Seis Su­per­co­pas Ma­drid-Bar­ca: cinco triun­fos blan­cos

El cam­peón de Li­ga ha ga­na­do el tí­tu­lo en ocho de las úl­ti­mas nue­ve edi­cio­nes

AS (Las Palmas) - - Barcelona-real Madrid -

Hoy arran­ca la fi­nal nú­me­ro 32 de la Su­per­co­pa de Es­pa­ña y el 65% de las ve­ces la ga­nó el que com­pa­re­cía co­mo cam­peón de Li­ga. Pe­ro el Ba­rça pue­de te­ner una ven­ta­ja, al Ma­drid se le da mal ac­tuar co­mo vi­si­tan­te: en 13 par­ti­dos le­jos de Cha­mar­tín, só­lo ga­nó uno... pe­ro fue en el Camp Nou.

El ori­gen. La Su­per­co­pa de Es­pa­ña, tal y co­mo la co­no­ce­mos hoy, se dis­pu­tó por pri­me­ra vez en 1982 y en­fren­tó a la Real So­cie­dad (cam­peón de la Li­ga 81-82) y al Ma­drid (cam­peón de la Co­pa del Rey 81-82). El tro­feo tie­ne sus orí­ge­nes en la Co­pa Eva Duar­te, or­ga­ni­za­da y ofi­cia­li­za­da por la RFEF en­tre 1947 y 1952. An­te­rior­men­te a la Co­pa Eva Duar­te se dispu­taron dos tor­neos si­mi­la­res, pe­ro no ofi­cia­les: la Co­pa de Cam­peo­nes (de ca­rác­ter amis­to­so y ga­na­da por el Atlé­ti­co ante el Espanyol, en 1940) y la Co­pa de Oro Ar­gen­ti­na (or­ga­ni­za­da por la Fe­de­ra­ción Ca­ta­la­na de Fút­bol, de ca­rác­ter be­né­fi­co y ga­na­da por el Bar­ce­lo­na fren­te al Ath­le­tic, en 1945).

Fi­nal nú­me­ro 32. Hoy arran­ca la fi­nal 32 de la Su­per­co­pa de Es­pa­ña en su for­ma­to mo­derno, ha­bi­da cuen­ta de que en 1984 y 1989 no fue ne­ce­sa­ria la dispu­ta de par­ti­do al­guno, al lo­grar sen­dos do­ble­tes Li­ga-Co­pa, el Ath­le­tic y el Ma­drid, res­pec­ti­va­men­te. Del mis­mo mo­do, en las edi­cio­nes de 1986 y 1987, que de­be­rían ha­ber en­fren­ta­do al Ma­drid y al Za­ra­go­za, y al Ma­drid y la Real So­cie­dad, tam­po­co se ju­ga­ron los par­ti­dos por pro­ble­mas de fe­chas y, en esas oca­sio­nes, el tí­tu­lo que­dó va­can­te. Los 33 tí­tu­los de la Su­per­co­pa de Es­pa­ña se re­par­ten en­tre Bar­ce­lo­na (12), Real Ma­drid (9), De­por­ti­vo (3), Atlé­ti­co (2), Ath­le­tic (2), Za­ra­go­za (1), Ma­llor­ca (1), Real So­cie­dad (1), Se­vi­lla (1) y Va­len­cia (1).

Quién la ga­na. En las 31 fi­na­les ju­ga­das has­ta la fe­cha, el con­jun­to que com­pa­re­cía co­mo vi­gen­te cam­peón de Li­ga se lle­vó el tí­tu­lo en 20 oca­sio­nes (el 65 por cien­to), in­clu­yen­do ocho de las nue­ve más re­cien­tes. El Ma­drid ha ju­ga­do el tor­neo co­mo cam­peón de Li­ga en nue­ve oca­sio­nes y ga­nó sie­te de ellas (fa­lló ante el De­por­ti­vo en 1995 y ante el Se­vi­lla en 2007). Por su par­te, el Bar­ce­lo­na ha ju­ga­do seis ve­ces el tor­neo con­tra el cam­peón de Li­ga y só­lo lo­gró le­van­tar dos tí­tu­los (en 1983 con­tra el Ath­le­tic y en 1996 fren­te al Atlé­ti­co).

Sép­ti­mo Clá­si­co. Ma­drid y Ba­rça se en­fren­ta­rán por sép­ti­ma oca­sión en la Su­per­co­pa de Es­pa­ña y has­ta el mo­men­to el ba­lan­ce es muy fa­vo­ra­ble a los blan­cos, que se lle­va­ron el tí­tu­lo en cinco de esos seis pre­ce­den­tes (el Bar­ce­lo­na úni­ca­men­te ga­nó el tor­neo con­tra su eterno ri­val en el año 2011). En las cua­tro oca­sio­nes en las que el Ma­drid ju­gó el tor­neo co­mo vi­gen­te cam­peón de Li­ga y el Bar­ce­lo­na co­mo cam­peón de Co­pa, el tí­tu­lo fue pa­ra los me­ren­gues (1988, 1990, 1997 y 2012).

A do­ble par­ti­do. Ma­drid y Ba­rça se han en­fren­ta­do en 25 eli­mi­na­to­rias a do­ble par­ti­do (12 en Co­pa, cua­tro en Co­pa de Eu­ro­pa, seis en Su­per­co­pa de Es­pa­ña y tres en Co­pa de la Li­ga). El ba­lan­ce fa­vo­re­ce, de mo­men­to, al Ma­drid, que de­rro­tó al con­jun­to azul­gra­na en 14 pre­ce­den­tes y fue eli­mi­na­do en los 11 res­tan­tes. El Ma­drid ha ini­cia­do nue­ve eli­mi­na­to­rias a do­ble par­ti­do ante el Bar­ce­lo­na fue­ra de ca­sa. Su­peró a su ri­val en sie­te (78%) y ca­yó só­lo en dos oca­sio­nes (Co­pa de la Li­ga de 1986 y Co­pa del Rey 96-97).

La ida. Ga­nar el pri­mer par­ti­do tie­ne una im­por­tan­cia ca­pi­tal en los Clá­si­cos a do­ble vuel­ta, sobre to­do si el que ga­na ese due­lo ini­cial es el Ma­drid. El equi­po que lo con­si­guió se lle­vó la eli­mi­na­to­ria en 11 de 16 ca­sos po­si­bles (69%). Las úni­cas cinco ex­cep­cio­nes se die­ron en 1916, 1943, 1954 y 1962, en la Co­pa y en 1997 en la Su­per­co­pa. No obs­tan­te, el Bar­ce­lo­na só­lo pro­ta­go­ni­zó una de esas cinco re­mon­ta­das (la de la Co­pa de 1954), mien­tras que las otras cua­tro co­rres­pon­die­ron to­das al Ma­drid.

Ba­lan­ce. El fac­tor lo­cal y vi­si­tan­te. El Ma­drid só­lo ha ga­na­do uno de sus 13 par­ti­dos fue­ra de ca­sa en la Su­per­co­pa de Es­pa­ña (0-1 y pre­ci­sa­men­te en el

Camp Nou, el 5 de diciembre de 1990). En los 12 en­cuen­tros res­tan­tes co­mo vi­si­tan­te en el tor­neo, a los blan­cos le fue peor: su­ma­ron dos em­pa­tes y diez de­rro­tas. Por su par­te, el Bar­ce­lo­na ha su­ma­do 11 vic­to­rias, cinco em­pa­tes y cinco de­rro­tas en sus 21 par­ti­dos de Su­per­co­pa de Es­pa­ña co­mo lo­cal (20 fue­ron en el Camp Nou y uno en Mont­juic).

CRIS­TIANO, VI­TAL. En la de 2012, el crack hi­zo el 2-0 en la vuel­ta y el Ma­drid aca­bó ga­nan­do el tí­tu­lo.

EL ÚL­TI­MO. El an­te­rior Clá­si­co de Su­per­co­pa en el Camp Nou fue el 23 de agos­to de 2012 y el Ba­rça ga­nó (3-2), aun­que el Ma­drid re­mon­ta­ría des­pués en el Ber­na­béu (2-1).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.