“Me gus­ta el jue­go, apos­té to­do al ro­jo y ga­né”

Bos­se, francés y cam­peón mun­dial de 800, es un atle­ta pe­cu­liar

AS (Las Palmas) - - Atletismo - ● —J. BELLÓN

■ Pie­rre-Am­broi­se Bos­se se to­mó dos pin­tas de cer­ve­zas, se co­mió una ham­bur­gue­sa y ju­gó unas par­ti­das en el Ca­sino. Era su for­ma de ce­le­brar que ha­bía si­do cam­peón mun­dial de 800 me­tros, an­te los afri­ca­nos. “Me gus­ta el jue­go, lo re­co­noz­co apos­té to­do al ro­jo y me sa­lió bien. Ga­né. Es­pe­ro tener la mis­ma suer­te en el amor”, con­ta­ba el de Nan­tes, de 25 años, que se sen­tía “co­mo en la lu­na” an­te la trein­te­na de pe­rio­dis­tas que se sen­ta­ban en torno a él en el ho­tel Hil­ton de To­wer Ga­te­way. Bos­se pu­do to­mar­se esas cer­ve­zas y jugar las par­ti­das con un ami­go: “Me di­jo que te­nía una ci­ta y la chi­ca le de­jó ti­ra­do. Yo le di­je: ‘Eres gua­po’. Ven­te a Lon­dres y me ha da­do suer­te”.

Bos­se, que co­rre es­ti­lo fron­trun­ner (siem­pre al fren­te), es un per­so­na­je. En los Jue­gos de Río le pi­dió dis­cul­pas a su ga­to tras que­dar cuar­to y que­dar­se fue­ra de las me­da­llas. “Sé que es­tás en ca­sa y te en­cuen­tras de­cep­cio­na­do. Lo sien­to. Sé que ba­ja­rás de la ca­ma y te abri­rás una cerveza”, de­cía a Rabs, que aho­ra más con­ten­to es­pe­ra­rá im­pa­cien­te al oro mun­dial de 800.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.