de co­ro­nas, con más de una vein­te­na en to­tal. Es­ta se­ma­na se han ago­ta­do las flo­res en Ibi­za.

La mi­sa fue ofi­cia­da por el pá­rro­co Vi­cent Ri­bas y acu­die­ron un cen­te­nar de ami­gos y fa­mi­lia­res de Án­gel tan­to de la is­la co­mo de Ma­drid y el res­to de Es­pa­ña. In­clu­so al­gu­nos pro­ce­dían del GP de la Re­pú­bli­ca Che­ca en Brno, co­mo Jorge Martínez ‘As­par’, su úl­ti­mo gran ri­val en la pis­ta. “Yo siem­pre he pen­sa­do que mi pa­dre era eterno... y se nos ha ido”, di­jo su hi­jo Pa­blo en­tre lá­gri­mas a la sa­li­da de la ce­re­mo­nia, ase­gu­ran­do que des­de el Mun­dial de motociclismo le ha­bían tras­la­da­do que “ha muer­to su pa­dre, pe­ro tam­bién el pa­dre de to­dos” los que for­man par­te de las ca­rre­ras.

Ho­ras des­pués, des­de las 15:00 de la tar­de, el cuer­po de Nieto fue in­ci­ne­ra­do en el cre­ma­to­rio lo­cal y, se­gún ha ex­pre­sa­do la fa­mi­lia, quie­ren re­par­tir sus ce­ni­zas en­tre Ma­drid e Ibi­za, dos lu­ga­res es­pe­cia­les en la vi­da del ex­pi­lo­to. Hoy es­par­ci­rán la mi­tad en el mar Me­di­te­rrá­neo.

Más de 500 mo­to­ris­tas es­col­ta­ron a la co­mi­ti­va has­ta la pa­rro­quia

Días tris­tes y lar­gos pa­ra la fa­mi­lia que pron­to lle­ga­rán a su fin. Án­gel Nieto fa­lle­ció el pa­sa­do jue­ves por las com­pli­ca­cio­nes de­ri­va­das de un ac­ci­den­te de trá­fi­co su­fri­do el miér­co­les 26 de ju­lio. Se gol­peó fuer­te­men­te la ca­be­za tras sa­lir des­pe­di­do de su quad al ha­ber si­do em­bes­ti­do por un tu­ris­mo. Pa­só ocho días en el hos­pi­tal evo­lu­cio­nan­do fa­vo­ra­ble­men­te aun­que en co­ma in­du­ci­do. Y em­peo­ró sú­bi­ta­men­te en la ma­dru­ga­da del jue­ves sin que los mé­di­cos pu­die­ran sal­var­le. Su cuer­po ya des­can­sa en paz, su le­ga­do se­rá eterno.

EMO­TI­VO. Cien­tos de afi­cio­na­dos acom­pa­ña­ron a Nieto y a su fa­mi­lia en el tras­la­do del cuer­po has­ta la pa­rro­quia don­de se ce­le­bró el res­pon­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.