Lo­cos del fút­bol, in­clui­do Biel­sa

AS (Las Palmas) - - Filigran - HÉC­TOR MARTÍNEZ (@AS_h­mar­ti­nez)

Un vi­den­te. Hay lo­cos muy lo­cos y lo­cos me­dio cuer­dos. Mar­ce­lo Biel­sa no sa­be­mos bien a cuál de esos clu­bes per­te­ne­ce, pe­ro es­tá cla­ro que el ar­gen­tino es di­fí­cil­men­te cla­si­fi­ca­ble. El ví­deo no tie­ne des­per­di­cio. Es de ha­ce tres años y en él se ve al Lo­co ha­blan­do a sus ju­ga­do­res en pleno en­tre­na­mien­to del Mar­se­lla. Ahí va un ex­trac­to: “¿Ves que él sa­be? (re­fi­rién­do­se a Mendy). Los ju­ga­do­res siem­pre sa­ben. Mendy va a ser mi­llo­na­rio. Se­gu­ro. Él ya sa­be que va a ser mi­llo­na­rio. Ya sa­be que va ser es­tre­lla. Y va a ser uno de los me­jo­res mar­ca­do­res de pun­ta del mun­do”. Mendy te­nía 20 años y es­te ju­lio se ha con­ver­ti­do en el de­fen­sa más ca­ro de la his­to­ria al pa­sar del Mó­na­co al City por 57 mi­llo­nes de eu­ros.

Ney­mar. Otros no tie­nen la cla­ri­vi­den­cia de Biel­sa. Es el ca­so de Ney­mar, que no adi­vi­nó al via­jar del San­tos al Bar­ce­lo­na el tremendo te­rre­mo­to ju­di­cial que iba a pro­vo­car ese fi­cha­je y mu­cho me­nos que un día su ca­ra ador­na­ría las fa­ro­las de la Ciu­dad Con­dal con un men­sa­je en mo­do Far West: “Se bus­ca (trai­dor). Mer­ce­na­rios fue­ra de Bar­ce­lo­na. Só­lo ju­ga­do­res que amen la ca­mi­se­ta”. Ador­na­ba ese pós­ter el sím­bo­lo del dó­lar, por du­pli­ca­do. Y no iba por Trump. Es­to no.

Ba­le no lo ve ve­nir. Quien tam­po­co ve ve­nir el tren, ya sea el de Man­ches­ter Es­te

o el de Man­ches­ter Oes­te

(ba­rrios del City y del Uni­ted

in­tere­sa­dos en su fi­cha­je), es Ba­le. El ga­lés es­ta­ba lla­ma­do jun­to a Ney­mar (el de las fa­ro­las) a ju­bi­lar a Cris­tiano y a Mes­si, que ya abu­rrían con sus go­les. Pe­ro los años pa­san y los Ba­lo­nes de Oro se han con­ver­ti­do en un ron­do en­tre el por­tu­gués y el ar­gen­tino. Ba­le vol­vió a te­ner mo­les­tias en Chica­go. Los años pa­san y su vi­to­la de crack mun­dial pue­de ca­du­car an­tes de lo que uno se cree.

Gat­ti, Abreu, Pa­ler­mo. Hay lo­cos de ayer, co­mo El Lo­co Gat­ti, que aho­ra vue­la de pa­lo a pa­lo en los pla­tós te­le­vi­si­vos; lo­cos de ha­ce un ra­to co­mo Abreu, en cu­yo pe­nal­ti a lo Pa­nen­ka del Mun­dial 2010 aún si­gue vo­lan­do el ba­lón, o Pa­ler­mo, que in­ven­tó el an­ti hat-trick al lan­zar tres pe­nal­tis en el Co­lom­bia-Ar­gen­ti­na del 99 y fa­llar... los tres. Hay lo­cos que no pi­san el fút­bol y otros que vi­ven en él. Co­mo Biel­sa, que aca­bó así aque­lla char­la: “Ser el me­jor te qui­ta fe­li­ci­dad. Te qui­ta ho­ras con tu mu­jer, ho­ras con los ami­gos, te qui­ta fies­ta, te qui­ta di­ver­sión. Us­te­des (a los ju­ga­do­res) tie­nen un pro­ble­ma muy gran­de. Muy, muy gran­de. Tie­nen di­ne­ro pe­ro no tie­nen tiem­po pa­ra dis­fru­tar del di­ne­ro. En­ton­ces, el éxi­to te qui­ta la po­si­bi­li­dad de ser fe­liz”. Hay lo­cos muy cuer­dos. Ti­po Biel­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.