Usain Bolt se des­pi­dió de Lon­dres a rit­mo de reg­gae

Le­sio­na­do en 4x100, dio una vuel­ta de ho­nor al cie­rre de los Mun­dia­les

AS (Las Palmas) - - Más Motor - JUAN­MA BELLÓN

La mú­si­ca que le va a Usain Bolt es el reg­gae. Tranquila, pe­ro que a la vez da ga­nas de mo­ver­se con buen

fee­ling. Es­ti­lo Ja­mai­ca. Por eso, el im­pe­ca­ble DJ del Es­ta­dio Olím­pi­co pin­chó Reg­gae Night de Jimmy Cliff y Jam­ming de Bob Mar­ley pa­ra des­pe­dir al Re­lám­pa­go. Buen ro­llo. Usain, la eter­na son­ri­sa, no se po­día ir en­tre som­bras y una le­sión. Te­nía que mar­char­se con una fies­ta, que co­men­zó cuan­do aca­ba­ron to­das las prue­bas. No se mo­vió na­die. Era el mo­men­to fi­nal de Bolt y la gen­te bai­la­ba los te­ma­zos mien­tras Usain de­cía adiós con cal­ma. Pu­ro reg­gae. Pu­ro Bolt. Con un

Re­lám­pa­go en la me­ta.

Con 14 me­da­llas en Mun­dia­les, los im­po­si­bles ré­cords pla­ne­ta­rios de 100 (9.58) y 200 (19.19) y el shock uni­ver­sal de su ti­rón en el is­quio iz­quier­do to­da­vía fres­co, Bolt, de 30 años, aca­bó su pau­sa­da, triun­fal y jus­ta vuel­ta. “Mu­chí­si­mas gra­cias a mis fans, he sen­ti­do un ca­lor in­men­so to­dos es­tos años y en es­tos días di­fí­ci­les”, de­cía Bolt a pie de pis­ta. Ova­ción ce­rra­da.

Lle­gó a la sa­la de pren­sa. Pre­gun­ta: “¿Vien­do có­mo le han ido es­tos Mun­dia­les, en los que fue bron­ce en 100 y se fas­ti­dió en re­le­vos, cree que se ha­bría te­ni­do que re­ti­rar des­pués de los Jue­gos de Río?”. Res­pues­ta: “Si­guien­te pre­gun­ta, no me ma­cha­ques, por fa­vor. Co­rrer el re­le­vo era un de­ber”. Bolt pre­fe­ría ha­blar de lo que iba a ha­cer por la no­che: “Me iré de fies­ta, a to­mar al­go, han si­do unos Mun­dia­les de­ma­sia­do es­tre­san­tes”.

Bolt pen­só que lle­ga­ría en for­ma co­mo siem­pre, nun­ca ha­bía fa­lla­do, pe­ro la muer­te de su ami­go Ger­mai­ne Ma­son en ma­yo que le tu­vo tres se­ma­nas sin en­tre­nar­se, la edad, su lon­ge­vi­dad de­por­ti­va... de­ter­mi­na­ron que Bolt ya no es­ta­ba pa­ra rei­nar. “Es la vi­da, pe­ro se­gui­rá sien­do siem­pre el me­jor pa­ra no­so­tros”, re­la­tan los en­tu­sias­tas pe­rio­dis­tas y afi­cio­na­dos ja­mai­ca­nos.

Si ha­bía al­gu­na du­da de si es­te Cam­peo­na­to le ha­ría vol­ver, Bolt la sol­ven­tó. “No ten­go pla­nes de co­rrer más en es­te 2017, ni de vol­ver al de­por­te”, con­ta­ba el Re­lám­pa­go, que fue pre­gun­ta­do sobre si que­ría ser fut­bo­lis­ta: “No lo sé, me gus­ta­ría pro­bar”.

Bolt si di­jo que en el fu­tu­ro le gus­ta­ría es­tar vin­cu­la­do al atle­tis­mo: “Ya le he di­cho en mu­chas oca­sio­nes a Se­bas­tian Coe que es­ta­ré ahí pa­ra lo que ne­ce­si­te”. ¿Y ser co­men­ta­ris­ta? “No, eso no, no se­ría ca­paz de es­tar cua­tro ho­ras sen­ta­do en una si­lla”. El pre­fie­re se­guir son­rien­do, bai­lar a rit­mo de reg­gae, la mú­si­ca de la que Bob Mar­ley es la gran in­sig­nia. De Ja­mai­ca co­mo Bolt, que pa­ra mu­chos ya ha su­pe­ra­do a Mar­ley en el lis­ta­do de hé­roes del país. De Lon­dres se va to­ca­do, pe­ro el Re­lám­pa­go es le­yen­da.

Re­ti­ra­da

“¿Que me ten­dría que ha­ber re­ti­ra­do en Río? No me ma­cha­ques”

Re­la­ja­ción

“Me iré de fies­ta, a to­mar al­go, han si­do unos Mun­dia­les muy es­tre­san­tes”

Fu­tu­ro

“Ayu­da­ré a Coe en lo que me di­ga; no me veo de co­men­ta­ris­ta”

HO­ME­NA­JE. Usain Bolt dio una vuel­ta de ho­nor en el re­ple­to Es­ta­dio Olím­pi­co de Lon­dres, don­de re­ci­bió los aplau­sos y el ca­ri­ño de los es­pec­ta­do­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.