La ma­re­ja­da del Ba­rça con­tra la paz del Ma­drid

Un Camp Nou tu­rís­ti­co abre la tem­po­ra­da ofi­cial de Clá­si­cos

AS (Las Palmas) - - Tema Del Día - LUIS NIE­TO

An­tes de que aca­be agos­to se ha­brán ju­ga­do ya tres Clá­si­cos. Has­ta nue­ve pue­den dispu­tar­se en el cur­so, ocho de ellos ofi­cia­les, en­tre los que fi­gu­ran los dos in­me­dia­tos de Su­per­co­pa. Un due­lo al que no afec­ta la reite­ra­ción: nun­ca can­sa. Y un due­lo en el que di­fí­cil­men­te Ba­rça y Ma­drid ate­rri­zan por la mis­ma pis­ta. Tam­po­co es­ta vez. Los de Zi­da­ne es­tán en mar­cha y los de Val­ver­de arran­can­do.

El pri­mer acier­to del re­cién lle­ga­do Val­ver­de ha si­do des­en­gan­char el cam­po del pal­co. La com­pe­ti­ción, ins­ta­la­da en el úl­ti­mo es­ca­lón de las ofi­cia­les, tie­ne en el Ba­rça un ai­re ple­bis­ci­ta­rio. Hay un re­pro­che ge­ne­ral a la in­gra­ti­tud de Ney­mar y tam­bién a la fal­ta de agu­de­za visual de su jun­ta di­rec­ti­va en el ca­so, por inac­ción ante el pro­ble­ma. Una co­rrien­te de opi­nión ma­yo­ri­ta­ria sos­tie­ne que el club de­bió an­ti­ci­par los fi­cha­jes de Pau­lin­ho, Cou­tin­ho y Dem­bé­lé al pri­mer in­di­cio de la fu­ga de Ney­mar, cuan­do la in­dus­tria aún no sa­bía que había 222 millones en ca­ja. Aho­ra se ha­bla de un acuer­do por Pau­lin­ho por 40 millones, exac­ta­men­te la mis­ma can­ti­dad que el Ba­rça se ne­gó a pa­gar al ini­cio de las ne­go­cia­cio­nes. Y Dem­bé­lé y Cou­tin­ho aca­ba­rán cos­tan­do más de 100 millones, el do­ble que ha­ce un mes.

Así que hoy, con una ten­ta­ti­va de mo­ción de cen­su­ra del opo­si­tor Be­ne­di­to, pa­sa exa­men Bar­to­meu, muy fa­vo­re­ci­do por el ve­rano: es par­ti­do pa­ra la tu­ris­mo­fi­lia en tiem­pos de tu­ris­mo­fo­bia. Es­tán ago­ta­das las en­tra­das más ba­ra­tas (97 eu­ros) y que­dan de las ca­ras (has­ta 259 eu­ros). Y se es­pe­ra al afi­cio­na­do oca­sio­nal que apro­ve­cha el Clá­si­co co­mo una atrac­ción más de sus va­ca­cio­nes.

El equi­po, en cam­bio, ha es­ca­pa­do has­ta aho­ra sin da­ños del Ca­so Ney­mar, cu­yo úl­ti­mo ca­pí­tu­lo fue des­cri­to ayer por Pi­qué, con la con­fe­sión pú­bli­ca de que su ‘Se que­da’ no fue más que una ar­gu­men­to/ men­ti­ri­ji­lla de pre­sión cuan­do era se­gu­ro el ‘Se va’. Una mues­tra más de que es­ta­mos ante un cen­tral pre­si­den­cia­ble.

Val­ver­de, que le ha ga­na­do cinco de 20 par­ti­dos al Ma­drid (cua­tro con el Ath­le­tic y una con el Espanyol), le ha ofre­ci­do al so­cio ga­ran­tías de un re­gre­so al me­jor pa­sa­do. Un

Ma­drid Ko­va­cic pue­de su­plir a Mo­dric y sen­tar a Is­co o a uno de la bbC

Bar­ce­lo­na Deu­lo­feu re­le­va­rá a Ney­mar y Val­ver­de se re­fu­gia­rá en Mes­si

relanzamiento de la pre­sión ade­lan­ta­da pa­ra ro­bar la pe­lo­ta muy cer­ca del cam­po ad­ver­sa­rio y un me­jor jue­go po­si­cio­nal. “El Ba­rça se había dor­mi­do. Hay que po­ten­ciar el mo­de­lo de jue­go y la can­te­ra. Es­ta­mos vol­vien­do a la or­to­do­xia”, ce­le­bró Xa­vi en una en­tre­vis­ta a ‘The Tac­ti­cal Room’. En la em­pre­sa han co­la­bo­ra­do un Mes­si en to­do su es­plen­dor y los re­sul­ta­dos: cua­tro vic­to­rias y un em­pa­te has­ta aho­ra. Deu­lo­feu, re­ani­ma­do por el Gam­per, de­be lle­nar el va­cío de Ney­mar has­ta que lle­guen los re­fuer­zos y Aleix Vidal se­gui­rá co­mo lateral de­re­cho por­que Val­ver­de no ve ahí a Ser­gi Ro­ber­to.

Al Ma­drid le bas­tó su úni­ca vic­to­ria del ve­rano pa­ra con­quis­tar un tí­tu­lo y lle­ga en re­la­ti­va paz con­si­go mis­mo, más tras la re­no­va­ción de Zi­da­ne anun­cia­da por AS y con­fir­ma­da por el téc­ni­co. Los seis tí­tu­los con­ti­núan a su al­can­ce, ha com­pra­do fut­bo­lis­tas de fu­tu­ro, ha ven­di­do ca­ro, ha se­da­do el Ca­so Cris­tiano y lle­va con dis­cre­ción sus con­ver­sa­cio­nes por Mbap­pé. Pe­ro ni si­quie­ra el éxi­to con­ti­nua­do apa­ga el de­ba­te re­cu­rren­te sobre los be­ne­fi­cios y las con­tra­in­di­ca­cio­nes de la bbC.

El asun­to vuelve a ser cen­tral es­te Clá­si­co, más con la au­sen­cia por una con­de­na de ha­ce tres años a Mo­dric, su ar­ma­dor más repu­tado. Por ahí, por el cen­tro del cam­po, le qui­tó el Ma­drid el bas­tón de man­do al Ba­rça. Las reite­ra­das au­sen­cias de Ba­le con­vir­tie­ron la ne­ce­si­dad en vir­tud. El Ma­drid ju­gó me­jor con cua­tro cen­tro­cam­pis­tas, pe­ro cuan­do el tri­den­te ha es­ta­do al com­ple­to Zi­da­ne ha prac­ti­ca­do el con­tor­sio­nis­mo de man­te­ner­lo pa­ra no que­bran­tar el va­lor eco­ló­gi­co del ves­tua­rio.

Hoy tie­ne a los tres y nin­guno es­tá en ple­ni­tud. Ba­le y Ben­ze­ma no han mar­ca­do un so­lo gol en la pre­tem­po­ra­da, Cris­tiano lle­va só­lo una se­ma­na tra­ba­jan­do. E Is­co ha ido cre­cien­do has­ta re­ci­bir tra­ta­mien­to de al­te­za. Sin em­bar­go, pa­re­ce po­co pro­ba­ble la ali­nea­ción del cuar­te­to. Los in­di­cios apun­tan a que se­rá Ko­va­cic, un ju­ga­dor con más vuel­ta, quien su­pla a Mo­dric. Y que qui­zá Cris­tiano, Ben­ze­ma o Ba­le co­mien­cen en el ban­qui­llo. Tam­po­co se des­car­ta al­gún re­to­que más te­nien­do en cuen­ta que el Ma­drid ju­gó a to­do gas ante el Uni­ted.

La úl­ti­ma re­fe­ren­cia es el amis­to­so de Mia­mi, con vic­to­ria blau­gra­na en me­dio de un ti­ro­teo a la ame­ri­ca­na. Un par­ti­do al gus­to de ese pú­bli­co, un em­pa­cho de show­ti­me que no se re­pe­ti­rá hoy. O qui­zá sí.

Di­vi­sión La Su­per­co­pa mar­ca­rá la mo­ción de cen­su­ra a Bar­to­meu

PRE­PA­RA­DO. Cris­tiano, en el en­tre­na­mien­to de ayer en Val­de­be­bas jun­to a Ben­ze­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.