Van Nie­kerk: mo­men­to del ‘su­ce­sor de­sig­na­do’

Ayer hi­zo se­ries de 200 y hoy co­rre la fi­nal de 400

AS (Las Palmas) - - Atletismo - JUAN­MA BELLÓN / LON­DRES

An­te el va­cío que de­ja­rá Bolt en el atle­tis­mo mun­dial con su re­ti­ra­da se bus­ca ur­gen­te­men­te un su­ce­sor. Y Usain ya ha de­sig­na­do uno: Way­de Van Nie­kerk. “Es­toy se­gu­ro que va a dar la ca­ra y es­tá de­mos­tran­do que quie­re co­ger mi re­le­vo”, di­ce El Re­lám­pa­go so­bre el sud­afri­cano, que se en­cuen­tra en el desafío que hi­cie­ra mí­ti­co a Mi­chael John­son en los Jue­gos de Atlan­ta 96, el de ga­nar 400 y 200. Hoy tie­ne la pri­me­ra gran fi­nal, la de 400.

Van Nie­kerk lle­ga­rá con tres ca­rre­ras en­ci­ma, se­rie y se­mi­fi­nal de 400 y la eli­mi­na­to­ria ayer de 200, en la que se pa­seó con 20.16 y ter­mi­nó ani­man­do al bri­tá­ni­co Danny Tal­bot. So­bra­do y una for­ma de ga­nar­se al pú­bli­co in­glés, que va en­tre­gán­do­se po­co a po­co a los en­can­tos The Drea­mer (el so­ña­dor), que ama y odia los 400 me­tros. “Pre­fie­ro los 200, los 400 es la dis­tan­cia en la que más su­fro, es muy do­lo­ro­sa y el áci­do lác­ti­co se atra­gan­ta, pe­ro in­ten­to afron­tar­la de ma­ne­ra po­si­ti­va, por­que tam­bién los 400 me lo han da­do to­do”, cuen­ta Van Nie­kerk, que asom­bró al pla­ne­ta con su ré­cord mun­dial en Río de 43.03 por la ca­lle 8. Se lo qui­tó a Mi­chael John­son, a quien tam­bién le ha ro­ba­do en 2017 el de 300 (30.81).

Co­mo buen as­pi­ran­te a su­per­hé­roe, Van Nie­kerk tie­ne una né­me­sis que se lla­ma Isaac Mak­wa­la, de Bots­wa­na y 30 años, y que se apo­da a si mis­mo Bad­man (hombre ma­lo). “Me lo pu­se yo mis­mo, por­que me gus­ta ser ma­lo en la pis­ta”, de­cía Mak­wa­la, con 43.84 y que iba a ha­cer el do­ble­te de Van Nie­kerk, pe­ro que ayer no sa­lió en las se­ries de 200 por una su­pues­ta “in­to­xi­ca­ción ali­men­ti­cia”. Se­rá du­da pa­ra la fi­nal de hoy. Si no es­tá Bad­man, el ca­mino se­rá más sen­ci­llo pa­ra Van Nie­kerk, que ten­dría co­mo enemi­go al ame­ri­cano Ker­ley, otra es­tre­lla uni­ver­si­ta­ria de EE UU co­mo Co­le­man.

Van Nie­kerk ha pa­sa­do mu­cho tiem­po en Ja­mai­ca en­tre­nán­do­se con Bolt (“apren­dí mu­cho con él, es ins­pi­ra­dor”, di­ce) y tam­bién con Bla­ke, que ayer es­tu­vo co­mo él en las se­ries de 200: “Es mi ami­go y le de­seo lo me­jor, pe­ro lo que es­tá ha­cien­do es muy du­ro. Los 400 no son nin­gu­na bro­ma”, se­ña­la­ba Bla­ke. Pe­ro Van Nie­kerk es el ele­gi­do por Usain, co­mo re­za una fa­mo­sa te­le­se­rie nor­te­ame­ri­ca­na: es el Su­ce­sor De­sig­na­do.

BUEN RO­LLO. El bri­tá­ni­co Danny Tal­bot fe­li­ci­ta a Way­de Van Nie­kerk en las eli­mi­na­to­rias de 200.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.