Cam­bio de pa­ra­dig­ma

AS (Las Palmas) - - Real Madrid - JE­SÚS GA­LLE­GO ■

El Ma­drid le dio un ba­ño al Uni­ted, co­mo se lo dio a la Ju­ven­tus. Aho­ra no só­lo ga­na, co­mo di­cen los del “ADN” y esas co­sas, sino que tam­bién do­mi­na, apa­bu­lla y divierte. Ya no es só­lo la pe­ga­da, el con­tra­gol­pe o el gol de Ra­mos en un cór­ner del des­cuen­to. Aho­ra el equi­po se po­ne a jugar y no hay quien lo pa­re. Ya pue­den co­rrer los Pog­ba, Khe­di­ra o co­mo se lla­men, no la hue­len. La má­qui­na empieza con Casemiro co­lo­ca­do pa­ra ro­bar, lue­go lle­ga Mo­dric pa­ra or­de­nar y apa­re­cen Is­co pa­ra in­ven­tar y Kroos pa­ra lle­gar. En la ju­ga­da si­guien­te cam­bian los pa­pe­les, ro­ba el ale­mán, ima­gi­na Mo­dric y lle­ga al re­ma­te el cen­tro­cam­pis­ta bra­si­le­ño.

Lue­go sa­le Mar­co Asen­sio con un al­ma­cén de fue­gos ar­ti­fi­cia­les y ve­lo­ci­dad. ¿Hay al­gún equi­po en el mun­do que ten­ga es­te elen­co? Pue­de ser, pe­ro nin­guno fun­cio­na de ca­rre­ri­lla co­mo lo ha­ce aho­ra el Ma­drid, ocu­pan­do los es­pa­cios con na­tu­ra­li­dad, lle­gan­do jun­tos a la pre­sión y aso­cián­do­se pa­ra sa­lir y su­pe­rar lí­neas enemi­gas. Los ri­va­les co­rren frus­tra­dos de­trás de la pe­lo­ta. Sí, el fút­bol con­sis­te en ga­nar, pe­ro tam­bién en do­mi­nar al ri­val y ser mejor en el jue­go. Y eso só­lo se con­si­gue con bue­nos cen­tro cam­pis­tas .¿ Al­guien quie­re la vuel­ta al ti­ro al ai­re de la BBC?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.